Diario Judío México - El 8 de mayo, 2019 en un discurso transmitido por IRINN TV, el Presidente iraní Hassan Rouhani, anunció que, de acuerdo a la decisión del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, este le envió cartas a los líderes de los cinco países que permanecen en el acuerdo PIDAC (Francia, Alemania, Gran Bretaña, China y Rusia) notificando que Irán dejará de vender su excedente de agua pesada y de uranio enriquecido en exceso a «determinado país» en un gesto diseñado para permitir que los 5 países entren en negociaciones con Irán en torno al tema del petróleo y la banca. Explicó que Irán ha estado vendiendo su excedente de agua pesada calculado en más de 130 toneladas a un «país determinado» y que cualquier uranio enriquecido que supere los 300kg ha sido vendido a un «país determinado» a cambio del pastel amarillo nuclear. Rouhani declaró que si no se llega a un acuerdo dentro de los 60 días, Irán ya no cumplirá con el límite de enriquecimiento acorado en el PIDAC del 3.67% y reanudará la construcción del reactor de agua pesada en Arak de acuerdo a los planes anteriores de construcción al acuerdo PIDAC.

Rouhani también anunció que habrá una extensión adicional de 60 días durante esta segunda fase, después de la cual se tomarán otras medidas. Rouhani dijo que las cartas advirtieron que si los 5 países se les ocurre enviar el expediente al Consejo de Seguridad, se enfrentarán a una «medida muy decisiva», que será explicada más adelante en las cartas. Luego les recordó a los amigos de Irán que si Irán no hubiese «desempeñado su papel», los terroristas caminarían por las capitales europeas, los inmigrantes habrían inundado Europa y grandes cantidades de drogas pasarían por Europa. El acuerdo PIDAC, según Rouhani, había sido un acuerdo donde todos ganaban, pero si este se transformaba en un acuerdo de ganar-perder, como desean los Estados Unidos, Irán procederá a convertirlo en un acuerdo donde todos perderán.[1]

Andrey Kortunov, director general del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, comentó que el ultimátum al período de 60 días muestra que Irán no considera los esfuerzos de Francia, Alemania y Gran Bretaña en crear mecanismos de comercio separados suficientes como para cumplir con las condiciones del acuerdo PIDAC. «Dado que es obvio que para Rusia y China, las sanciones impuestas por los Estados Unidos no son tan importantes ni fundamentales, la pelota se la están lanzando a los europeos», escribió Kortunov.

En cuanto a la posible contribución de Rusia, Kortunov destacó que Moscú Rusia puede hacer mucho a nivel político, pero al mismo tiempo no puede afectar significativamente la situación económica en Irán y por lo tanto, no puede reemplazar a Europa como posible motor de desarrollo en la economía de Irán.

A continuación se muestra el artículo de Kortunov:[2]

(Fuente: .org)

Dado que es obvio que para Rusia y China, las sanciones estadounidenses no son tan importantes ni fundamentales, la pelota se la están lanzando a los europeos

«La decisión de Irán ahora parece ser en gran medida algo forzada. Según el acuerdo original, Irán tenía el derecho no solo de almacenar reservas de uranio enriquecido y de agua pesada, sino también vender su excedente en el mercado internacional. Sin embargo, ahora, dadas las sanciones impuestas por los estadounidenses, Irán ha perdido esta oportunidad y se enfrenta a un dilema desagradable: ya sea detener el programa de enriquecimiento o superar los límites establecidos en el acuerdo PIDAC del 2015. Naturalmente, Irán prefiere seguir el segundo camino refiriéndose al hecho de que, debido a las sanciones, no tiene la capacidad técnica para cumplir con esta parte del acuerdo. Por lo tanto, la última declaración de Irán no debería tomarse como demasiado dramatizada.

«En cuanto al período de 60 días, este es un ultimátum mucho más serio, dirigido principalmente a las partes europeas en del acuerdo. A partir de ahí, podemos concluir que Irán no considera que sus esfuerzos crean mecanismos de comercio separados suficientes como para cumplir con las condiciones del acuerdo PIDAC. Dado que es obvio que para Rusia y China las sanciones estadounidenses son tan importantes y fundamentales, la pelota se la están lanzando a los europeos. Es un llamado a mostrar más energía y de alguna manera garantizar que las empresas europeas no cumplan con las sanciones unilaterales estadounidenses. Lograr esto, por razones obvias, es muy difícil, ya que nadie desea ser objeto de demandas y multas multimillonarias por participar en la cooperación económica con Irán.

«Este es el resultado que el gobierno de Trump espera realmente lograr: la retirada de Irán del acuerdo aliviará las tensiones en las relaciones entre Estados Unidos y Europa y confirmará los temores de Estados Unidos de que Irán no es sincero y no tiene ninguna intención de cumplir con los términos del acuerdo. Más aun, le proveerá a los Estados Unidos motivos formales para trasladar el tema al Consejo de Seguridad de la ONU y exigir el restablecimiento de las sanciones a nivel de la comunidad internacional, tal como existía antes del 2015. Por lo tanto, el problema aquí es hasta qué punto es posible que el liderazgo iraní muestre suficiente moderación y disposición para continuar con la implementación de las principales disposiciones del acuerdo PIDAC, a pesar del incremento en las presiones por parte de los estadounidenses.

«Si hablamos sobre si es posible salvar el acuerdo, esto es principalmente una pregunta que Europa tiene que responder. Irán tiene alguna idea sobre qué esperar de Rusia y China, incluso si el acuerdo fracasa. La postura de los países europeos, de los cuales Irán espera un incremento en el volumen comercial, inversión e intercambio tecnológico, parece más bien bilateral, porque no quieren pelearse con los Estados Unidos y sus negocios no quieren perder este gran mercado. Los europeos pudieran acelerar el establecimiento de mecanismos alternos de liquidación financiera que apartaría a las empresas de las sanciones impuestas por los estadounidenses o tomar otros pasos hacia Teherán.

«En general, la tarea de la comunidad internacional es encontrar un lugar digno para Irán dentro del sistema de seguridad de la región, a modo que pueda actuar como parte interesada y no como un arruinador por excelencia. Se trata del comportamiento de Irán en la región, lo que plantea preguntas por parte de sus vecinos árabes sunitas, por no mencionar a . La solución a esta formidable tarea requerirá mucho tiempo, la construcción gradual de la confianza, una reducción en la retórica hostil, contactos entre militares, negativas a interferir en los asuntos internos de otros países, un acuerdo al estado de las fuerzas armadas extranjeras en Siria y medidas similares. Ahora bien, sin embargo, este proceso no solo es difícil sino que también se ha paralizado efectivamente debido a la presión que ejercen los Estados Unidos. Aun así el ‘método de la ‘vara y la zanahoria’ no puede resolver tal problema.

«En cuanto a la posible contribución de Rusia, este no puede afectar significativamente la situación económica en Irán: si uno observa el comercio total e inversión entre los dos países, no es muy significativo. Rusia puede bloquear las resoluciones que Estados Unidos pueda imponer en el Consejo de Seguridad de la ONU y en cierta medida, actuar como mediador entre Irán y sus oponentes en la región, tales como Arabia Saudita. Por ejemplo, se cree que Rusia desempeñó un papel importante en la conexión iraní con el acuerdo de la OPEP+, que restringió El suministro de petróleo a los mercados mundiales. Hipotéticamente, podemos incluso suponer que Rusia, como país con buenas relaciones tanto con Irán como con , pudiera muy bien ayudar a aliviar las tensiones y aumentar la previsibilidad en estas relaciones tan complejas y dolorosas. En otras palabras, Rusia puede hacer bastante a nivel político, pero no puede reemplazar a Europa como posible motor del desarrollo económico y social de Irán».


[1] Véase la serie de Despacho Especial No. 8055 – Presidente iraní Rouhani: Irán cesa venta de excedentes de uranio enriquecido y de agua pesada; no puede permitirse detener a que inmigrantes inunden Europa, 8 de mayo, 2019.

[2] Valdaiclub.com, 13 de mayo, 2019.