Durante un segmento en el canal de televisión Abu Dabi, el clérigo del emirato Waseem Youssef dijo que la generación de hoy crece jugando en la red con el video-juego “Fortnite”, que trata con el “asesinar, destruir, robar y descuartizar” y “produce una generación de asesinos”. Este se lamentó de que el juego “Fortnite” le enseña a los chicos a cometer delitos, asesinar y utilizar armas. Youssef también dijo que su generación había crecido en un ambiente restringido jugando a “Super Mario Bros.” y “Serpientes y Escaleras”, sin embargo, aún así produjo al EIIS y advirtió que la generación “Fortnite” pudiera producir algo aún peor. El segmento fue transmitido el 9 de septiembre, 2018.

Para ver el video de Waseem Youssef en el portal de TV, pulse aquí o debajo.

“Aunque crecimos en un entorno restringido y cerrado, nuestra generación fue la que produjo el EIIS”

Waseem Youssef: “Hace tiempo yo me encontraba de vacaciones y vi a un joven, un estudiante universitario o de menor edad, que jugaba el video-juego en la red llamado ‘Fortnite’. ¿Lo dije correctamente? ¿Es ‘Fortnite’ o ‘Fornite’? ¿Es Fort, o For? Fornite. Este juego trata sobre el asesinar, destruir, robar y descuartizar.

[…]

“Este juego les enseña el cómo cometer crímenes, cómo asesinar y cómo utilizar diferentes tipos de armas. Me sorprendió el joven que se encontraba sentado frente a mí y le dije que quería escuchar lo que sucedía en el juego para yo poder aprender.

[…]

“Cuando escuché, me di cuenta de que el chico estaba familiarizado con todo tipo de armas. Yo mismo no conozco todos esos tipos de armas. Tal vez conozco algunas, de las que solo he escuchado hablar. Pero no estoy muy familiarizado con todos estos M-16 y M-lo-que-sea… Los jugadores hablan entre sí como si estuviesen hablando de su vida cotidiana: “¡Vengan para acá! ¡Dispárenle en la cabeza! ¡Rápido, dispárale en la cabeza! ¡Intenten esto! ¡Esta casa!’

[…]

“Estamos produciendo sin saberlo una generación de asesinos. Todo esto se hace a través de estos juegos.

[…]

“Aunque crecimos en un entorno restringido y cerrado, nuestra generación produjo al EIIS. ¿Cierto? El EIIS fue producido por nuestra generación, una generación que creció en un entorno muy restringido”.

“Si alguien quería escuchar una conferencia religiosa, tenía que ir al mercado, comprarse una cinta y escucharla… Sin embargo, nuestra generación produjo el EIIS”

“Si alguien quería escuchar una conferencia religiosa, tenía que ir al mercado, comprarse una cinta y escucharla. Si alguien deseaba utilizar Internet, tenía que desconectar la línea telefónica y conectársela al módem para ver o escuchar una conferencia. No teníamos YouTube. Si alguien quería jugar, tenía que salir y conocer gente. Sin embargo, nuestra generación ha producido al EIIS, asesinos criminales que mataron gente de su propia generación.

[…]

“Entonces, ¿qué dirán acerca de esta generación, que crecen jugando Fortnite, conociendo gente virtual y jugando juegos con temáticas de asesinatos y masacres?

[…]

“Crecimos jugando a Super Mario Bros. ¿Conocen este juego, cierto? Crecimos jugando Super Mario, Serpientes y Escaleras y otros juegos interactivos simples, hermosos y nos hacían reír. Pero nuestros chicos juegan a: ‘Asesínalo ¡Dispárale! Toma su arma cuando muera, “y así sucesivamente…”

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLas cinco comidas que tienes que probar si viajas a Israel
Artículo siguienteRusia en el mundo – Relaciones Rusia-Cuba: La revitalización de una alianza