El día 27 de junio del presente año 2022, misiles impactaron contra el centro comercial Amstor en la ciudad ucraniana de Kremenchuk (Kremenchug), causando un gran número de víctimas. Ucrania culpó a Rusia por el deliberado ataque contra civiles. La condena ante lo perpetrado por Rusia llovió desde muchos sectores. En su cumbre anual que tuvo lugar este año en Baviera, los líderes del G-7 condenaron el ataque ruso efectuado con misiles contra el centro comercial de «abominable».

En una declaración conjunta emitida por los líderes, estos afirmaron lo siguiente: «Estamos unidos con Ucrania en duelo por las víctimas inocentes de este brutal ataque». Estos agregaron: “Los ataques indiscriminados contra civiles inocentes constituyen crímenes de guerra” y agregaron. «El presidente ruso Putin y los responsables tendrán que rendir cuentas y ser responsabilizados por ello».[1]

El Papa Francisco dijo a las multitudes reunidas en Plaza San Pedro en Roma: «Todos los días, llevo en mi corazón a la querida y mártir Ucrania, que continúa siendo flagelada por los brutales ataques como el que dio contra el centro comercial en Kremenchuk».[2]

Hablando al final de la cumbre del G-7 en , el presidente francés Emmanuel Macron, que hasta ahora se consideraba que renunciaba a concederle apoyo a largo plazo a Ucrania, prometió ahora que las siete principales democracias industrializadas apoyarían a Ucrania y mantendrían las sanciones contra Rusia «mientras según sea necesario y con la intensidad necesaria… «Rusia no puede ni debería ganar». Macron se unió a quienes calificaron el ataque con misiles de «nuevo crimen de guerra».[3]

Rusia respondió a la tormenta de fuego pesadamente. El bloguero Anatoly Nesiman a.k.a. El-Murid dijo“Putin está ahora en la misma posición que Osama bin Laden. Su declaración ya no le interesa a nadie, el hecho es declarado. En cierto sentido, este es un problema crónico de todas las dictaduras – un retraso constante en cualquier reacción. Mientras lo sucedido se le informe al jefe, mientras el jefe lo piense, decida y luego pasará por toda la columna vertical del gobierno, sucederá una nueva crisis, una nueva crisis saldrá a flote.[4]

La respuesta tardía de Putin también estuvo influenciada por el hecho de que este se encontraba en una cumbre de estados del litoral Caspio. La declaración del presidente ruso también fue un recordatorio de que cualquier respuesta rusa tenía un punto de partida inamovible, es decir, que Rusia no comete crímenes de guerra.

Putin enfatizó que el ejército ruso no ataca objetivos civiles. «Nadie dispara sobre territorios de esa manera… Por regla general, este disparo fue realizado en función a los resultados de los objetivos reconocidos. Y en este caso, lo mismo aplica a Kremenchug». Rusia ha sostenido firmemente que solo ataca objetivos militares, a diferencia de los brutales estadounidenses en Vietnam, Irak y Afganistán. Por lo tanto, las reacciones rusas tuvieron que proveer explicaciones alternas incluso contradictorias por los ataques efectuados con misiles sobre el centro comercial Amstor.

El siguiente informe explora las reacciones rusas al ataque con misiles en Kremenchuk:

Amstor Mall en Kremenchuk tras el ataque con misiles (Fuente: News.ru)
Amstor Mall en Kremenchuk tras el ataque con misiles (Fuente: News.ru)

Los medios de comunicación rusos, que dependen en gran medida de las redes sociales, fueron los primeros en responder a las imputaciones ucranianas.

Tsargrad.Tv: una repetición del libelo Bucha contra Rusia

El medio de comunicación conservador Tsagrad publicó un informe citando y luego desacreditando la versión ucraniana. La idea central del artículo afirma que Ucrania, al igual que en ocasiones anteriores, tales como durante los combates en los suburbios de Kiev, trató de enlodar a Rusia.

«Todavía no hay datos oficiales, pero los videos de testigos oculares ya muestran que la versión ucraniana no refleja el verdadero estado de las cosas. Primero, las imágenes del centro comercial en llamas muestran a muchas personas vestidas con uniforme militar, lo cual es bastante sospechoso para una ‘instalación pacífica’. En segundo lugar, prácticamente no hay autos en el estacionamiento al lado del centro comercial, lo que pone en duda el reporte de la existencia de una gran cantidad de civiles dentro del edificio.

“Estoy 100% seguro de que esto fue toda una una provocación, justo ante las declaraciones del G7 y de Estados Unidos respecto a los suministros de defensa aérea”, escribió el bloguero Sergey Kolyasnikov en su canal en la aplicación Telegram.

El corresponsal militar Andrei Rudenko llegó a la misma conclusión al examinar un video que mostraba la escena del incidente. A su vez, el columnista militar Boris Rozhin señaló que con estas acciones Kiev está tratando de repetir la provocación de Bucha en Kremenchuk.

«‘No se puede descartar la posibilidad de algún tipo de eventos escenificados en el espíritu de Bucha y Kramatorsk con el propósito de apoyar las negociaciones, durante las cuales Ucrania le ruega a Occidente por nuevos suministros de misiles tierra-aire’.

«‘Incluso antes de los acontecimientos en Kramatorsk y Bucha, la parte ucraniana acusó a Rusia de bombardear el centro comercial en Kiev. Sin embargo, para ese entonces la mentira fue expuesta rápidamente por los propios residentes de la capital ucraniana. El video mostraba a un equipo militar ucraniano escondido en un centro comercial «pacífico y placentero». Luego de dicho incidente, las autoridades ucranianas prohibieron la filmación de los lugares en donde ocurrieron los ataques con misiles en y videos».[5]

Boris Rozhin (Fuente: Fedpress.ru)
Boris Rozhin (Fuente: Fedpress.ru)

Según el representante permanente adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas Dmitry Polyansky, la explosión ocurrida en el centro comercial Amstor de la ciudad ucraniana de Kremenchuk pudiera ser una provocación al estilo del caso Bucha.

“Parece ser que estamos ante una nueva provocación ucraniana hecha al estilo del caso Bucha. Tenemos que mantenernos quietos y a la espera y ver qué tiene que decir nuestro Ministerio de Defensa, pero todas estas ya son demasiadas incoherencias evidentes. Esto es exactamente lo que necesita el régimen de Kiev para mantener el foco en Ucrania antes de que se celebre la cumbre de la OTAN”, escribió Polyansky en su cuenta Twitter.[6]

Dmitri Polyansky Vesti.ru
Dmitri Polyansky Vesti.ru

Los propios ucranianos se lo hicieron para ganar simpatía en las cumbres del G7 y de la OTAN

Como Rusia culpó a Ucrania por informes previos de atrocidades cometidas, era natural que la política se repitiera de igual manera con Kremenchug y la versión rusa de casos anteriores fue citada como prueba de que esta realidad también prevalecía en Kremenchug. El experto militar Mikhail Onufrienko escribió lo siguiente: «Hasta ahora, la situación en Kremenchuk parece ser más una provocación de las ZSU (Fuerzas Armadas de Ucrania). Después de todo, no era la primera vez. En marzo, las ZSU atacaron el centro de Donetsk con un misil «Tochka-U» (OTR-21 Tochka). Para ese entonces, Ucrania culpó sin ningún tipo de fundamento a Rusia. Esta falsedad fue rápidamente desacreditada debido a que los medios de comunicación se dieron cuenta del número del misil. Casos similares se registraron en Bucha, Kramatorsk y Kiev. Por tal acciones se está creando una imagen correcta en los medios de comunicación.

“En términos generales, el esquema ardid siempre parece ser el mismo: las ZSU o atacan a la población civil a propósito o se produce un ataque como resultado de sus acciones poco profesionales. Después de ello, las autoridades ucranianas culpan a Rusia por esto. Más tarde, su posición es propagada por los medios de comunicación occidentales, después de lo cual los estados miembros de la OTAN introducen un nuevo paquete de sanciones contra Rusia o informan sobre un nuevo paquete de asistencia militar para las ZSU. Es interesante notar que el ataque sobre el centro comercial Amstor ubicado en la ciudad de Kremenchuk ocurrió en el contexto de la cumbre del G7 y la próxima cumbre de la OTAN”, señaló Onufrienko.

Onufrienko les recordó a sus lectores que en marzo también se informó de un caso de ataque con misiles sobre el centro comercial Retroville en Kiev. El centro comercial de Kiev albergaba un almacén de municiones.

Onufrienko también argumentó que el momento del ataque impidió un ataque ruso. “Por regla general, los objetivos desplegados con fines militares se atacan de noche para minimizar las bajas civiles. Por lo tanto, cuando algo así ocurre durante el día, parece ser más una provocación de Ucrania”, explicó el analista militar, quien recomendó esperar declaraciones oficiales sobre el incidente. Sin embargo, Onufrienko citó la pronta aparición en el lugar de las explosiones a Anton Gerashchenko, asesor del ministro del interior de Ucrania, como corroboración de que los ucranianos participaron en el incidente.

El incidente sería aprovechado debido a la relación simbiótica entre el liderazgo ucraniano y los medios de comunicación occidentales:

«Además, los eventos que se desarrollan en los frentes son de importancia secundaria para el liderazgo ucraniano. La creación de un ‘ruido de información’, que no tiene relación con la realidad, ocupa el primer lugar. Las tropas ucranianas pueden sufrir derrotas, retirarse, pero los medios de comunicación occidentales presentarán esto como una ‘retirada táctica’. Lo mismo es cierto para cualquier bombardeo dudoso, ya que dada la próxima celebración de la cumbre de la OTAN, las autoridades ucranianas y los medios de comunicación occidentales lo venderán de ‘agresión rusa’ y después de un tiempo se olvidarán de esta historia”, concluyó Onufrienko.[7]

Mikhail Onufrienko (Fuente: Nakanune.ru)
Mikhail Onufrienko (Fuente: Nakanune.ru)

La destrucción del centro comercial fue un daño colateral o un ataque contra un objetivo militar en buena fe

En las redes sociales, la narrativa pro-rusa notó la presencia de la planta Kredmash ubicada justo detrás de Amstor. El canal Rybar en la aplicación Telegram concluyó diciendo: «A juzgar por la destrucción de paredes y postes, la explosión per se ocurrió en algún lugar detrás del edificio Amstor. Desde allí, el fuego se extendió al propio centro comercial.

Los blogueros también señalaron una serie de anomalías. Por ejemplo, en el video que muestra el incendio cerca del centro comercial, solo aparecen hombres en el cuadro de imagen. “Aparentemente, las mujeres no visitan los centros comerciales. Mientras que aquellos ataviados con uniforme militar son visibles”, dijo el periodista Ruslan Ostashko. Además, se puede observar un estacionamiento vacío cercano al centro comercial.

El periodista Andrei Medvedev se burló de la versión ucraniana «Los misiles impactaron sobre un centro comercial en la ciudad de Kremenchug y Zelensky afirmó que miles de civiles fueron atacados. Pero el video de Kremenchug pinta una imagen algo diferente. Hay en el lugar muchas personas portando armas. El video muestra casi exclusivamente a hombres, tipos de aspecto rudo, eso sí. Algunos de ellos poseen tatuajes en la mitad del cuerpo. ¿Qué vendían estos en el centro comercial y qué hacen estos individuos pacíficos? Tal vez, todos ellos se escondían de ser movilizados en la sección de juguetes para chicos y tomaron consigo ametralladoras de plástico cuando huían del lugar».

El primer representante permanente adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas Dmitry Polyansky, también argumentó que el incidente se parecía a la provocación perpetrada por Ucrania en la ciudad de Bucha. “Tenemos que esperar una declaración de nuestro Ministerio de Defensa. Sin embargo, ya existen demasiadas inconsistencias todas flagrantes. Esto es exactamente lo que necesita el régimen de Kiev para mantener el foco en Ucrania antes de que se celebre la cumbre de la OTAN».[8]

Life.ru, citó el canal en la aplicación Telegram «War on Fakes» para de esta manera argumentar que el centro comercial se encontraba justo al lado de una instalación militar ucraniana o funcionaba como tal. «Amstor» se encuentra a unas pocas decenas de metros de distancia de los talleres de la «Planta de máquinas viales de Kremenchuk» (de ahora en adelante – «Kredmash»), que ha estado reparando equipos para las Fuerzas Armadas de Ucrania desde el año 2014… Según algunos informes, el centro comercial fue utilizado como almacenaje de equipo militar, al igual que el centro comercial «Retroville» ubicado en Kiev».

El medio de comunicación cuestionó la afirmación del presidente ucraniano Volodomyr Zelensky de que hubo víctimas masivas por causa del ataque: «Supuestamente había alrededor de mil civiles en el centro comercial en el momento del ataque perpetrado con misiles, pero el estacionamiento frente al centro comercial estaba prácticamente vacío y muchos del personal militar estaban vestidos con uniforme «pixelado» (camisas regulares del ZSU y bolsas de camuflaje) con ametralladoras y que fue observado en el área señalada».

«El hecho de que el centro comercial no haya estado funcionando durante mucho tiempo también se confirma por el hecho de que la búsqueda geográfica en las redes sociales no provee de los visitantes desde el mes de marzo, así como tampoco reseñas en portales o mapas. Según los analistas, el equipo militar reparado en Dormash (refiriéndose a Kredmash) se encontraba almacenado en el centro comercial. No descartamos la posibilidad de que las noticias falsas sobre ‘civiles asesinados durante el bombardeo’ sean otra provocación más de Kiev, ya que la cumbre de la OTAN se llevará a cabo en el próximos días. Zelensky planea pedir un nuevo ‘lote’ de ayuda militar durante el mismo».[9]

Edificación de la fábrica Kredmash en Kremenchuk (Fuente: Uk.Wikipedia.org)
Edificación de la fábrica Kredmash en Kremenchuk (Fuente: Uk.Wikipedia.org)

Surge la versión oficial del Ministerio de Defensa – Fue daño colateral

El día 28 de junio, 2022 el Ministerio de Defensa ruso publicó su versión oficial del incidente. El portavoz del ministerio Igor Konashenkov anunció que un arma de alta precisión alcanzó impactando sobre un depósito de municiones de Estados Unidos y Europa, ubicado en el área de la planta de vehículos de Kremenchug y que la explosión posterior provocó un incendio en un centro comercial cercano:

«El día 27 de junio, en la ciudad de Kremenchug, región de Poltava, las fuerzas aeroespaciales rusas lanzaron un ataque con armas aéreas de alta precisión sobre hangares con armas y municiones recibidas de los Estados Unidos y de los países europeos, en el área de la planta de vehículos de Kremenchug».

«La detonación de municiones almacenadas para las armas de Occidente provocó un incendio en un centro comercial que no operaba ubicado al lado de la planta», agregó Konashenkov.

Los funcionarios rusos adoptaron la explicación y el secretario de prensa de Putin Dmitry Peskov se negó a hacer más comentarios sobre el incidente y refirió a los periodistas a la «exhaustiva» explicación dada por el Ministerio de Defensa.

“No tengo ningún comentario al respecto. Hubo un comentario y explicaciones exhaustivas del Ministerio de Defensa, donde se rechaza por completo esta versión (de la parte ucraniana de que el ataque fue infligido sobre un centro comercial – IF) y se dan explicaciones exhaustivas de lo ocurrido, sobre qué objetivo fue ejecutado el ataque».

Cuando este fue confrontado con la versión ucraniana, Peskov la descartó: «Propongo centrarme precisamente en la aclaración de nuestro propio Ministerio de Defensa».[10]

Al día siguiente (29 de junio, 2022), la vocera de la cancillería de Rusia María Zakharova, acusó al gobierno ucraniano de provocación y a Occidente de ayudar e instigar la provocación mediante la entrega de armamento a Ucrania:

“Otra provocación escandalosa fueron los intentos del régimen de Zelensky de acusar a las Fuerzas Armadas rusas de atacar un centro comercial en Kremenchug el día 27 de junio. Según Kiev, en ese momento había alrededor de mil civiles en el centro comercial. Desafortunadamente, todos estos informes falsos se han multiplicado y se propagaron. Según el régimen de Kiev, se produjo un incendio en el centro y algunas personas resultaron muertas y heridas.

Me gustaría llamar su atención sobre el material presentado por el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa. Nuestras oficinas en el exterior también han apoyado este material en organismos internacionales. Estos muestran que las tiendas de Kremenchug Road Machine Plant – Kredmash Defense Plant – están ubicadas a varias decenas de metros de este centro comercial. Estas tiendas almacenaban armas y municiones enviadas por los Estados Unidos y los países de la Unión Europea para usarlas en las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania en Donbass.

¿Quizás la población en Occidente debería preguntarle a sus gobiernos el por qué entregaron y se almacenaron armas en las inmediaciones de un centro comercial? Esta pregunta no se les ha ocurrido, ¿cierto? Nadie pensó en esto – ni los corresponsales en Occidente, ni las ONG en Occidente, ni los humanitarios que están tan preocupados por la situación en Ucrania. ¿Por qué los países occidentales le suministran armas a Ucrania que son almacenadas en las proximidades de una infraestructura civil densamente poblada? Esto se hace deliberadamente. Esto es exactamente lo que llamamos esconderse detrás de los civiles. Ellos son utilizados como escudos y se han convertido en rehenes de los intereses geopolíticos. Los ataques de precisión efectuados por las Fuerzas Aeroespaciales Rusas destruyeron las tiendas de la planta y no el centro comercial ni tampoco a la población civil.[11]

Persisten afirmaciones contradictorias

Tsargrad.tv, citando al canal Troika Telegram, afirmó que una residente no identificada de Kremenchug reprendió al alcalde de la ciudad Vitaly Maltetsky, por no impedir la ubicación de un objetivo estratégico justo detrás del centro comercial.

«Al momento de sonar la sirena, el centro comercial estaba abierto y accesible a todos». Por lo tanto, quienes perecieron fueron víctimas de la insensibilidad del régimen ucraniano por no informarles que estaban haciendo sus compras justo al lado de un objetivo militar.[12]

Sin embargo, el representante adjunto Polyansky continuó insistiendo en que no hubo víctimas masivas ya que el centro comercial no sufrió daños tangibles: «Un misil que impactó en el centro comercial no hubiese dejado nada remanente de esta instalación», señaló Polyansky.[13]

Ciertamente es altamente dudoso que Rusia esperara convencer a la opinión extranjera ya que el lugar estaba abierto a ser verificado. Kredmash, por ejemplo, está ubicado a medio kilómetro del centro comercial y no había evidencia de que un incendio se extendiera a esa distancia. Los recibos del centro comercial mostraban que el centro comercial estuvo abierto para realizar actividades normales, etc.[14] Este probablemente logró enturbiar las aguas y convencer a la audiencia nacional rusa de que las acusaciones ante las atrocidades rusas eran noticias falsas.


[1] Reuters.com, 27 de junio, 2022.

[2] Canberratimes.com, 29 de junio, 2022.

[3] Indianexpress.com 28 de junio, 2022.

[4] Elmurid.livejournal.com, 28 de junio, 2022.

[5] Tsargrad.tv, 27 de junio, 2022.

[6] Ura.ru, 27 de junio, 2022.

[7] Vz.ru, 27 de junio, 2022.

[8] Vz.ru, 27 de junio, 2022.

[9] Life.ru, 27 de junio, 2022.

[10] Interfax.ru, 28 de junio, 2022.

[11] Mid.ru, 29 de junio, 2022.

[12] Tsargrad.tv, 30 de junio, 2022.

[13] News.ru, 29 de junio, 2022.

[14] Guardian.co.uk, 29 de junio, 2022; BBC.com, 29 de enero, 2022.

The post Luego del ataque con misiles contra un centro comercial en Kremenchuk, Rusia enfatiza explicaciones contradictorias con el fin de desviar culpas first appeared on MEMRI Español.