Diario Judío México - 128El Imam turco Muhammed Korkmaz Hoca, también conocido como Nigdeli Muhammed Hoca, en un video subido a Internet el 6 de enero, 2020 dijo que está criando a su hijo para que sea un enemigo acérrimo, fantástico y superior de los «judíos y cristianos». [1] El video presenta el logotipo de la «Asociación 500 Evler Love» que, según la página Facebook del grupo, tiene su sede en Estambul. [2] 500 Evler es una avenida en el distrito Gaziosmanpasa de Estambul. Un canal en YouTube con el nombre del grupo también presenta conferencias de varios imames, al igual que la página Facebook del grupo. [3]
Para ver el video de Muhammed Korkmaz en el portal de TV, pulse aquí o debajo.

«El propio Alá dijo que no había [buenos judíos] – ¿Cómo puedo yo decir que existen judíos buenos?»
 
Muhammed Korkmaz: «El otro día, alguien me dijo: ‘Hay algunos judíos buenos’. Yo dije: ‘No, no los hay’. Él dijo: ‘Si los hay’. Yo dije: ‘No los hay’. ¿Por qué no? Porque el propio Alá dijo que no existe ninguno. ¿Cómo puedo yo decir que si hay judíos buenos?

[…]

«Estuve esperando un día en el aeropuerto. Tenemos un hijo, tenía cinco o seis años para esa época.

[…]

«Llegaron hombres con yarmulkes.

[…]

«Eran gordos. Se sentaron frente a nosotros. Nuestro hijo corría por doquier y ellos se reían y hacían gestos como este. Uno de ellos sacó 20 [liras turcas] y se lo dio a nuestro hijo».

«Estoy criando a mi hijo como un enemigo muy bueno y superior de los judíos… Un enemigo fantástico de los judíos – un enemigo fantástico de los cristianos»

[…]

«Yo dije: ‘Hijo, ven aquí. Voy a decirte algo. Si vas para allá, has trizas ese dinero y arrójalo a sus pies, yo te daré 50 liras por ello’.

[…]

«Este se acercó a ellos, hizo trizas el billete, lo arrojó y corrió hacia mí. Se los mostré mientras le di 50 liras e hice esto. Llamé a mi hijo. Le dije: ‘Ves a estos deshonrosos ¿Conocen a esos chicos que vemos en Palestina que son asesinados, matados, violados? ¿Él dijo: Sí?’ ‘Estos deshonrosos son aquellos que los asesinan. Aquí te dan dinero para que los veas como comprensivos, pero si tienen la oportunidad, también te asesinarán. ¡Cuidado! No los ames». Estoy criando a mi hijo como un muy bueno y superior enemigo de los judíos».

Multitud: «Alabado sea Alá».

Muhammed Korkmaz: «Juro por Alá, hermano. Un enemigo fantástico de los judíos. Un enemigo fantástico de los cristianos. Algunos dicen: ‘Un musulmán no puede magnificar a un enemigo’. ¡Bien, yo estoy magnificando a uno, hombre! ¿No es mío mi cerebro? Yo soy su enemigo. Que la maldición de Alá caiga sobre ellos».

Multitud: «Amén».

«¡Nuestras hijas han llegado al punto de caminar por las calles totalmente desnudas! ¿En nombre de qué? En nombre de la moda… ¿No fueron [los judíos] quienes propagaron todo esto?»

Muhammed Korkmaz: «Cuando asesinan chicos en Palestina, cuando violan, matan, asesinan a un millón de personas en Irak, cuando cometen grandes masacres en Afganistán, cuando e son los mayores genocidas, si yo hago que mi niño ame a los judíos y cristianos, ¡Alá no dirá que soy bueno! Alá no me dirá esto. Alá dice: «No te inclines hacia ellos». Alá dice: «No te parezcas a ellos». ¡Los judíos y los cristianos nunca te aprobarán hasta que sigas su religión!

[…]

«Mahoma no lo dice, Alá lo dice. No se parezcan a ellos, no se inclinen hacia ellos. Alá dice: desechen como trapos sus alabanzas, sus costumbres, sus prácticas, sus tradiciones. Oh musulmán, ¿no nos hemos condicionado porque nos parecemos a ellos? Nuestras hijas han llegado al punto de ¡caminar por las calles totalmente desnudas! ¿En nombre de qué? En nombre de la moda.

[…]

«Ellos exhiben sus cuerpos de una manera que ni a Alá ni a su mensajero les complace.

[…]

«¿No fueron [los judíos] quienes propagaron esto? ¡Si fueron! ¿Y ahora haré que [mi hijo] les quite [a ellos] 20 liras? Rómpelo y arrójalo. No necesitamos su dinero ni su amor. Pueda Alá hacer que les odiemos».

«Alá no dice que los judíos y los cristianos son nuestros hermanos. ¿Por qué amarles?»

Multitud: «¡Amén!»

[…]

Muhammed Korkmaz: «No podemos amarlos. Amamos a los musulmanes, porque Alá dice que solo los creyentes son amigos entre sí. Alá dice que solo los creyentes son hermanos entre sí. Alá no dice que los judíos y los cristianos son nuestros hermanos. ¿Por qué amarlos?

[1] Hoca («Maestro») es una formalidad respetuosa y no forma parte del nombre de Korkmaz.

[2] Tr-tr.facebook.com/500evlersevgidernegi, consultado el 18 de febrero, 2020.

[3] Youtube.com/channel/UCuUPaSeILta48oJv_dsh7Pw, consultado el 18 de febrero, 2020.