Las recientes declaraciones de dos funcionarios del partido gobernante en India que menospreciaron al profeta Mahoma despertaron la furia en todo el mundo musulmán, provocando manifestaciones, condenas oficiales, llamados a castigar a los funcionarios y llamados a boicotear los productos provenientes de India. Algunos países musulmanes convocaron a sus embajadores de India con el propósito de presentar su protesta por las declaraciones. Los dos funcionarios, que desde entonces han sido destituidos de sus cargos en respuesta a la indignación por sus declaraciones, comentaron sobre el matrimonio del profeta Mahoma con su tercera esposa ‘Aisha cuando ella tenía 6 años y la consumación del matrimonio cuando tenía 9,[1] tal como se afirma en un hadiz (tradición profética) que incluso aparece en las compilaciones de hadices más autorizados: Sahih Al-Bukhari y Sahih Muslim.

En este contexto, la periodista egipcia Sahar Al-Ga’ara escribió, en su columna habitual en el diario Al-Watan, que el verdadero problema no son las declaraciones de los funcionarios hindúes. El problema, dijo, es que este hadiz se le considera confiable a pesar de que contradice el Corán, el Sunna (es decir, las acciones y enseñanzas del profeta) y el sentido común. Este se acepta como auténtico, ella agregó, solo porque aparece en las compilaciones de hadices de Al-Bukhari y Muslim, que estos tratan como altamente autorizados a pesar de que también incluyen hadices que no son confiables y deben ser descartados.

Al-Ga’ara también mencionó los esfuerzos hechos por Arabia Saudita, encabezados por el príncipe heredero a la corona de Arabia Saudita Muhammad bin Salman, para reexaminar la literatura hadiz y omitir las tradiciones que no son confiables.[2] La oposición de algunos estudiosos islámicos a esta iniciativa, dijo, surge del temor de que le reste valor a su autoridad religiosa. Sin embargo, estos estudiosos deberían permitir un debate intelectual y un reexamen de las fuentes, sin temor a que esto debilite la fe de la población, ella escribió.

Al-Ga’ara también criticó implícitamente al jeque de Al-Azhar Ahmad Al-Tayeb, quien se niega firmemente a participar en la iniciativa del presidente egipcio ‘Abd Al-Fattah Al-Sisi de reexaminar la tradición islámica y el Sunna del Profeta y reformar el discurso religioso para combatir el extremismo religioso.[3]

De la campaña en Twitter que llama a boicotear los productos de India (Fuente: Twitter.com/EsRaaOuda281, 4 de junio, 2022)
De la campaña en Twitter que llama a boicotear los productos de India (Fuente: Twitter.com/EsRaaOuda281, 4 de junio, 2022)

Lo siguiente son extractos traducidos de su columna.[4]

El hashtag ‘Modi, pero no el mensajero de Alá’, que el sábado por la noche fue el hashtag principal y más importante en Twitter, expresó la furia de los musulmanes, o el llamado ‘fanatismo islámico’, que a veces es un tipo de fanatismo encomiable. En un tuit, el vocero oficial del gobernante Partido Bharatiya Janata [BJP] en India, encabezado por el primer ministro Narendra Modi, se preguntó el por qué el profeta Mahoma se casó con ‘Aisha cuando aún no tenía 10 años, una pregunta que enfureció a los usuarios musulmanes en las redes sociales en el mundo árabe

«Ahora permítanme plantear la pregunta más importante de todas: ¿Quién fue el que lastimó a la dama ‘Aisha, la política hindú, o nosotros los musulmanes? ¿Quién manchó la biografía del profeta de la misericordia? El político hindú o la compilación de hadices de Al-Bukhari? Según un bien conocido hadiz, que casi todos los musulmanes conocen y que aparece en las compilaciones de hadices de Al-Bukhari y Muslim, el profeta, puedan la paz y plegarias de Alá estar con él, se casó con la madre de los creyentes ‘Aisha , cuando él tenía 50 años y ella 6 y tuvo relaciones sexuales con ella cuando ella era una chiquilla de menos de 9 años de edad. Este hadiz recibió un sello de inmunidad (de duda) solo porque está incluido en [las compilaciones de] Al-Bukhari y Muslim, a pesar de que contradice todo lo que posiblemente pueda contradecir: el Corán y el Sunna auténtico (es decir, las auténticas tradiciones acerca del profeta), ¡así como también la razón y el sentido común!

“Esta no es la única acusación hecha sobre nuestro honorable Profeta por los sacerdotes de Al-Bujari (es decir, los estudiosos religiosos que aceptan ciegamente todos los hadices incluidos en esta compilación). La verdadera lucha no es por la edad de ‘Aisha, sino por la autoridad religiosa. Porque, si los autoproclamados representantes de Alá en la tierra permiten abrir las puertas del ijtihad (es decir, aplicar el juicio individual sobre los temas de jurisprudencia)[5] y cuestionar a Al-Bujari y Muslim y la autenticidad de los hadices que estos le atribuyen al profeta, el control y la hegemonía de estos estudiosos sobre la gente colapsarán, junto a la autoridad de varias instituciones religiosas, locales o continentales, tales como la Unión internacional de estudiosos musulmanes, encabezada por Yousuf Al-Qaradawi, que Egipto, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin han designado de organización terrorista!

«Hay un límite sumamente fino entre la acción que beneficia a la humanidad y la religión y la acción con el fin de obtener beneficios, capital e influencia hasta llegar al punto del terrorismo… Cuando alguien realiza una acción para reexaminar los hadices que se denominan ahad,[6] que Arabia Saudita pretende omitir del Sunna, esto amenaza la influencia de los estudiosos religiosos y los priva de su principal herramienta de control religioso. Esto se debe a que los priva de la ‘tradición’, que el Jeque de Al-Azhar considera constituye las tres cuartas partes de la religión, mientras que el Consejo de académicos superiores de Arabia Saudita examina esta tradición con la intención de omitir los hadices más débiles que son falsamente atribuidos al profeta…

«Los estudiosos piensan que esta religión (islam) es ‘frágil’ y que cualquier discusión o interpretación intelectual amenaza con quebrarla… Estos estudiosos de grandes turbantes echan espuma por la boca y hacen declaraciones rimbombantes para defenderla, e incluso exigen declarar la guerra y reactivar las guillotinas porque creen que cada toque y cada insinuación pueden sacudir los firmes cimientos de la religión y por lo tanto deben volar cabezas para preservar su estabilidad. ¿No son ellos los que poseen una fe muy débil y son ellos los que ¿no están convencidos del todo que la religión tiene a Alá para que la defienda?

«Me gustaría que uno de ellos leyera la novela ‘Azazeel, escrita por el autor egipcio Youssef Ziedan. Este libro enfureció a los cristianos,[7] sin embargo, nadie prohibió su circulación en Egipto o en otros lugares y eventualmente se ganó el Premio Booker árabe. Me gustaría que uno de ellos se diera cuenta de que el Vaticano intentó prohibir el libro El Código Da Vinci escrito por Dan Brown, pero el libro fue publicado y se convirtió en una película que se transmitió en el canal árabe MBC2, a pesar de que trata con los descendientes de Jesús. ¡Ojalá uno de ellos viera la película Los dos papas, que critica a la iglesia y la acusa de corrupción! Ojalá viera la serie documental de Morgan Freeman «La historia de Dios«, que trata de la esencia de las creencias, la religión, la espiritualidad, la resurrección y la fe. Ninguna de estas obras desestabilizó el cristianismo ni lo hizo desaparecer, porque ninguna novela, película o caricatura puede borrar la fe.

«En este país Egipto, los cristianos han sido acusados ??de herejía más de una vez y las turbas atacaron a la propia iglesia, pero los cristianos no aullaron por temor a que su religión se perdiera o que su fe en sus principios se perdiera. Oh estudioso musulmán, ten cuidado: tu tradición, que atribuye costumbres preislámicas a nuestro honorable Profeta, no perdurará frente a la nueva y ‘confiable recopilación’ de hadices que está a punto de salir de Riad».[8]


[1] Apareciendo en un reciente programa de televisión, Nupur Sharma, vocero del partido gobernante Bharatiya Janata (BJP) en India, le preguntó a uno de los panelistas si tenía que hablar sobre el profeta Mahoma, quien se casó con «una chiquilla de 6 años» y «tuvo relaciones sexuales con ella cuando tenía 9 años». Posteriormente, Naveen Kumar Jindal, jefe de la oficina de medios de comunicación del partido en Delhi, también publicó tuits muy controvertidos sobre el profeta Mahoma. Luego de que sus declaraciones provocaran la furia en todo el mundo musulmán, Sharma fue suspendida de su cargo y Jindal fue expulsado del partido.

[2] Con el fin de conmemorar el quinto aniversario de la Visión 2030 de Arabia Saudita en abril del año 2021, el príncipe heredero a la corona de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, concedió una extensa y muy completa entrevista con el periodista ‘Abdallah Al-Mudaifer, que fue transmitida en varios de los canales de televisión sauditas. En la entrevista, que incluyó declaraciones de gran alcance sobre el carácter religioso del reino saudí y las fuentes de su legislación, bin Salman afirmó que la legislación debe estar basada únicamente en directivas explícitas del Corán y el Sunna y que siempre es posible aplicar ijtihad (juicio independiente) al interpretar el shari’a, para adaptarla al espíritu de la época y el lugar. El príncipe heredero a la corona agregó que, al confiar en el Sunna, es mejor seguir los hadices transmitidos por varias personas (hadiz mutawatir), que son pocos pero cuya autenticidad está muy comprobada. Este agregó que incluso su interpretación está sujeta a ijtihad, según el tiempo, lugar y la comprensión de su contenido. Véase la serie de Investigación y Análisis No. 1575 – Las extensas declaraciones del príncipe heredero a la corona saudita Mohammed bin Salman sobre la religión anuncian nuevas reformas en el reino, 4 de mayo, 2021.

En una entrevista concedida a la revista estadounidense The Atlantic, bin Salman afirmó que existen decenas de miles de hadices, muchos de los cuales han sido juzgados como poco confiables, pero varios elementos, tales como Al-Qaeda y e EIIS, los citan como justificativo a sus posturas y comportamiento. Este señaló que Arabia Saudita actualmente está comprometida en un esfuerzo por examinar todas las tradiciones proféticas e identificar aquellas cuya autenticidad está fuera de toda duda. El proyecto, agregó, está en su etapa final y pudiera ser completado dentro de dos años. Véase la serie de Despacho Especial No. 9822 – Diarios sauditas publican transcripción completa de la entrevista del príncipe heredero a la corona saudita Bin Salman con la revista ‘The Atlantic’: El islam wahabí no es sinónimo de Arabia Saudita; Las reformas sociales y culturales sirven a nuestros intereses; Nos oponemos a un acuerdo nuclear débil con Irán; Israel no es el enemigo, 11 de marzo, 2022.

[3] Véase la serie de Investigación y Análisis No. 1542 – Jeque de Al-Azhar brinda apoyo a islamistas extremistas en Europa: los musulmanes deben dar sus almas en defensa del profeta; El islam nos ordena amar a Mahoma y al yihad más que a nuestras propias familias, 11 de diciembre, 2020; serie de Investigación y Análisis No. 1505 – Disputa en ‘Conferencia internacional sobre la renovación del pensamiento islámico’ de Al-Azhar refleja el rechazo de larga data de la institución a las reformas religiosas en Egipto, 20 de marzo, 2020.

[4] Al-Watan (Egipto), 6 de junio, 2022.

[5] Esto, en contraste con la percepción tradicional en el islam sunita de que las puertas del ijtihad se cerraron en el siglo 10, es decir, que aplicar tal juicio ha estado prohibido desde ese entonces.

[6] El término ahad se refiere a los hadices que fueron transmitidos por uno solo o por un número relativamente pequeño de narradores y, por lo tanto, se consideran menos confiables que los hadices llamados mutawatir, que fueron transmitidos por un número significativo de narradores y cuyas cadenas de transmisión son consideradas confiables.

[7] El libro trata sobre la iglesia copta en el siglo quinto.

[8] Al-Watan (Egipto), 6 de junio, 2022.

The post Periodista egipcio: El problema no son las declaraciones que insultan al profeta, sino el aceptar sin criticar las tradiciones poco fiables sobre su persona first appeared on MEMRI Español.