El 3 de marzo, 2020 la oficina del gobernador de Estambul prohibió las protestas contra la guerra durante una semana mientras periodistas turcos, las organizaciones de la sociedad civil y los partidos de oposición reaccionaron ante la decisión del gobierno turco de permitir que los sirios en Turquía intenten ingresar a Europa.

La oficina del gobernador de Estambul prohíbe las protestas contra la guerra durante una semana

El 3 de marzo, 2020 en medio de los combates en Idlib,[1] la oficina del gobernador de Estambul se pronuncio en un comunicado: «Las reuniones y marchas de protestas, comunicados de prensa, apertura de quioscos, recolección de firmas, folletines, distribución de folletos y actividades similares que tienen como objetivo criticar las operaciones militares que nuestras Fuerzas Armadas turcas están llevando a cabo en Siria o poner fin a estas se encuentra totalmente prohibido hasta el 10 de marzo a las 11:59 p.m.»[2] Con un total de 15.5 millones de personas, aproximadamente el 20% de la población de Turquía vive en Estambul.

Manifestantes sostienen una pancarta que lee: «¡No a la guerra!»

Partido de oposición, según informes 135.000 sirios se dirigen a la frontera entre Turquía y Grecia: «El partido de gobierno AKP… convirtió a los en un vehículo político y los utilizó como arma»

El 28 de febrero, el portavoz del partido AKP Ömer Çelik, anunció que el gobierno abriría las fronteras para permitir que los sirios intenten ingresar a Europa.[3] La decisión del gobierno de abrir la frontera fue aparentemente en respuesta al ataque ocurrido el 27 de febrero. En un discurso el 29 de febrero, el Presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan dijo: «A partir de esta mañana, había alrededor de 18.000 personas en la frontera, pero hoy puede que alcance 25 o 30 mil. No cerraremos la frontera en el próximo periodo de duración».[4] El 4 de marzo, el Ministro del Interior Süleyman Soylu tuiteó: «El número de que abandonan suelo turco para ir a Grecia a través de Edirne [una ciudad turca cerca de la frontera entre Turquía y Grecia] es de 135.844 personas».[5]

Las ONG, organizaciones de la sociedad civil y los periodistas reaccionaron ante la medida. La Asociación Puente de Pueblos y la Red de Solidaridad con los Inmigrantes, una ONG turca que trabaja con refugiados, dijo en un comunicado: «El tránsito aleatorio y fuera de control significan la muerte más que esperanzas para los refugiados… El estado debería dejar de ver a los como una amenaza en los trueques… Aquellos que utilizan a los refugiados, que ya son expulsados ​​de sus propios lugares, por sus políticas militares son responsables del actual clima político en el que se normaliza el racismo».[6] Gülsüm Ağaoğlu, quien preparó una declaración escrita en nombre de la Comisión de Inmigrantes y del partido de oposición HDP escribió: «El partido AKP ha demostrado una vez más que ha convertido a los en un vehículo político y los ha utilizado como arma para su propia ventaja… El gobierno será responsable de las posibles muertes y las tragedias de estos refugiados, que se han convertido en un medio de chantaje y de amenaza contra la Unión Europea, en este peligroso viaje».[7] El Colegio de Abogados de Izmir dijo en un comunicado: «El gobierno está utilizando el tema de los como carta de triunfo político en un ambiente plagado de conflictos. La inmigración no puede convertirse en lo absoluto en una herramienta política».[8]

Periodistas turcos reaccionan: «Tal tema humanitario no puede convertirse en una herramienta de los intereses políticos por parte de los diferentes gobiernos… no nos olvidemos, este gobierno es responsable de todo lo que ha sucedido hasta hoy»

Emin Çölaşan, en el diario Sözcü, dudó sobre la cantidad de que, según el Ministro del Interior Soylu, se dirigían a la frontera entre Turquía y Grecia. Çölaşan escribió: «Me pregunto de dónde sacó el ministro del interior esta cifra, ¿quién contó y cómo? Yo les diré. No existe tal cifra, conocida o desconocida. Sin lugar a dudas es ficticia. Por esa razón, discúlpenme pero la cifra dada fue solo para encontrar una solución a ello. Caer en tales situaciones no es adecuado para la República de Turquía… Tal tema humanitario no puede convertirse en una herramienta de los intereses políticos de los gobiernos. Esto se refiere a la seguridad de las vidas y a la propiedad de decenas de miles de personas». Al comentar sobre la ausencia de informes sobre los que se dirigían a la frontera entre Turquía y Bulgaria, Çölaşan escribió: «También Bulgaria está respaldada por Rusia. Nuestros muchachos temían por esa razón y no enviaron a nadie a la frontera con Bulgaria… Nuestros muchachos atacaron Grecia, con quien tenemos problemas y dirigimos a una multitud de inmigrantes solo hacia la frontera y a las islas de Grecia… El viaje de miles, decenas de miles de a la frontera comenzó con taxis y autobuses desde Estambul… Existen noticias de muertes por los eventos que se han sucedido… Conducir a tales multitudes hacia la frontera no fue del todo adecuado para Turquía. Bien, las millones de personas que vienen a Turquía desde Siria y los otros países nos han causado bastantes problemas, hemos gastado mucho dinero en ellos. Nadie lo niega. Pero no olvidemos que este gobierno es responsable por todo lo que ha sucedido».[9]

El escritor Necati Doğru, también en el diario Sozcü, escribió lo siguiente: «La visión de Tayyip Erdoğan, estadista, política exterior, propaganda interna, su predicción en convertirse en el nuevo califa del mundo árabe, su estrategia de combatir el fuego con fuego está fracasando y ha fracasado… Los sirios, afganos, pakistaníes y africanos que deseen ir a Europa en realidad no son personas ‘cuyas vidas se encuentran en peligro en Turquía’. Ellos encuentran trabajos en las ciudades de Turquía, trabajan, son atendidos, sus hijos van a la escuela. No tienen hambre».[10] El escritor İsmail Saymaz tuiteó: «Si nosotros dijéramos: ‘Que se marchen los sirios’, les dijimos que retornen a su tierra natal de una manera honorable y segura que se adapte a un ser humano. Nosotros no dijimos ‘dejen que los llevemos con sus botas al mar Egeo, a las granjas de Tracia».[11] El escritor Mehmet Altan tuiteó: «La mente de un estado que llena autobuses gratuitos con pobres y los lleva a la frontera para que se marchen a Europa ¿Para qué? Por trueque, para ser chantajeados luego. El resultado de dejar la diplomacia a los ciudadanos de los gobiernos municipales y a la organización del partido».[12] El columnista turco Güven Gürkan Öztan escribió en una columna titulada» El chantaje se está volviendo rutina y algo normal, la muerte se está volviendo algo común» que «abrirá la frontera y los serán arrastrados en un viaje cuyo final no está claro del todo es prueba de que no existen más opciones en términos de política exterior».[13]


[1] Los combates en Idlib, Siria, entre el ejército turco y los yihadistas respaldados por Turquía, por una parte y el ejército sirio, por la otra, se han intensificado durante el último mes. Luego de un ataque sirio ocurrido el 27 de febrero que puso fin a la vida de 34 turcos, el ejército turco aumentó sus ataques contra objetivos sirios y el Ministro de Defensa Hulusi Akar, se refirió más tarde a estas acciones como parte de la Operación Escudo Primavera. El 2 de marzo, Akar dijo que «dos aviones de combate pertenecientes al régimen [sirio], dos drones, ocho helicópteros, 135 tanques, cinco sistemas de defensa aérea, 86 de artillería/obús/múltiples lanzadores de cohetes, 16 [armas] antitanques/morteros, 77 vehículos blindados, nueve depósitos de municiones y 2.557 elementos del régimen y han sido neutralizados». El portal del Ministerio de Defensa de Turquía enumera 160 turcos asesinados desde febrero, 2019. Setenta de ellos fueron asesinados en los primeros dos meses del año 2020, durante los cuales se sucedieron la mayoría de los combates en Idlib. Cumhuriyet.com.tr/haber/hulusi-akar-bahar-kalkani-harekatini-baslattik-1724344, 1 de marzo, 2020; Msb.gov.tr/SlaytHaber/232020-33761, 2 de marzo, 2020; Msb.gov.tr/SehitVefat/Sehitlerimiz, consultado el 4 de marzo, 2020.

[2] Cumhuriyet.com.tr/haber/istanbul-valiliginden-eylem-yasagi-1724796, 3 de marzo, 2020.

[3] Aa.com.tr/tr/duzensiz-gocmenler-avrupa-yolunda/ak-parti-sozcusu-celik-artik-multecileri-tutabilecek-durumda-degiliz/1747670, 28 de febrero, 2020.

[4] T24.com.tr/haber/canli-erdogan-istanbul-da-konusuyor,863858, 29 de febrero, 2020.

[5] Twitter.com/suleymansoylu/status/1235105963377491968, 4 de marzo, 2020.

[6] Yeniyasamgazetesi.info/hepimiz-multeci-olabiliriz, 29 de febrero, 2020.

[7] Firatnews.com/guncel/hdp-akp-mueltecileri-silah-olarak-kullaniyor-137688, 29 de febrero, 2020.

[8] Medyahaber.info/hdp-ve-izmir-baraosundan-akpye-multeci-santaji-tepkisi, 1 de marzo, 2020.

[9] Sozcu.com.tr/2020/yazarlar/emin-colasan/insanlik-disi-2-5659064, 4 de marzo, 2020.

[10] Sozcu.com.tr/2020/yazarlar/necati-dogru/sinirda-5659043, 4 de marzo, 2020.

[11] Twitter.com/ismailsaymaz/status/1234240124428439553, 1 de marzo, 2020.

[12] Twitter.com/MehmetAltanFan/status/1233295149456875521, 28 de febrero, 2020.

[13] Birgun.net/haber/normallesen-santaj-siradanlasan-olum-290033, 2 de marzo, 2020.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl recuento definitivo en Israel confirmó que Netanyahu no logró la mayoría parlamentaria para formar gobierno
Artículo siguienteApenas firmado, el acuerdo Estados Unidos-Talibán sobre el tema Afganistán amenaza con volar en pedazos