Diario Judío México - El Secretario General de Hezbolá Hassan Nasrallah dijo en un discurso que pronunció el 31 de mayo, 2019 en honor del Día de Quds que Trump y su administración están plenamente conscientes de que una guerra contra Irán envolverá en llamas a toda la región y amenazó a y al clan Saud de que serían los primeros en «pagar por ello» porque han creado «complots». Este dijo que lo único que impide una guerra de contra Irán es la pérdida humana y material que los sufrirían. Nasrallah continuó diciendo que el Líbano posee suficientes misiles de precisión para cambiar el equilibrio regional de poder y que si bien actualmente no tiene fábricas para la producción de misiles de alta precisión, posee el derecho y las capacidades científicas para producirlos. Añadió que el Líbano construirá tales fábricas y venderá los misiles a nivel internacional si los estadounidenses insisten en negociaciones respecto a la posesión de misiles de alta precisión. En varios puntos a lo largo de su discurso, la audiencia de Nasrallah aplaudió: «Respondemos a tu llamado, ¡oh Nasrallah!» El discurso fue transmitido en el canal de televisión del Líbano Al-Manar TV.

Para ver el video de Hassan Nasrallah en el portal TV, pulse aquí o debajo.

«La guerra contra Irán significa que toda la región estará envuelta en llamas»

Hassan Nasrallah: «Que el mundo me escuche bien: El Sr. Trump, su gobierno y sus agencias de inteligencia saben muy bien que una guerra contra Irán no estaría limitada solo a Irán. La guerra contra Irán significa que toda la región se verá envuelta en llamas».

Multitud: «¡Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah!

Hassan Nasrallah: «Toda la región será incinerada. Todas las fuerzas e intereses estadounidenses en la región serían aniquiladas. Todos los que colaboraron y conspiraron pagarían por ello, ante todo y el clan Saud».

Multitud: «¡Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah!

«El precio de un barril de petróleo llegaría a 200, 300 o 400 dólares y [Trump] perdería las elecciones»

Hassan Nasrallah: «El Sr. Trump sabe que cuando la región arde en llamas… a este no le importa la gente, ni quién muere ni quién vive… Lo que le importa es que cuando la región arde en llamas, el precio del barril de petróleo subirá a 200, a 300 o 400 dólares y Trump perdería las elecciones. Este es el equilibrio de poder. Cuando el Líder [Jamenei] dice que no habrá guerra, significa que Irán no iniciará una guerra con nadie. Nunca ha iniciado una guerra con nadie. Si los quiere librar una guerra, debería tener en cuenta estas cosas: el alcance de las pérdidas humanas y materiales que pudiera sufrir si entra en tal situación de guerra. Esto es lo que impide se produzca una guerra.

[…]

«Hoy, en celebración al Día de Quds, el 40avo aniversario del establecimiento del Día de Quds, repito, para que lo escuche todo el mundo: Sí, nosotros en el Líbano tenemos suficientes misiles de precisión. Los misiles pueden cambiar la faz de la región y el equilibrio de poder».

Multitud: «¡Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah!

[…]

Hassan Nasrallah: «Hasta este momento, la noche del Día de Quds, no existen fábricas que fabriquen misiles de alta precisión en el Líbano».

[…]

«Si los estadounidenses todavía quieren discutir el tema, entonces que todo el mundo se entere: Nosotros estableceremos instalaciones que fabricaran misiles de precisión en el Líbano»

«Nuestro derecho [para fabricar misiles de alta precisión] no está sujeto a discusión con los estadounidenses. Eso es una cosa. Ya sea que tengamos o no tal fábrica, ¿qué tiene eso que ver con ustedes? Yo les digo que en este momento no tenemos tal Fábrica, pero ustedes no tienen ningún derecho de siquiera discutirlo conmigo si es que tengo tal fábrica o no. Tenemos el derecho de poseer armas con las que podamos defender a nuestro país, independientemente de si las compramos, las obtenemos gratuitamente, o las producimos. Eso es por una parte.

«En segundo lugar, si los estadounidenses todavía desean discutir este tema, entonces permítanme decirles en voz alta: nosotros tenemos la capacidad científica y la mano de obra – nuestra juventud – para fabricar [misiles de alta precisión]. Podemos obtener las máquinas que nos permitirían fabricar [misiles de muy alta precisión]. Esta noche, les digo que si los estadounidenses todavía desean discutir el tema, entonces que todo el mundo escuchara:

Estableceremos fábricas que procesaran la manufactura de misiles de alta precisión en el Líbano».

Multitud: «¡Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, Oh Nasrallah! Respondemos a tu llamado, oh Nasrallah!

Hassan Nasrallah: «Si aún desean abrir discutir el tema… hasta ahora no hemos construido tal fábrica, pero de esta forma, nos convencerían [de que lo hiciéramos]. Además, el gobierno [libanés] habla mucho acerca del apoyo a la industria libanesa. Hoy el mercado más importante del mundo es la industria de las armas. ¿Por qué se ríen? Lo digo en serio. Podemos fabricar misiles de precisión y vendérselos al mundo, y así apoyar al departamento del tesoro libanés. ¿Sí?»