En un artículo publicado el 9 de octubre, 2021 en el diario saudita en inglés Arab News, la figura de los medios de comunicación libaneses Baria Alamuddin escribe que Hezbolá continúa con sus actividades de tráfico de drogas en todo el mundo, utilizando ahora a los países de África occidental como los principales y más importantes estados de tránsito para sus envíos de drogas. Ella señala que Hezbolá y Siria, ambos patrocinados por Irán, continúan reforzando su estatus de ser la principal fuente mundial de la droga Captagon hecha a base de anfetaminas. Sin embargo, desde que Arabia Saudita prohibió la importación de productos libaneses a comienzos de este año, Hezbolá ha tenido que desviar sus envíos de la droga Captagon a través de países de tránsito para ocultar de esta manera al país de origen. África occidental se ha convertido en una opción preferida, especialmente los condados con grandes comunidades libanesas, tales como Cote d’Ivoire, donde los libaneses controlan gran parte de la economía, así como también Togo y el Congo.

Baria Alamuddin (Fuente: Creativewomen.co)
Baria Alamuddin (Fuente: Creativewomen.co)

Alamuddin señala además que se estima que las operaciones ilegales de Hezbolá en África occidental, incluyendo el lavado de dinero, la proliferación de armas, el tráfico de drogas y otros delitos organizados, le reportan a la organización al menos mil millones de dólares al año. Advirtiendo que las actividades ilegales de Hezbolá pueden llegar a dominar toda la economía del Líbano, transformándola en un narco-estado, Alamuddin le pide a la comunidad internacional que luche contra esta red globalizada a favor de la criminalidad y el terrorismo de Hezbolá.

Lo siguiente es su artículo:

«Tras el colapso de las economías libanesa y siria, los mafiosos de la familia Assad y de Hezbolá se propusieron remodelar sus naciones en narco-estados»

«Cuando Arabia Saudita prohibió la importación de productos libaneses en abril debido a que abusaba de estos envíos para introducir narcóticos de contrabando en el reino, Hezbolá se vio ante un problema.

«Tras el colapso de las economías libanesa y siria, los mafiosos de la familia Assad y Hezbolá se propusieron remodelar sus naciones como narco-estados – con centros de producción mundial de droga a base de anfetaminas Captagon, un favorito entre aquellos que asisten continuamente a fiestas y entre los grupos terroristas. Se estima que el comercio del Captagon en Siria posee un valor superior a mil millones de dólares al año.

«La producción de Captagon se estableció en áreas tales como Homs y Alepo, pero dada la extrema disfuncionalidad de Siria, muchas fábricas importantes se han consolidado de nuevo a lo largo de la frontera entre el Líbano y Siria, particularmente en los baluartes de Hezbolá tales como Qusair y el valle Bekaa. El ex-ministro de Justicia del Líbano y jefe de seguridad Ashraf Rifi describe una «asociación entre Hezbolá y la parte siria en términos de fabricación y contrabando» de Captagon, Esto es además de que Siria y el Líbano se están convirtiendo en las rutas preferidas para los envíos de heroína, metanfetamina y hachís.

«Desde la prohibición de envíos impuesta por el Consejo de Cooperación del Golfo, Hezbolá ha recurrido a desviar estos envíos ilegales a través de los estados de tránsito para de esta manera ocultar al país de origen, una vez más aprovechando sus conexiones con la diáspora libanesa en todo el mundo. África Occidental se ha convertido en una opción bastante preferida, con 450.000 pastillas de Captagon que aparecieron en un puerto en Lagos, descubierto como resultado de una cooperación conjunta saudí-nigeriana. Las autoridades del Consejo de Cooperación del Golfo también han descubierto millones de píldoras Captagon en envíos de cacao desde África occidental, siendo Siria casi con certeza el punto de origen de dicha producción.

«Esta no es la primera vez que Hezbolá ha involucrado a las comunidades libanesas de África occidental en el tráfico de narcóticos. Durante la década del año 2000, Hezbolá e Irán se toparon con un problema diferente: gracias al acercamiento del presidente Mahmoud Ahmedinejad con los estados latinoamericanos, Hezbolá comenzó a cosechar miles de millones de dólares provenientes de la cocaína, pero no tenía forma de repatriar estos fondos a Beirut y Teherán. A este se le ocurrió una idea ingeniosa: invertir el dinero en decenas de miles de automóviles estadounidenses de segunda mano que luego fueron enviados a Benin, donde cientos de expatriados libaneses se instalaron en el mercado automovilístico de África occidental y los ingresos de estas ventas fueron repatriaron al Líbano.

«Cote d’Ivoire posee una diáspora libanesa de 80.000 habitantes que dominan alrededor del 50% de la economía, mientras que elementos de la mafia afiliados a Hezbolá desempeñan un papel importante en el tráfico de estupefacientes. Cote d’Ivoire es un importante punto de tránsito para el lavado de dinero, con numerosos casos en los que se le impidió a los jóvenes intentar llevar maletas conteniendo millones de dólares de regreso al Líbano. Otros estados de África occidental, tales como Guinea, Togo, el Congo, Guinea-Bissau y Sierra Leona, han desempeñado un papel fundamental en las operaciones de Hezbolá, que incluyen lavado de dinero y proliferación de armas, drogas y del crimen organizado.

«Un cálculo realizado en el presente año 2021 sugiere que esta actividad le genera al grupo alrededor de $1 billón al año, probablemente en el mismo escenario que los estipendios que recibe Hezbolá de Irán. Con el comercio anual de narcóticos alrededor del mundo estimado en alrededor de $500 billones, esto pudiera ser un gran subestimado. Mientras la economía del Líbano continúa su implacable deslizamiento, puede que llegue pronto el día en que su sumergida economía controlada por Hezbolá llegue a dominar los mercados del Líbano, con el riesgo de que el país se convierta permanentemente en un narco-estado total».

«La continua participación de Hezbolá en el comercio de cocaína en Latinoamérica es quizás lo más cerca que estará Teherán de lograr su consigna de ‘Muerte a los Estados Unidos'».

Mientras tanto, Irán y Hezbolá están involucrados en envíos de armas por un valor de millones de dólares a Yemen, África, Irak y a una serie de otros estados devastados por la guerra. Por lo tanto, tenemos una tormenta perfecta, con el tráfico de narcóticos que es utilizado para financiar el terrorismo y el paramilitarismo, pero todavía encuentro una notable falta de curiosidad sobre estos temas entre diplomáticos y periodistas.

«Todo esto llega en un momento en que Teherán hace su ejercicio de ruido de sables dentro de sus fronteras al norte en la región del Cáucaso. Tras una sucesión de asesinatos de científicos en materia nuclear y explosiones «misteriosas» en lugares muy sensibles iraníes, Teherán hoy día ve a agentes del Mossad en todas partes. Los ayatolás se han vuelto intensamente paranoicos sobre la estrecha relación de defensa de Azerbaiyán e Israel y recientemente han comenzado a participar en ejercicios militares sumamente provocativos en su compartida frontera. Durante mucho tiempo han temido que Bakú pudiese despertar sentimientos separatistas entre la vasta población azerí al norte de Irán.

«Las consecuencias de que Hezbolá provoque el prohibir las exportaciones de productos agrícolas libaneses a los principales mercados regionales son enormes y arruinarán la vida de los agricultores que, al igual que la mayoría de los ciudadanos, han sido devastados por la desintegración económica y el colapso del valor de su moneda. En Afganistán, los empobrecidos agricultores recurrieron al cultivo de heroína, que financió el regreso de los talibanes al poder; es como si Hezbolá estuviese haciendo todo lo posible para transformar el Líbano en una economía basada en mercancía de la muerte. La visita de alto perfil a Beirut realizada por el canciller iraní Hossein Amirabdollahian, es un recordatorio de cómo la participación del Líbano en la órbita económica de Teherán significa abrazar la condición de ser un estado paria.

«En una nación moribunda donde muchos han perdido la voluntad de vivir, «Hizb Al-Shaitan» ha hecho que estos mortales narcóticos sean más asequibles que la leche para bebés. La ubicación mediterránea del Líbano hace que esta histórica nación comercial sea la salida perfecta para inundar los mercados europeos con narcóticos, mientras la continua participación de Hezbolá en el comercio de cocaína en Latinoamérica es quizás lo más cerca que estará Teherán de lograr su consigna de «Muerte a los Estados Unidos».

«El mundo no debería esperar a que el comprometido y disfuncional sistema judicial del Líbano resuelva este problema. Los casos legales contra un puñado de narcotraficantes libaneses son risibles – ¡gente encarcelada por lavar un centenar de cápsulas! Parecería que los principales actores están tratando de eliminar la competencia a menor escala.

«Al abordar y confrontar tal amenaza, el mundo no solo evita que millones de vidas sean arruinadas irreversiblemente, sino que también puede evitar que billones de dólares de los ingresos provenientes de las drogas sean canalizados hacia el terrorismo y el paramilitarismo. ¿Se ha convertido el nexo Hezbolá-Teherán, como mucho, en la red más globalizada del mundo para perpetrar criminalidad y el terrorismo?»

The post Periodista libanesa: Hezbolá continúa convirtiendo al Líbano en un ‘narco-estado’ que ahora utiliza a África occidental como centro de tránsito para su tráfico ilegal de drogas first appeared on MEMRI Español.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorVino, viajes y otros placeres: Abrazar cada instante
Artículo siguienteCircumcision... another area of contention