Diario Judío México - El experto ruso en el tema del Gevorg Mirzayan, escribió un artículo en el diario ruso en la red pro-Kremlin Vzglyad, titulado «Por qué Rusia entrega a Irán», en referencia a las consecuencias que saldrán de la próxima reunión trilateral entre Estados Unidos, Rusia e en Jerusalén, que se espera se centre sobre el papel de Irán en la región del .[1]

Según Mirzayan, sería un error para Rusia retirarse al bando anti-Irán y «descartar» a Teherán, ya que no está muy claro que es lo que ofrecerá Washington. Sin embargo, el experto ruso destacó que Irán no es un país aliado de Rusia, sino un socio importante, por lo que el Kremlin no tiene por que proteger los intereses de Irán.

Sin embargo, Mirzayan declaró que sería un error para Rusia rechazar la solicitud de misiles S-400 hecha de Irán por razones políticas. Según Mizayan, tal decisión perjudicaría la imagen de Moscú como proveedor de armas confiable y complicaría la finalización de la operación militar rusa en .

Vale la pena señalar que a finales de mayo Bloomberg informó que Moscú se negó a venderle a Irán sus sistemas S-400. Sin embargo, el vice-primer ministro ruso Yury Borisov dijo que Rusia no ha recibido ninguna solicitud de Irán para la entrega de sus sistemas de defensa aérea S-400. «Que sigan difundiendo [noticias falsas]» dijo Borisov, comentando el artículo de Bloomberg.[2] El portavoz de la cancillería de Irán Abbas Mousavi también dijo: «No hemos solicitado a Rusia que nos venda sistemas de defensa aérea S-400. Actualmente sentimos que no necesitemos estos tipos de sistemas».[3]

Debajo se muestra el artículo de Mirzayan:[4]

(Fuente: Kremlin.ru)

Gevorg Mirzayan (Fuente: Sputnik.by)

Irán no es un aliado de Rusia, es solo un socio importante

«… Si la información respecto al acuerdo es confiable o semi-confiable (por ejemplo, Moscú simplemente detuvo temporalmente la entrega de los misiles S-400 a Irán y tiene la intención de discutir el tema durante la reunión), entonces este cambio es un error muy grave. La única razón por la que se abandona la entrega de los sistemas S-400 es la negativa de Irán a pagar en divisas (lo cual no es creíble, considerando la importancia que Teherán le otorga a la compra del sistema). Todas las demás razones en la palestra son solo excusas…

«Puede que hayan varios motivos [por la disponibilidad de Rusia]. Primero, Rusia y los Estados Unidos finalmente concluyeron un ‘gran acuerdo’: Rusia ayuda a los estadounidenses a resolver su mayor problema (contener a Irán y ‘ponerlo en su lugar’), Estados Unidos responde al dejar de crear problemas para Rusia en su expansión post-soviética. Al final, esta esfera es mucho más importante para Moscú que para el .

«En segundo lugar, Moscú ha decidido retirarse por sí mismo y mantenerse fuera del conflicto entre Estados Unidos e Irán, lo que puede resultar en una guerra a gran escala. Irán no es un país aliado de Rusia (es solo un socio importante), por lo que el Kremlin no tiene que proteger a los iraníes de la forma en que protegen a Abjazia o Bielorrusia. Los iraníes no han hecho nada para ganarse la lealtad de Moscú, es suficiente recordar que, después de que se levantaron las sanciones contra Irán, Irán firmó contratos multimillonarios no con Rusia sino con las compañías europeas.

«Tercero, a Moscú se le podría haber ofrecido una alternativa, digamos Arabia Saudita, por ejemplo, le ofreció contratos e inversiones a cambio de la negativa [de Moscú] de suministrarle a Irán los misiles S-400 y cambiar la postura rusa hacia la República Islámica. Las relaciones internacionales son un negocio, no es nada personal.

Para Moscú, traicionar a Irán complicará seriamente la finalización de la operación

«Sin embargo, precisamente porque son negocios, Rusia no debe abandonar la entrega de los misiles S-400 debido a razones políticas. En primer lugar, porque daña y perjudica la imagen de Moscú como proveedor [confiable] de armas. Rusia ha admitido que la decisión de no suministrar los S-300 en el año 2010 fue un gran error, por lo que Moscú no deseaba cometer el mismo error dos veces. Especialmente ahora que Estados Unidos decidió no llevar a cabo sus contratos de armas por motivos políticos (cuenten la historia del avión F-35 a los turcos) – en consecuencia, existe una creciente demanda internacional de proveedores de armas confiables, que cumplen sus compromisos honorablemente.

«Además, para Moscú, traicionar a Irán (es imposible denominar el abandono de las entregas de los misiles S-400 con cualquier otro nombre) complicará seriamente la finalización de la operación . Rusia no estaba satisfecha con la victoria militar sobre el EIIS, este deseaba lograr un triunfo político, es decir reconciliar a Assad con la oposición y restaurar la integridad territorial de . El dividendo para este tipo de victoria es mucho mayor que el de uno militar, pero el precio del fracaso también es más alto sin la cooperación efectiva de Irán (siendo este el principal actor externo en ), Moscú no puede contar con la victoria de ese tipo en .

«Finalmente, ‘vender’ a Irán será un error, ya que no existe ninguna garantía de que el pago será recibido. Cualquier concesión hecha por Trump en el espacio de la antigua Unión Soviética puede ser bloqueada por el Congreso, mientras que todas las bonificaciones de Arabia Saudita serán revisadas «a solicitud de los Estados Unidos». De esta manera, en tales circunstancias, cualquier deseo de llegar a un acuerdo es una manifestación de ingenuidad política, de la cual el liderazgo ruso ya no sufre de esta mal…

«Sin embargo, todo esto no significa que Moscú no esté preparada para discutir el tema iraní con nadie – incluso con el diablo, incluso con Bolton. Rusia defiende una solución diplomática que parte de la confrontación entre Estados Unidos e Irán y espera disuadir a los Estados Unidos de que escale el conflicto con Irán. Además, Moscú también está listo para discutir opciones sirias que satisfagan los intereses rusos, pero que sin embargo contradigan la postura iraní, a condición de que esto no sea traición. Por ejemplo, el Kremlin está listo para tomar en consideración los intereses de Turquía y de algunos países árabes en la de la posguerra, mientras que no está preparado para apoyar la pretensión iraní de incluir a en la exclusiva esfera de influencia de Teherán. Sin embargo, la pregunta es qué está dispuesto a ofrecer Bolton a cambio. La opción no es nada perceptible».


[1] Véase la serie de Despacho Especial No. 8111 – Reunión Rusia-Estados Unidos- experto ruso Frolov: Moscú está dispuesta a desempeñar un papel de mediador notable entre Estados Unidos e Irán. La pregunta es qué va a obtener Moscú de Trump por tal servicio, 11 de junio, 2019.

[2] Véase https://sputniknews.com/military/201906071075711920-russia-no-request-s400-iran/

[3] Tass.com, 10 de junio, 2019.

[4] Vz.ru, 31 de mayo, 2019.