Diario Judío México - El Imam Mateen Khan en Nueva Jersey dijo durante una conferencia en el Centro Musulmán del Condado de Middlesex, NJ (CMCM) de que el liberalismo es una filosofía que exige que todos lo adopten y que los que no aceptan el liberalismo son una amenaza. Dando el ejemplo de Afganistán, un país que dijo que los invadieron bajo el pretexto de darle poder a las mujer afgana, Khan dijo que quienes no aceptan el liberalismo se ven obligados a aceptarlo con el pretexto de adoptar los derechos de la mujer, los derechos LGBT y la lucha contra la intolerancia. Este dijo que los liberales desean que los musulmanes les permitan ejercer su libertad de expresión para insultar al Profeta Mahoma. Más adelante en la conferencia, Khan dijo que los judíos en Europa fueron odiados y utilizados como chivos expiatorios porque los europeos eran antisemitas. Luego afirmó que algunos psicólogos israelíes escribieron que los sionistas convencieron exitosamente a los europeos para que odiaran a los árabes y a los palestinos, a quienes este explicó que también son semitas, en lugar de los judíos, al decirles que los palestinos son los semitas monoteístas que deben ser realmente los odiados. La conferencia fue subida al canal de la CMCM en el 30 de diciembre, 2018. Khan es asesor religioso del Círculo Islámico del Condado de Mercer (CICM) y también enseña en la Iniciativa Lantern, cuyo portal dice “estar dedicado a llevar la Tradición (Sunnah) de nuestro Profeta Mahoma”.

Para ver el video del Imam Mateen Khan en el portal TV, pulse aquí o debajo.

“Es una guerra cultural – [el liberalismo] es una filosofía que ellos desean difundir”

Imam Mateen Khan: “Cuando hablamos de liberalismo estamos hablando de una filosofía política y moral. Aquellos que lo proponen dicen que tiene como base la libertad y la igualdad. Así que lo dicho por los liberales… Ellos abogan por una amplia variedad de puntos de vista, dependiendo de su entendimiento de los principios. Tal como dije, es una filosofía. Es una visión del mundo, así es como uno piensa. Así que por lo general, ellos apoyan el concepto de los derechos civiles, democracia, laicidad, igualdad de sexos, igualdad racial, internacionalismo, libertad de expresión, libertad de religión, libertad de prensa… Ahora sé que la mayoría de nosotros escuchamos estas palabras y pensamos: ‘¿Qué hay de malo en eso?’ De seguro llegaremos ahí.

[…]

“Para aquellos de nosotros lo suficientemente viejos de edad como para recordar cuando los invadieron Afganistán: ¿Por qué invadieron Afganistán? ¿Cuál fue la razón?

[…]

“Fue el empoderamiento de la mujer. [Ellos dijeron que] los talibanes no permiten que la mujer adquiera educación y que los talibanes no dejan que caminen por las calles como solían hacerlo. Y que mostraran fotos de la década de los años 40 y 50, de mujeres afganas en faldas, caminando libremente… [Ellos dijeron:] ‘Necesitamos salvar a estas mujeres’. [Le dijeron] a las mujeres de este país: ‘Necesitan salvar a sus hermanas. La forma en que viven aquí – ¿No quieren que tengan lo mismo?’

[…]

“Es una guerra cultural. Es una filosofía que ellos desean difundir. Si no desean adoptar [el liberalismo] por su cuenta… [Ellos dicen]: ‘Si ustedes, como pueblo musulmán, no desean adoptar nuestra filosofía por su propia cuenta, entonces se la presentaremos con la excusa de la mujer y el LGBT y la excusa de la intolerancia que ustedes poseen en su tierra”.

“Ellos quieren que adopten la filosofía del liberalismo y al hacerlo, ustedes dejarán la filosofía que el Islam trae consigo”.

[…]

“El liberalismo, en su esencia, va dirigido a todos. Por lo tanto, todos deben aceptarlo y si hay gente que no lo acepta, entonces eso es una amenaza para la identidad central [de los que son liberales]. Y necesitan encontrar una forma de deshacerse de ello.

[…]

“Quieren que tomen la filosofía del liberalismo y al hacerlo, dejarán de lado la filosofía que el Islam trae consigo.

[…]

“[Ellos dicen:] ‘Ustedes deben adoptar lo que creemos, en lo que respecta a las libertades. Es nuestra ideología de que debemos ser libres de decir lo que queramos, así que ustedes deben dejarnos maldecir al Profeta Mahoma, porque si no lo hacen, entonces ustedes son unos retrógrados – no son liberales y no están destinados a vivir en el siglo 21’. A esto es lo que a ustedes les están convirtiendo. [Ellos dicen]: “Pueden tener a Mahoma. Fue un gran hombre, pero no debió haber hecho lo que le hizo a [los judíos de] Banu Qurayza. Nadie en la historia hizo lo que él hizo – pero no debió casarse con Aisha’”.

[…]

“Observen a los judíos: Históricamente, los judíos fueron odiados en Europa, se les culpó por todos los problemas que ocurrían, fueron el chivo expiatorio”

“Observen a los judíos. Históricamente, los judíos fueron odiados en Europa. Se les culpo por todo tipo de problemas. Fueron el chivo expiatorio. Cuando algo salía mal, los judíos siempre [fueron los que culpaban]. [Ellos dijeron]: ‘¿Tenemos una plaga? Todo es culpa de los judíos. ¿Existe una recesión? [Culpa de] los judíos’. Esto es lo que hicieron con ellos, sin importar cuánto tiempo permanecieron en Europa. Sin importar lo mucho que intentaban ser europeos, seguían siendo el ‘otro’.

[…]

“[Los europeos] eran antisemitas. Pero los historiadores nos dicen y sabemos, que los semitas son los judíos y, ¿quién más? Los árabes, los semitas son los judíos y los árabes. De la misma manera en que tenían sentimientos malvados hacia los judíos, también los tenían hacia los árabes. Para ellos no existen diferencias entre un árabe y un musulmán de otros lares”.

[…]

“De hecho, la mayoría de los judíos de hoy son seculares, por lo que incluso en filosofía son como son, pero ¿los palestinos? No, esta gente son unos retrógrados”

“Por lo tanto, los judíos nunca lograron escapar de su origen. No importa qué tan europeos se hayan vuelto, todavía tenían un origen, una cultura, un historial… Permanecieron siendo judíos para ellos.

“Siempre fueron los ‘otros’. Los psicólogos israelíes escribieron acerca del sionismo. Los sionistas fueron muy inteligentes. Cuando comenzaron a solicitarle a Europa el Estado de , una de las tácticas que utilizaron fue intentar convencer a los europeos y tuvieron éxito en hacerlo… [Ellos dijeron]: ‘Somos uno de ustedes y los semitas que ustedes desprecian son los palestinos’. Cierto, los semitas son dos pueblos: los judíos y los árabes. Así que, lo hecho por ellos fue, dijeron: ‘Los semitas son dos pueblos, dos grupos. En realidad, el grupo que a ustedes no les gusta, es decir, los semitas, esos son los árabes’. Esa es Palestina. Pero los judíos… [Ellos dijeron:] ‘Los semitas que a ustedes les debería gustar, es decir, somos los judíos. Nosotros deberíamos gustarle a ustedes, somos como ustedes. Creemos en la democracia. Somos occidentales, al igual que ustedes. De hecho, la mayoría de los judíos hoy día son laicos, por lo que incluso en filosofía son como son. Pero ¿y los palestinos? no, esta gente son retrógrados. Todavía creen en el monoteísmo. Siguen creyendo en el Profeta Mahoma. Los psicólogos israelíes señalan que una de las cosas más asombrosas que hicieron los sionistas es que convencieron a Europa de que estaban unidos a ellos y convencieron a Europa de que los verdaderos semitas son los árabes. [Ellos dijeron]: ‘Estos son los que ustedes deberían ir en contra’”.