El asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, defensor declarado y apologista de la Hermandad Musulmana ocurrido el 2 de octubre, 2018 y el respaldo otorgado por el diario El Washington Post a esta postura[1] – promovido principalmente por el reportero de asuntos externos Ishaan Tharoor, quien presenta la destacada columna del diario Visión Mundial del Día, junto al consejo consultivo editorial – plantea nuevamente el tema de si la Hermandad Musulmana es creyente de la democracia y la libertad de expresión.

En una columna de agosto del 2018 en el Washington Post, Khashoggi escribió: “La erradicación de la Hermandad Musulmana no es más que una abolición de la democracia y una garantía de que los árabes continuarán viviendo bajo regímenes autoritarios y corruptos”.[2] Esta enfática afirmación debe ser examinada muy de cerca, ante su ideología y su implementación en Egipto durante la presidencia de Mohamed Morsi.

ha analizado ambos en profundidad. Los informes de enumerados a continuación explican todo este tema y muestran cómo la ideología de la Hermandad Musulmana es antitética a la democracia y a la libertad de expresión:

De hecho, no es suficiente examinar solo la era Morsi en Egipto. También es necesario observar el movimiento de la Hermandad Musulmana tunecina, Ennahda, que se encuentra fuertemente influenciado por su líder Rashed Ghannoushi y que intenta adaptarse a la democracia. También están la Hermandad Musulmana turca y el Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) y su líder, el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan; estos hacen retroceder con mucho éxito al país varios siglos atrás hacia un gobierno autoritario islámico.

*Yigal Carmon es Presidente de MEMRI.

 


[1] La representación que realiza el diario El Washington Post de la Hermandad Musulmana, que prioriza sus convicciones políticas por encima de su profesionalismo periodístico, efectivamente le otorga al movimiento una referencia de carácter. Tharoor ha acusado a la administración Obama de no haber defendido a la Hermandad Musulmana “sin importar cuán buena es su fe democrática”. (Washingtonpost.com/news/worldviews/wp/2018/07/30/trump-carries-on-us-tradition-by-coddling-egypts-strongman/?utm_term=.b9044dc2c1b2, 30 de julio, 2018).

También arremetió contra la administración Trump por considerar una orden ejecutiva que designa a la Hermandad Musulmana y al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) como organizaciones terroristas. Tharoor informó a sus lectores que las sospechas respecto a la Hermandad Musulmana pertenece a las teorías de conspiración del ex-estratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon y sus colegas y argumentó, curiosamente, que designar a la Hermandad Musulmana como una organización terrorista era peligroso porque esto “arrojaría una nube sobre varias organizaciones benéficas y organizaciones de derechos civiles que tienen su sede en los Estados Unidos con vínculos indirectos a grupos relacionados con la Hermandad Musulmana en el extranjero”, es decir, la Hermandad Musulmana no debería ser designada para mantener así la respetabilidad de sus afiliados en los Estados Unidos. (Washingtonpost.com/news/worldviews/wp/2017/02/10/why-listing-the-muslim-brotherhood-as-a-terror-group-is-a-bad-idea/?utm_term=.7686f841ae21, 10 de febrero, 2017).

Tharoor también se opuso a la nominación de Mike Pompeo como Secretario de Estado porque, como congresista patrocinó la legislación para designar a la Hermandad Musulmana como una organización terrorista, e insinuó que al hacerlo Pompeo revelaba su propia islamofóbia. (Washingtonpost.com/news/worldviews/wp/2018/04/12/trumps-would-be-secretary-of-state-has-an-islamophobia-problem/?utm_term=.549ca856a38a, 12 de abril, 2018).

El Washington Post también expresó la idea de que la oposición de Pompeo a la Hermandad Musulmana lo descalificaba para el cargo con la publicación de una columna sobre el tema por su columnista en el tema de la religión Michelle Boorstein (Washingtonpost.com/news/acts-of-faith/wp/2018/03/13/sweeping-comments-by-trumps-state-dept-pick-about-islam-have-worried-muslim-advocates/?utm_term=.e6a7a4e9db3d, 3 de marzo, 2018).

Todas estas opiniones también fueron expresadas por varios escritores en el portal de opinión del diario. Por ejemplo, a Abdullah, hijo de Mohamed Morsi, se le ofreció la oportunidad en la página de opinión del diario de acusar a los políticos en Occidente para que acepten “la narrativa alarmista de que la Hermandad Musulmana posee una agenda oculta” (Washingtonpost.com/news/democracy-post/wp/2018/23/03/my-father-was-president-of-egypt-now-hes-in-solitary-confinement/?utm_term=.8dbff95490ab, 23 de marzo de 2018).

También en el Washington Post, Mark Lynch cuestionó la idea de que la Hermandad Musulmana sea una organización terrorista, calificándola de “apagafuegos contra el extremismo”. (Washingtonpost.com/news/monkey-cage/wp/2016/03/07/is-the-muslim-brotherhood-a-terrorist-organization-or-a-firewall-against-violent-extremism/?utm_term=.84545c8c381e, 7 de marzo de 2016).

Se justifica que El Washington Post publique artículos favorables a la Hermandad Musulmana siempre y cuando también publique artículos que muestren su lado oscuro; esto no se ha hecho desde el 2013, cuando Tharoor comenzó a escribir sobre temas externos para el diario; antes de ello, Max Fisher, quien escribía un blog sobre temas de política exterior para el diario, lo hizo. El Washington Post afirma correctamente que “la democracia muere en la oscuridad”; su representación parcializada de la Hermandad Musulmana es una traición a esta consigna.

[2] Washingtonpost.com/news/global-opinions/wp/2018/08/28/the-us-is-wrong-about-the-muslim-brotherhood-and-the-arab-world-is-suffering-for-it/?utm_term=.e50ffd28e0ff, 28 de agosto, 2018.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorL’ancien ministre koweïtien Sami Al-Nesf défend l’ « Accord du siècle » : la cause palestinienne est celle des occasions manquées
Artículo siguienteLos Djudyos De Polonya (4)