A veces, las crisis aparecen repentinamente sin dar previo aviso. Pero a veces estas nos lo dicen con mucha anticipación. En mayo del presente año 2021, a raíz de una crisis diplomática surgida entre la Unión Europea y Bielorrusia, el dictador Alexander Lukashenko advirtió que inundaría a la Unión Europea de drogas e inmigrantes en respuesta a las nuevas sanciones impuestas a este. Nosotros solíamos detenerlos, amenazó Lukashenko, pero «ahora ustedes serán los que se los comerán y los atraparán por sí mismos».[1]

Reporteros cubriendo el funeral de un chico kurdo en la frontera entre Polonia y Bielorrusia
Reporteros cubriendo el funeral de un chico kurdo en la frontera entre Polonia y Bielorrusia

Y eso es precisamente lo que sucedió con la «crisis fronteriza» en la frontera de Bielorrusia con Polonia y Lituania, que alcanzó su punto más álgido en octubre y noviembre del año 2021 cuando decenas de miles de inmigrantes con frío y desesperados, en su mayoría del Medio Oriente, intentaron irrumpir dentro del territorio de la Unión Europea, instigados por la KGB Bielorrusia. Y detrás de Lukashenko, muchos vieron a Putin y la guerra híbrida rusa. Y aunque la situación fue claramente orquestada por estas dictaduras de Europa oriental, Polonia también fue duramente criticada por intentar defender sus fronteras. La crisis también fue un evento de la prensa, en donde los medios de comunicación y las ONG lo cubrieron y a menudo, le dieron un giro ideológico basados muy particularmente en las políticas de la organización.[2]

El uso de inmigrantes desesperados como herramienta política no es algo exactamente nuevo, pero este se está volviendo más frecuente y amenaza con volverse aún más común en un futuro cercano con el espectro que se avecina por los refugiados utilizando el tema del cambio climático junto a políticas intencionales de estados disfuncionales y/o maliciosos.

En 1975, Marruecos utilizó este poder popular en la llamada Marcha Verde donde participaron 350.000 hombres que invadieron el entonces Sahara español como parte de una estrategia finalmente exitosa de adquirir el territorio colonial para Rabat. En los años 80, el régimen comunista de Castro en Cuba utilizó el llamado marielito (los botes que partieron de Mariel) para deshacerse de los disidentes y críticos del régimen. Con los 125.000 autorizados a salir del país, Castro vació los manicomios y las cárceles de la isla, lo que obligó a los propietarios de embarcaciones a llevarlos a punta de pistola junto a refugiados legítimos. En ambos casos, los gobiernos utilizaron a sus propios ciudadanos como herramientas cínicas en el arte de gobernar.

Años más tarde, cuando el régimen de Assad en Siria amenazó con hacer lo mismo, este se refería a sus propios ciudadanos que inundaron la Unión Europea. Las amenazas posteriores del dictador libio Muammar Al-Qaddafi, del grupo terrorista libanés Hezbolá y del hombre fuerte turco Recep Tayyip Erdogan involucraron el uso de ciudadanos de otros países, sean estos sirios o africanos del sub-Sahara, para ser arrojados contra la Unión Europea como respuesta a los gobiernos y políticas que estos despreciaban. El parlamentario de Hezbolá en el Líbano Muhammad Raed se jactó en el 2019 de que «todo lo que tenemos que hacer es mostrar la carta de refugiados sirios y todos los países europeos se arrodillarán ante nosotros».[3]

Lo que Hezbolá amenazó, Turquía verdaderamente lo hizo, comenzando en el 2015. En el año 2016, la Unión Europea llegó a un acuerdo migratorio, pagándole a Turquía billones de euros y deteniendo el flujo, pero a comienzos del año 2020 Erdogan lanzó a decenas de miles de migrantes contra Grecia.[4] En ese momento, Erdogan dijo: «Les dije que ya se hizo. Se terminó. Las puertas están ahora abiertas. Desde que abrimos las fronteras, el número de refugiados que se dirigen hacia Europa ha alcanzado los cientos de miles. Esta cifra pronto será de millones».[5]

A pesar de las duras críticas proferidas por las organizaciones internacionales y del complejo industrial de refugiados, Grecia se mantuvo firme, recibió un claro respaldo de la Unión Europea y finalmente, la inundación de gente aminoró, aunque la presión aun persiste.

Antes de la escalada en Bielorrusia, el último ejemplo de una escalada demográfica fue a comienzos de este año cuando Marruecos levantó los controles fronterizos en la frontera con la ciudad africana de Ceuta en España durante dos días en mayo del presente año 2021, permitiéndole a más de 10.000 inmigrantes, en su mayoría hombres y chicos de Marruecos y de África sub-sahariana, entrar en la ciudad, siendo este un enclave de la Unión Europa en la costa africana de Marruecos.[6] Marruecos se estaba vengando ante Madrid por permitir que el jefe del grupo rebelde anti-marroquí del Sáhara occidental el Frente Polisario ingresara a España con el fin de que pudiera recibir tratamiento médico. El socio clave del gobernante Partido Socialista (PSOE), el grupo Comunista Podemos/IU, es partidario del Frente Polisario, al igual que los separatistas vascos y catalanes.

En el caso de Bielorrusia, Turquía y Marruecos, los países de la Unión Europea mantuvieron la línea – más o menos – en la frontera y pudieron calmar temporalmente la situación mediante una combinación de diplomacia y halagos financieros. Los perpetradores fueron recompensados ??y en realidad nada se resolvió, solo se retrasó o disminuyó temporalmente.[7]

Mientras tanto, la presión aumenta tanto dentro de Europa como en las regiones de origen de estos inmigrantes, en particular en el Medio Oriente y el norte de África – la región más disfuncional del mundo. En Europa, el debate sobre el tema de la inmigración y los refugiados continúa con poderosas fuerzas tanto a favor como en contra. Algunos en Europa, especialmente en la izquierda, acogerían más inmigración, particularmente dada la escasez de nacimientos entre los europeos.[8] Los comunistas de fronteras abiertas tales como del partido Podemos en España ven la inmigración de musulmanes de Los países africanos como una forma muy cínica de captar más votantes. Otros saben que los fuertes flujos de inmigración desencadenarán gran polarización política en el antiguo continente, incluyendo el fortalecer el surgimiento de partidos conservadores populistas, desde España hasta Europa Oriental – un resultado que la élite eurócrata preferiría evitar.

La presión proveniente del Medio Oriente y el norte de África proviene de estados, la mayoría de los cuales no han tenido éxito en gobernar y parecieran ser cada vez más incapaces de mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos. La mayoría de los inmigrantes ilegales que llegan a España son hombres jóvenes de Argelia y Marruecos con escasa educación.[9] Los de la frontera con Bielorrusia procedían de Siria e Irak y la mayoría de ellos no eran refugiados, sino personas que buscaban una vida mejor.[10]

Las encuestas realizadas en los últimos años muestran que un gran porcentaje de la población del Medio Oriente le gustaría emigrar a Occidente. Una encuesta realizada en el año 2020 halló que el 42% de los jóvenes árabes están considerando emigrar de sus países y el 15% intenta hacerlo activamente. La misma encuesta realizada en el presente año 2021 encontró que la cifra en la región había disminuido al 33%, pero las cifras en los países individuales siguen siendo enormes. En general, el 68% de los sudaneses, el 56% de los marroquíes, el 48% de los libaneses y el 47% de los jordanos considerarían emigrar de sus países. Y de los cinco principales destinos a inmigrar, solo uno, los Emiratos Árabes Unidos, se encuentra en la región. Las otras opciones son, en orden de preferencia, Canadá, Estados Unidos, Alemania y Francia.[11] Y todas estas cifras reflejan la situación actual, en lugar de ser dentro de unos pocos años, cuando el efecto total por la disfunción del régimen y el cambio climático se sentirán en su plenitud.[12]

Y, por supuesto, estas presiones no son exclusivas de Europa. Estados Unidos, muy a pesar de que históricamente ha tenido mucho más éxito en lidiar con las corrientes migratorias, enfrenta presiones bastante similares. Por ejemplo, ¿cómo manejará Estados Unidos la actual «situación» racial, extremadamente volátil y en su mayoría binaria (tipificados por el movimiento BLM y las ideologías y respuestas de la Teoría crítica del tema de la raza) a un Estados Unidos futuro que pudiera ver un incremento vertiginoso en las poblaciones de hispanos y asiáticos mientras que la población afroamericana y blanca se mantiene estable o disminuye?[13] Estas nuevas poblaciones de inmigrantes muy bien pudieran inclinar el equilibrio demográfico y político en formas nunca soñadas hasta el día de hoy.

La militarización de los flujos migratorios comenzó en una era anterior al cambio climático. Hasta este momento, la combinación de herramientas disponibles a los gobiernos (aplicación, aceptación, diplomacia, soborno) apenas se ha mantenido. Pero de hecho habrá un ajuste de cuentas en los próximos años, para lo cual las políticas, procedimientos y las actuales políticas partidistas no están preparadas en su totalidad.

*Alberto M. Fernández es vicepresidente de MEMRI.


[1] Theweek.co.uk/news/world-news/europe/952979/belarus-dictator-threatens-flood-eu-with-drugs-migrants-avoid-sanctions, 20 de mayo, 2021.

[2] Hrw.org/news/2021/11/24/belarus/poland-abuse-pushbacks-border#, 24 de noviembre, 2021.

[3] Annahar.com/english/article/1045737-hezbollah-threatens-europe-with-syrian-refugees, 9 de octubre, 2019.

[4] Brookings.edu/blog/order-from-chaos/2021/03/17/as-eu-turkey-migration-agreement-reaches-the-five-year-mark-add-a-job-creation-element, 17 de marzo, 2021.

[5] Quillette.com/2020/03/03/as-erdogan-weaponizes-turkeys-migrants-greece-pays-the-price, 3 de marzo, 2020.

[6] Serie Informe Diario de No. 280 – Cuenta regresiva Ceuta: La lucha híbrida de Marruecos con España, 1 de junio, 2021.

[7] Reuters.com/world/europe/polish-border-guard-reports-more-incidents-belarus-frontier-2021-11-24, 24 de noviembre, 2021.

[8] Politico.eu/article/eu-jected-asylum-economy-afghanistan, 19 de agosto, 2021.

[9] Elpais.com/espana/2020-05-22/frontex-alerta-de-una-mayor-actividad-de-las-mafias-en-la-migracion-desde-argelia.html, 22 de mayo, 2020.

[10] Apnews.com/article/immigration-business-lifestyle-poland-middle-east-32e3e7ee647ef6c3bdf40f4573c55c0f, 24 de noviembre, 2021.

[11] Arabyouthsurvey.com/en/findings.

[12] Mei.edu/publications/extreme-heat-urgent-climate-impact, 20 de octubre, 2021.

[13] Americanmind.org/salvo/identity-politics-isnt-our-demographic-destiny, 25 de febrero, 2021.

The post La era por venir ante la guerra del cerco demográfico first appeared on MEMRI Español.