El 2 de octubre, 2021 Qatar celebró sus primeras elecciones parlamentarias de su historia, en las que ninguna mujer fue electa. Si bien la constitución de Qatar establece que su parlamento consta de 45 miembros, 30 elegidos directamente por el pueblo mediante votación directa y secreta y 15 designados por el emir, aún no se han celebrado las elecciones parlamentarias en el país y todos los parlamentarios ya han sido nombrados por el emir.[1]

En octubre del año 2020, el emir de Qatar, jeque Tamim bin Hamad Aal Thani, anunció que las elecciones parlamentarias se celebrarían dentro de un año, en octubre del 2021 y de hecho así ocurrió.

Los candidatos parlamentarios incluyeron a 248 hombres y 26 mujeres. En vísperas de las elecciones, los diarios de Qatar destacaron que las mujeres candidatas se presentaban en 14 de los 30 distritos electorales de Qatar, subrayando la importancia de su candidatura y expresando optimismo respecto a sus posibilidades.[2] Sin embargo, al final ninguna candidata resultó electa.

El hecho de que ni una sola mujer llegara al parlamento de Qatar fue recibido con gran consternación y decepción entre las figuras públicas, ex-parlamentarios y varios periodistas de Qatar, que culparon a la sociedad tribalista y a la cultura patriarcal de Qatar por desalentar la presencia de mujeres como líderes en la escenario político y no valorar su aporte. Una periodista lamentó que algunas de las candidatas fueran más talentosas y creativas que los hombres, mientras que otras pidieron introducir una cuota género en el parlamento para rectificar la injusticia cometida.

Las críticas al fracaso en la elección de mujeres al parlamento y las acusaciones contra la sociedad «patriarcal» de Qatar fueron debatidas en los diarios de Qatar. Los principales periodistas qataríes rechazaron las afirmaciones de que la sociedad qatarí es de hecho patriarcal y adoptaron un tono de disculpa, enfatizando cuán valoradas son las mujeres en Qatar y argumentando que su ausencia del parlamento no refleja su contribución general. Mientras tanto, algunos académicos y figuras públicas admitieron que la sociedad qatarí es patriarcal y conservadora, lo calificaron de típico de las sociedades árabes y agregaron que se requiere más tiempo y madurez intelectual antes de que la mujer pueda ser elegida al parlamento. Algunos pidieron esfuerzos en el área de educación para enfatizar la importancia de las voces y los roles de la mujer como candidatas y votantes.

El 14 de octubre, 2021 unas dos semanas después de las elecciones, el emir de Qatar emitió un decreto en el que designaba a los 15 diputados adicionales que la constitución le autorizaba a nombrar. Entre ellos hay dos mujeres,[3] quizás para sofocar las críticas de la población.

Cabe señalar que tras el anuncio hecho por el emir de Qatar en el año 2020 a las próximas elecciones parlamentarias, los periodistas de Qatar expresaron rápidamente sus dudas de que se pudieran celebrar elecciones democráticas adecuadas en Qatar, señalando su cultura tribalista y patriarcal y la falta de infraestructura democrática.[4] Una medida antidemocrática implementada antes de las elecciones fue la exclusión de la candidatura de miembros pertenecientes la tribu Al-Murrah.[5]

Las mujeres de Qatar se dirigen a los centros de votación con el fin de depositar su voto (Fuente: Al-Sharq, Qatar, 4 de octubre, 2021)
Las mujeres de Qatar se dirigen a los centros de votación con el fin de depositar su voto (Fuente: Al-Sharq, Qatar, 4 de octubre, 2021)

Este informe ofrece una descripción general del discurso de Qatar tras las primeras elecciones parlamentarias del país y el resultado de que ninguna mujer resultó electa.

Personalidades públicas y periodistas de Qatar: Ninguna mujer fue electa debido a nuestra cultura patriarcal tribal

Cuando se dieron a conocer los resultados oficiales de las elecciones parlamentarias y quedó del todo claro que ninguna mujer había sido electa, personalidades públicas y periodistas de Qatar expresaron su decepción, culpando al tribalismo en la sociedad de Qatar y a la cultura patriarcal del país. Algunos expresaron esperanzas de que el Emir rectificara la injusticia al nombrar mujeres para que ocupen cargos en el parlamento, basándose en la autoridad que le otorga la constitución de Qatar para nombrar a 15 parlamentarios además de los 30 ya electos por el pueblo.

La parlamentaria Hind Al-Muftah, una mujer miembro del parlamento saliente designado por el emir,[6] tuiteó inmediatamente después de haberse publicado los resultados de las elecciones: «La mujer de Qatar ha tenido el éxito apropiado al participar en el primer experimento de Qatar en las elecciones parlamentarias. Ellas presentaron un modelo honorable de madurez intelectual y profesional durante la campaña electoral y en sus plataformas de candidatos. Deberíamos estar orgullosos de ellas. Y, sin embargo en la práctica nuestra sociedad patriarcal tribalista no las apoyó o empoderó. Felicitaciones a aquellas mujeres candidatas por su participación en las elecciones hasta su conclusión. Estoy orgulloso de ustedes».[7]

Tuit de Hind Al-Muftah
Tuit de Hind Al-Muftah

Similarmente, el periodista qatarí ‘Abd Al-‘Aziz bin Muhammad Al-Khater, quien escribe una columna para el diario del gobierno qatarí Al-Sharq, tuiteó lo siguiente: «Tal como era de esperarse, ninguna candidata logró ser electa para ocupar un cargo en el parlamento. El estado nos dio una oportunidad para estar al día con la época, pero el problema es el ritmo interno de la sociedad qatarí».[8] Este añadió en un tuit posterior: «Escuchamos a mujeres candidatas quienes eran mejores que muchos de los hombres. Ellas fueron creativas y expresaron sus ideas y puntos de vista maravillosamente, pero sin embargo, yo estaba seguro de que el punto de partida tribal dictaría los términos y mecanismos para obtener un escaño en el parlamento».[9]

Tuit de Abdulaziz Alkhater
Tuit de Abdulaziz Alkhater

Una candidata en las elecciones parlamentarias, ‘Aisha Jassim Al-Kuwari, expresó su decepción por los resultados electorales y pidió cambiar la situación asignando escaños para las mujeres en las próximas elecciones. Ella le dijo a la prensa francesa: «Asignar escaños para la mujer sería una manera de garantizar que la mujer esté representada en el próximo parlamento. Esperamos que cuatro o cinco mujeres sean nombradas por el emir, ya que la presencia de la mujer en el parlamento es muy importante. Algunas de las14 candidatas quedaron decepcionadas, por supuesto, ya que presentaron buenos planes que complacieron a los votantes, pero no debemos olvidar que algunas mujeres votaron por un hombre y por lo tanto, esta es la voluntad del pueblo y debemos respetar eso».[10]

La periodista de Qatar Fatima Yousuf Al-Ghazal también expresó críticas y decepción, quien fracasó en concursar por un cargo para el Consejo Municipal Central de Qatar en el año 2015. En su columna publicada el 6 de octubre en el diario Al-Sharq, ella escribió: «Ninguna mujer logró romper las barreras ideológicas y patriarcales que le impidieron ser exitosa en las primeras elecciones parlamentarias… La razón principal es una herencia cultural que no reconoce el valor de una mujer que llega al parlamento, a pesar de que a lo largo de los años ha demostrado ser digna de optar por cualquier cargo político o ejecutivo y ha cumplido con éxito sus funciones en todas las ramas del gobierno… y a pesar de que la presencia de la mujer qatarí en el parlamento es importante, ya que es una de las autoridades responsables de legislar por sobre la familia, los hijos y el trabajo, los derechos y las obligaciones de la mujer. Yo espero que la mujer tenga más suerte en el tercio del parlamento (designado por el emir. Otra razón a la falta de éxito de la mujer es la ignorancia entre los votantes tradicionalistas, que votan por sus parientes varones por consideraciones familiares y personales y que no comprenden la importancia del proceso electoral, el cual tiene como destino permitir que aquellos que poseen habilidades, ideología y visión ingresen al parlamento para que puedan contribuir activamente al desarrollo sostenible de la sociedad…»[11]

Discurso en la prensa qatarí tras las críticas: Apologistas y rechazo a las críticas por una parte y reconocimiento de que la sociedad qatarí es patriarcal y necesita cambiar, por la otra

Las críticas al fracaso de las candidatas para ser elegidas y en particular las declaraciones del parlamentario saliente Hind Al-Muftah de que la sociedad qatarí es patriarcal, dieron lugar a un discurso de apologistas en la prensa de Qatar. Algunos periodistas se apresuraron a rechazar las afirmaciones de que la sociedad de Qatar es tribal y patriarcal y destacaron la importancia de la participación de la mujer como candidatas y votantes en las elecciones, su contribución a la sociedad de Qatar y el hecho de que son valoradas.

Periodistas sénior: la sociedad qatarí no es patriarcal y las mujeres son valoradas

Por ejemplo, en un artículo publicado el 4 de octubre Muhammad Al-Marri, editor del diario Al-Watan, no estuvo de acuerdo en que la sociedad qatarí sea del todo patriarcal y escribió lo siguiente: «No estoy de acuerdo con la definición de nuestra sociedad como patriarcal, incluso si ninguna de las mujeres participantes candidatas ganaran algún escaño en las elecciones parlamentarias. Este es un tema de elegir y de persuasión de la sociedad. Ambos sexos participaron en las elecciones de acuerdo a los mismos criterios y a todos se les permitió realizar los mismos procedimientos y las mismas concesiones. En general, la mujer es plenamente valorada en nuestra homogénea sociedad, la cual tiene como base la cooperación, la ayuda mutua e integración. Ellas han demostrado sus habilidades en las múltiples tareas y obligaciones que han asumido y su ausencia del primer parlamento electo no indica nada en lo absoluto, porque ellas están presentes con distinción en más de un lugar».[12]

La periodista qatarí Ibtasam Aal Sa’d, quien lidera una columna en el diario Al-Sharq, también rechazó la definición de la sociedad qatarí de patriarcal. Ella argumentó que, si bien la sociedad en Qatar puede tener sus reservas sobre la interacción directa entre los distintos géneros, esto es resultado de la etiqueta y el deseo de preservar la singularidad de la mujer. En un tuit, ella escribió: «Qatar no es una sociedad patriarcal; es una sociedad que todavía coloca a las mujeres en profesiones en las que estas sobresaldrán por separado, sin codearse con los hombres, incluso si comparten el mismo lugar de trabajo. Esto no disminuye su valor; es la forma adecuada de actuar con una mujer, en virtud de su naturaleza de ser mujer».[13]

Aal Sa’d reiteró este punto de vista en su columna publicada el día 4 de octubre en el diario Al-Sharq: «Si bien ninguna de las mujeres logró obtener un escaño en el parlamento, ciertamente ganaron popularidad y experiencia para las próximas rondas electorales, si Alá lega. Incluso si perdieron en esta batalla por escaños parlamentarios, ganaron en las elecciones, en la que presentaron sus ideas y en sus excelentes plataformas de una manera iluminada y digna de elogio y recibieron apoyo y aliento de los residentes en sus regiones electorales. Este es un aspecto que no puede interpretarse como lo interpretó una ex-parlamentaria que fue nombrada y no electa (es decir, Hind Al-Muftah). Ella dijo que fue ‘la sociedad tribalista y patriarcal’ la que dio sus votos a los candidatos masculinos y se abstuvo de darle una oportunidad a la mujer de demostrar sus habilidades y cumplir esta misión junto a los hombres. Pero, de hecho, no tenemos una supuesta sociedad tribalista y patriarcal que prefiera votar por un hombre antes que votar por una mujer. Más bien, todavía existen dudas sobre la interacción directa e ilimitada entre géneros. Sin embargo, esto no significa disminuir el valor de una mujer y su capacidad para asumir responsabilidades; en la mayoría de los casos, este es un tipo de conducta cortés hacia ella con el fin de preservar su singularidad…»[14]

Para ver el resto del despacho en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www..org/reports/after-no-women-were-elected-qatars-first-parliamentary-elections-qatari-public-figures-and

*Z. Harel es compañero investigador en MEMRI.


[1] Véase la serie de Investigación y Análisis No. 1554 – Periodistas de Qatar: Sin infraestructuras democráticas y partidos políticos Qatar no está en condiciones de celebrar elecciones parlamentarias, 2 de febrero, 2021.

[2] Véase por ejemplo Al-sharq.com, 25 de septiembre, 2021 y Al-Sharq (Qatar), 29 de septiembre y 2 de octubre, 2021.

[3] Al-Raya (Qatar), 14 de octubre, 2021.

[4] Véase la serie de Investigación y Análisis No. 1554 – Periodistas de Qatar: Sin infraestructuras democráticas y partidos políticos Qatar no está en condiciones de celebrar elecciones parlamentarias, 2 de febrero, 2021.

[5] Véase la serie de Investigación y Análisis No. 1596 – Medidas contra la democracia antes de las primeras elecciones parlamentarias en Qatar: Nueva ley limita los derechos al voto y candidaturas, 12 de agosto, 2021.

[6] En el año 2017, el emir nombró a las primeras cuatro mujeres parlamentarias, entre ellas a Al-Muftah.

[7] https: /Twitter.com/halmuftah, 2 de octubre, 2021.

[8] https: /Twitter.com/A_AzizAlkhater, 2 de octubre, 2021

[9] https: /Twitter.com/A_AzizAlkhater, 2 de octubre, 2021.

[10] France24.com, 6 de octubre, 2021.

[11] Al-Watan (Qatar), 6 de octubre, 2021.

[12] Al-Watan (Qatar), 4 de octubre, 2021.

[13] Twitter.com/Ebtesam777, 3 de octubre, 2021.

[14] Al-Sharq (Qatar), 4 de octubre, 2021.

The post Luego de que ninguna mujer fue electa en las primeras elecciones parlamentarias de Qatar, personalidades públicas y periodistas de Qatar culpan a la ‘sociedad patriarcal tribal’ first appeared on MEMRI Español.