Introducción

Un elemento principal de la actual crisis económica y financiera en el Líbano es su crisis energética. El pueblo libanés se ha visto muy afectado por la acelerada devaluación de la libra libanesa y la escasez de combustible; muchos perdieron sus ahorros de toda su vida en el reciente colapso del sistema bancario del país. Por lo tanto, la perspectiva de explotar los potencialmente ricos yacimientos de gas natural en alta mar parece ser una oportunidad de oro.

Sin embargo, algunos de estos campos de gas natural también son reclamados por Israel y las discusiones realizadas entre Israel y el Líbano negociadas por Estados Unidos durante una década se encuentran estancadas. Esto se debe no solo a la disputa en lo referente a los intereses económicos, sino también a las vacilaciones políticas del Líbano para entablar negociaciones junto a una cooperación con Israel.

Sin embargo, los recientes acontecimientos sugieren que pronto puede haber un avance en este estancamiento político.

La crisis económica y las soluciones fallidas

En una entrevista publicada el 10 de junio, 2022 en el canal de televisión de Hezbolá Al-Manar, el general de brigada (ret.) Marwan Charbel, ex-ministro del interior y municipalidad del Líbano, reconoció ante una audiencia en vivo que, a pesar de su pensión como ex-ministro del gabinete y a pesar de su alto rango en el ejército, no podía darse el lujo de conectarse a la red del servicio eléctrico principal del Líbano y tuvo que despedir a su sirvienta porque su salario, pagado en dólares, equivalía a la totalidad de su pensión[1]. Esto es un reflejo de la gravedad de la situación económica que padece el Líbano hoy día.

En un intento por resolver la crisis energética, el Líbano ha firmado acuerdos para importar gas natural de Egipto y electricidad de Jordania. Sin embargo, estos recursos deben, debido a la geografía, pasar por Israel o Siria para llegar hasta ellos. Israel obviamente no es una opción; al mismo tiempo, Siria está bajo sanciones impuestas internacionalmente. Por lo tanto, El Cairo y Amman esperan garantías por parte de los estadounidenses de que no serán penalizados si envían gas y electricidad al Líbano a través de Siria. Hasta ahora, no se han dado tales garantías y no es seguro que lo hagan.

Los recientes esfuerzos por parte de Hezbolá, promocionados por los medios de comunicación, para transportar combustible en camiones desde Irán han resultado ser nada más que triquiñuelas. El Líbano ha rechazado otras propuestas iraníes de proveer una solución mucho más integral, que le teme a las sanciones impuestas por los Estados Unidos contra Irán.

Cronología de los principales acontecimientos en las negociaciones

Según la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar del año 1982, un país puede declarar una Zona Económica Exclusiva (ZEE) que se extienda 200 millas náuticas desde su costa. En una Zona Económica Exclusiva, un país tiene el derecho soberano de extraer recursos naturales, pero no tiene soberanía sobre las aguas superficiales, que siguen siendo internacionales. La disputa entre Israel y el Líbano sobre los campos de gas en alta mar tiene sus raíces en una superposición entre la Zona Económica Exclusiva reclamadas por los dos países.

Las fronteras marítimas en disputa. (Fuente: Lorientlejour.com, 22 de septiembre, 2021)

A continuación se presenta una cronología de los principales puntos en el desarrollo de las negociaciones:

Año 2007 – El Líbano y Chipre firman un acuerdo de Zona Económica Exclusiva. El acuerdo determinó la Línea 23 (véase el mapa arriba) como la frontera marítima entre Israel y el Líbano. El acuerdo fue ratificado por Chipre pero no por el Líbano, por una variedad de razones.

Año 2009 – Se descubren los primeros yacimientos de gas frente a la costa norte de Israel. En los próximos años se descubrirán varios yacimientos grandes adicionales.

Año 2010: Israel y Chipre firman un acuerdo de Zona Económica Exclusiva que modifica la frontera entre Israel y el Líbano de la Línea 23 a la Línea 1. El Líbano afirma que no fue consultado y Chipre dice que no tuvo que consultarle al Líbano, ya que el Líbano no ratificó el acuerdo Chipre-Líbano del 2007. En el acuerdo Israel-Chipre, 860 kilómetros cuadrados que habían estado en la Zona Económica Exclusiva del Líbano según el acuerdo Chipre-Líbano del 2007 ahora se consideran estar ubicados en la Zona Económica Exclusiva de Israel.

Año 2011 – Líbano emite el Decreto 6433 a las Naciones Unidas, reclamando la Línea 23 como su frontera marítima sur. Más adelante en el año, el diplomático estadounidense Frederick Hoff, quien medió entre el Líbano e Israel, sugirió lo que se conoció como la Línea Hoff, ofreciéndole al Líbano el 55% del triángulo en disputa de 860 kilómetros cuadrados. La Línea Hoff fue rechazada por el Líbano.

Año 2012: se descubre el campo de gas Karish en la Zona Económica Exclusiva de Israel, al sur de la Línea 23.

Año 2017: El Líbano firma contratos con empresas internacionales para explorar los Bloques 4 y 9 frente a sus costas. Se descubre que el Bloque 4 no posee ningún valor, pero el prospecto Qana muestra resultados prometedores en las pruebas sísmicas. El prospecto Qana se divide entre el Bloque 9, al norte de la Línea 23 y el Bloque 72, que se encuentra en el área ahora en disputa entre la Línea 23 y la Línea 29.

Año 2020: un estudio realizado por el ejército libanés sugiere que el límite sur de la Zona Económica Exclusiva del Líbano debería extenderse hacia el sur desde la Línea 23 hasta la Línea 29. Esto llevaría la mayor parte del campo Karish a la Zona Económica Exclusiva del Líbano. Hasta ahora, el Líbano se ha abstenido de enmendar el Decreto 6433, aunque el documento se encuentra engavetado en el escritorio del presidente libanés Michel Aoun, para su firma.

Febrero del año 2022: según informes de prensa, el enviado estadounidense Amos Hochstein, quien reemplazó a Frederick Hoff, se ofreció para resolver la disputa a través de un acuerdo de utilización respecto al prospecto Qana. Según esta propuesta, el Líbano renunciaría a todos los reclamos sobre el campo Karish y, a cambio, Israel y el Líbano compartirían el prospecto Qana.

Junio del 2022 – según informes en los medios de comunicación, el Líbano le dijo a Hochstein que aceptaría renunciar a los reclamos sobre el campo Karish a cambio de la propiedad total del prospecto Qana.[2] Otros informes sugirieron que el presidente libanés Aoun acordó dividir la perspectiva de gas desde Qana.[3]

Hezbolá y las negociaciones Israel-Líbano

Cuando el Líbano cambió el límite sur reclamado de su Zona Económica Exclusiva de la Línea 23 a la Línea 29, las negociaciones se estancaron. Sin embargo, el Líbano todavía se ha abstenido de modificar oficialmente el Decreto 6433 de las Naciones Unidas sobre sus fronteras marítimas. Esto parece ser un intento por parte del Líbano de mantener algún tipo de línea abierta de comunicación para una solución futura.

Luego, a comienzos del mes de junio, 2022 la llegada de un buque de extracción flotante de producción, almacenamiento y descarga (FPSO) operado por la compañía británico-griega Energean al campo de gas Karish reavivó los temores de un ataque de Hezbolá contra las instalaciones de gas israelíes allí. El secretario general de Hezbolá Hassan Nasrallah y otros líderes de Hezbolá respondieron a la llegada de la FPSO con declaraciones beligerantes junto a amenazas. Al mismo tiempo, insinuaron que la organización no iba a realizar un ataque sorpresa a las operaciones de perforación israelíes, sino que sus servicios de «resistencia» serían ofrecidos al gobierno libanés.

Hezbolá está en aprietos. Mientras está paralizado por su ideología que rechaza cualquier negociación o asociación con Israel, que obviamente este no reconoce, no quiere ser percibido como el que frustra el único proyecto capaz de rescatar al Líbano de su crisis económica.

Por lo tanto, la postura oficial de Hezbolá, declarada varias veces por Nasrallah y otros, es que el Líbano no debe esperar el consentimiento de Israel y debe comenzar a firmar contratos y realizar perforaciones en el área en disputa y que si Israel interrumpe estos esfuerzos, Hezbolá tomará represalias interrumpiendo las perforaciones israelíes. En un discurso de mayo del 2022 Nasrallah dijo lo siguiente: «Permítanme asegurarles que existen firmas internacionales que aceptarían esto… Yo le digo al estado libanés y al pueblo libanés que tienen una fuerza de resistencia valiente, poderosa y capaz, que pueda decirle al enemigo, que está trabajando día y noche para perforar y extraer petróleo y gas de las áreas en disputa, que si evita que el Líbano haga esto, responderemos de la misma manera».[4]

«No» a la utilización conjunta, «tal vez» al intercambio de yacimientos de gas

Los líderes de Hezbolá afirman que el camino de las negociaciones es inútil, especialmente cuando este está mediado por el enviado estadounidense Amos Hochstein, quien nació en Israel. En su discurso de mayo, Nasrallah dijo, dirigiéndose al «estado libanés»: «Si desean seguir negociando, adelante, pero… no con Hochstein, Frankenstein o cualquier otro Stein que llegue al Líbano».[5]

Sin embargo, la propuesta de Hochstein a un acuerdo de utilización para el prospecto Qana – lo que significaría entrar en una sociedad comercial con Israel – provocó un rechazo total. Tal como dijo Mohammad Raad, jefe del bloque parlamentario Lealtad a la Resistencia de Hezbolá, en febrero del 2022: “Ellos nos dicen que podemos perforar en el mar, pero puede resultar que necesiten compartir el campo gasífero con los israelíes. ¡No! Preferimos dejar el gas enterrado bajo el mar, hasta que llegue el día en que podamos evitar que los israelíes toquen una sola gota de nuestras aguas».[6]

Este enfoque frustró al principal aliado político de Hezbolá, el Movimiento Patriótico Libre del presidente libanés Michael Aoun, el cual está siendo dirigido por su yerno Gebran Bassil. Bassil, quien es candidato presidencial en las próximas elecciones de octubre aunque está bajo sanciones de los Estados Unidos, llamó a buscar una solución a través de negociaciones y sortear los obstáculos nacionalistas.

Bassil dijo en febrero del 2022 que cuando se trata de la Zona Económica Exclusiva, la soberanía se vuelve irrelevante y el tema trata sobre la economía.[7] Expresando su apoyo a una solución de compromiso basada en la exploración de la perspectiva Qana por parte del Líbano, e incluso mostrando su voluntad de comprometerse en partes a la perspectiva Qana, este dijo: «Puede ser totalmente nuestro u obtendremos una parte de ello, de una manera que nos permita llevarnos la parte que le corresponde al león… Nosotros debemos centrarnos en toda la historia: lo que ganamos y lo que perdemos… En cualquier acuerdo, se gana algo y se pierde algo. Para llegar a un acuerdo, ambas partes necesitan sentir que están ganando algo… Yo apoyo conseguir todo lo que podamos, pero queremos llegar a un punto en el que digamos: Bien. ¿Cuál es el punto que podemos aceptar?»[8]

Tal como fue mencionado anteriormente, en junio del 2022, el gobierno libanés le ofreció a Hochstein que renunciaría a sus derechos sobre la Línea 29 y el campo de gas Karish a cambio de la propiedad total del prospecto Qana. Es poco probable que este ofrecimiento se haya entregado sin el consenso de Hezbolá y este ofrecimiento puede ser una píldora mucho más fácil de tragar para Hezbolá que la propuesta de utilización conjunta de Hochstein, ya que no requeriría de una colaboración explícita con Israel.

Sin embargo, quedan varios obstáculos por pasar. Por un lado, si bien se ha demostrado que el campo Karish contiene gas, Qana sigue siendo solo una perspectiva y a pesar de las prometedoras pruebas sísmicas, solo la perforación en sí determinará la viabilidad económica del proyecto.

Además, según los informes en los medios de comunicación, el Líbano exige que Israel detenga las operaciones de perforación en el campo Karish hasta que el Líbano comience a perforar dentro del prospecto Qana. No solo es poco probable que Israel esté de acuerdo con estas demandas, sino que también tendría que hacer concesiones importantes para permitir que se lleve a cabo un acuerdo de este tipo, ya que este todavía reclama la Línea 1 como el límite norte de su Zona Económica Exclusiva (ante su acuerdo del año 2010 con Chipre).

Hezbolá y el gobierno libanés

Especulaciones en los medios de comunicación sobre un posible ataque de Hezbolá contra las instalaciones de gas de Israel se renovaron cuando el buque FPSO griego llegó al campo de gas Karish en junio del 2022. Los líderes de Hezbolá han enfatizado repetidamente que solo actuarían a instancias del gobierno libanés. El secretario general adjunto de Hezbolá Naim Qassem reiteró esta situación en una entrevista concedida a Reuters el 6 de junio y dijo lo siguiente: «Cuando el estado libanés dice que los israelíes están atacando nuestras aguas y nuestro petróleo, entonces estamos listos para hacer nuestra parte en términos de presión, disuasión y el uso de los medios apropiados, incluyendo el uso de la fuerza».[9]

Pero estas garantías no impresionaron a los entusiastas leales a Hezbolá en los medios de comunicación, tales como el periodista londinense Abdel Bari Atwan. Atwan señaló que Hezbolá no le pidió permiso al gobierno libanés cuando luchó para expulsar a Israel del sur del Líbano, o cuando secuestró a soldados israelíes en el año 2006 en una acción que condujo a la segunda guerra del Líbano. Este agregó que el discurso del mes de junio de Nasrallah fue un indicativo de que el líder ya había decidido atacar las instalaciones de perforación de gas israelíes y comenzar una guerra.[10]

Cabe señalar que Hezbolá, el cual está respaldado y financiado por Irán y cumple sus órdenes, no ha sido llamado a actuar por el que le patrocina. Irán continúa absteniéndose de participar en un conflicto militar directo con Israel, a pesar de las oportunidades que se le presentan para hacerlo.

Conclusión

Las negociaciones de la Zona Económica Exclusiva israelí-libanesa se han tambaleado durante más de una década, desde el rechazo del compromiso Hoff en el año 2011. Otro revés importante se produjo en el año 2020, cuando el Líbano de repente movió los postes y cambió el límite sur de su Zona Económica Exclusiva reclamada a la Línea 29 para incluir el campo de gas israelí Karish.

Sin embargo, el colapso económico del Líbano ha llevado a algunos líderes libaneses a reconsiderar su inflexible postura y la decisión del presidente Aoun de abstenerse de enmendar oficialmente el Decreto 6433 con las Naciones Unidas, así como también las declaraciones de Gebran Bassil sobre la necesidad de un compromiso – son indicios de que el Líbano puede que respalde por debajo de sus demandas maximalistas de la Línea 29. Cabe señalar que, según algunos informes, el presidente Aoun acordó, en una reunión con Amos Hochstein, la división del prospecto Qana con Israel. Además, un informe en el diario financiero israelí Globes indicó que esta concesión libanesa no fue puesta por escrito, sino que fue entregada a Hochstein en persona «por temor a que el compromiso fuese filtrado a Hezbolá».[11]

Un retorno libanés a la Línea 23 y la aceptación por parte de los libaneses de compartir el prospecto Qana son altamente improbables. Para Hezbolá, y probablemente para otros en el Líbano, la propuesta del enviado estadounidense Amos Hochstein de negociar con Israel y perforar conjuntamente en busca de gas en el prospecto Qana es fracasar sin haber comenzado. Sin embargo, un intercambio de campos de gas puede ser una solución viable para Hezbolá, ya que pudiera devolverle algo de vida a la economía del Líbano sin requerir que Hezbolá realice algún compromiso ideológico. De hecho, Hezbolá ha pasado a un segundo plano en las negociaciones – pero es poco probable que alguna propuesta se extienda a Hochstein sin su consentimiento. En cualquier caso, dado que el intercambio en la reunión de Aoun-Hochstein no fue puesta por escrito, esta es totalmente negable.

Mientras tanto, la postura de Israel aún se desconoce. Israel no tiene interés alguno en hacer colapsar la economía libanesa, pero tal compromiso requeriría que renuncie a su parte del prospecto Qana, lo que puede o no estar dispuesto a hacer.

*Y. Feldner es director del portal TV; E. Carmeli es la encabezada de la sección Líbano en TV.


[1] Video del portal TV No. 9630 – Ex-ministro del Interior libanés brigadier general (ret.) Marwan Charbel: Ya no puedo pagar el servicio eléctrico a tiempo completo; me desconecté de la red eléctrica principal y despedí a la mucama, 10 de junio, 2022.

[2] Por ejemplo, lorientlejour.com 15 de junio, 2022.

[3] Globes (Israel), 20 de junio, 2022. https://en.globes.co.il/en/article-lebanon-reportedly-drops-claims-on-karish-gas-field-1001415699

[4] Video del portal TV No. 9544 – Secretario general de Hezbolá Hassan Nasrallah: Si hacemos “amenazamos clara y seriamente”, ninguna empresa internacional perforará el campo de gas Karish en Israel; Si Israel impide perforar en alta mar, nosotros responderemos por igual, 9 de mayo, 2022.

[5] Ibíd.

[6] Video del portal TV No. 9408 – Parlamentario de Hezbolá Mohammad Raad: Preferiríamos dejar el gas natural bajo el agua que compartirlo con Israel, incluso si este gas pudiera pagar nuestras deudas, 28 de febrero, 2022.

[7] Video del portal TV No. 9379 – Ex canciller libanés Gebran Bassil: Solo la demarcación de las fronteras marítimas con Israel nos permitirá extraer petróleo y gas del mar, así tengamos que compartir los campos con Israel, 17 de febrero, 2022

[8] Video del portal TV No. 9379 – Ex canciller libanés Gebran Bassil: Solo la demarcación de las fronteras marítimas con Israel nos permitirá extraer petróleo y gas del mar, así tengamos que compartir los campos con Israel, 17 de febrero, 2022.

[9] Reuters.com/world/middle-east/hezbollah-says-ready-act-if-lebanon-says-israel-violating-water-rights-2022-06-06/, 6 de junio, 2022.

[10] Video del portal TV No. 9622, Periodista británico-palestino Abdel Bari Atwan: La resistencia libanesa no necesita permiso del estado para atacar el barco griego FPSO en el campo de gas Karish; los drones y misiles están listos para atacar, 9 de junio, 2022.

[11] En.globes.co.il/en/article-lebanon-reportedly-drops-claims-on-karish-gas-field-1001415699, 20 de junio, 2022.

The post Hezbolá y la disputa del campo de gas israelí-libanés first appeared on MEMRI Español.