Diario Judío México - En una entrevista publicada el 9 de febrero, 2020 con el diario saudita en Londres Al-Sharq Al-Awsat, Mubarak Al-Fadil Al-Mahdi, ex-viceprimer ministro de Sudán y actualmente jefe del Partido Reforma y Renovación del Umma, expresó su apoyo a la reciente reunión entre el líder sudanés ‘Abd Al-Fattah Al-Burhan y el Primer Ministro israelí Binyamin Netanyahu y por la normalización de relaciones entre los dos países. En respuesta a quienes condenaron la reunión, Al-Mahdi declaró que los propios palestinos han normalizado relaciones con y han mantenido vínculos económicos con este desde la firma de los Acuerdos de Oslo, al igual que muchos otros países árabes, principalmente .

Al-Mahdi agregó que la política de rechazo que han sostenido los árabes durante años, como parte de la cual rechazaron todas las propuestas para resolver el tema palestino, no es realista y les ha perjudicado y que la plática sobre un continuo boicot a no tiene sentido en la realidad actual y en consideración al equilibrio de poderes existente. Instando a los árabes a aprender de los errores del pasado y avanzar hacia la normalización de relaciones con , este enfatizó que los sudaneses, con la excepción de algunos extremistas, están a favor de esta opción, especialmente porque Sudán necesita desesperadamente de la tecnología israelí. Además, la amistad con pudiera ayudar a Sudán a limpiar su nombre como estado ex-patrocinador del terrorismo y puede que esto conduzca al levantamiento de las sanciones impuestas por los sobre este, dijo.

Cabe señalar que Al-Mahdi expresó posturas similares cuando se desempeñó como ministro de inversiones y vice-primer ministro, provocando ira en la institución política y religiosa de Sudan.[1]

También debe tenerse en cuenta que, según informes recientes, , , y Arabia Saudita discuten la posibilidad de celebrar una cumbre en El Cairo, a la que asistan el Primer Ministro israelí Netanyahu y varios líderes árabes, incluyendo al Príncipe Heredero a la Corona de Arabia Saudita Muhammad bin Salman, El Presidente egipcio ‘Abd Al-Fattah Al-Sisi y los líderes de los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Omán y Sudán. Si existe algo de verdad en estos informes, la reunión entre Netanyahu y Al-Burhan puede haber sido valorada como prueba ante esta cumbre. La entrevista con Al-Mahdi en Al-Sharq Al-Awsat, así como también otro artículo publicado recientemente en el diario, un artículo de opinión del columnista principal ‘Abd Al-Rahman Al-Rashed explicando las razones de Sudán para acercarse a [2] – También puede ser un intento de Arabia Saudita para promover la idea de la normalización de relaciones con entre la población árabe.

La entrevista con Al-Mahdi en Al-Sharq Al-Awsat

Lo siguiente son extractos traducidos de la entrevista de Al-Mahdi publicada el 9 de febrero, 2020 en Al-Sharq Al-Awsat.[3]

Los propios palestinos, así como también muchos países árabes, han normalizado sus relaciones con

«El tema principal a debatir en Sudán en estos días es la ‘normalización de relaciones con Israel’. Desde que ‘Abd Al-Fattah Al-Burhan, presidente del consejo soberano [de Sudán], detonó la ‘bomba de la normalización de relaciones’ el día 3 de febrero, 2020, la calle sudanesa se ha dividido entre partidarios y opositores de este movimiento, aunque parece ser que los partidarios del movimiento son la obvia mayoría. Uno de estos partidarios es Mubarak Al-Mahdi, ex-viceprimer ministro [sudanés], que describió la oposición a este paso como «objetiva», alegando que los palestinos han «normalizado» sus relaciones con los israelíes desde los Acuerdos de Oslo y Sudán necesita lo que este llamó un «certificado de inocencia» que lo libera de los cargos de terrorismo [en su contra], que Israel puede muy bien otorgarle en bandeja de plata… Según él, la firma [de los palestinos] a los Acuerdos de Oslo ‘significa aceptar a Israel y la convivencia con los israelíes en un solo estado que incluye a la Autoridad Palestina y Hamas. Estos recibieron autonomía y celebraron elecciones al cargo de presidente y los municipios… los palestinos mantienen relaciones [económicas] con Israel en materia de electricidad y aduanas y los palestinos trabajan en Israel. En otras palabras, la normalización total [ya] existe y todo lo que les queda es [finalizar] el estatus oficial del estado…”

“Según Al-Mahdi, la normalización de relaciones comenzó con los Acuerdos de Camp David [entre Israel y ], a los que este llamó ‘el fin de la [opción] solución militar’, porque se dio cuenta de que no poseía los recursos necesarios para ingresar a una lucha incesante y a una carrera armamentista. Este agregó: ‘Luego que recuperase su honor en la guerra de 1973, este recuperó sus tierras al firmar los [Acuerdos] de Camp David, normalizó relaciones [con Israel] e izó la bandera israelí en El Cairo. Luego de eso, siguieron muchos países árabes (Jordania, Omán, Qatar) y comenzaron a aparecer representaciones [israelíes] [en estos países].

«Al-Mahdi, quien durante años ha estado pidiendo públicamente la normalización de relaciones con Israel dijo que esta normalización no ha ocurrido con la población árabe porque [esta población] todavía está sujeta a la propaganda de los medios de comunicación que operan a la antigua y que no se ha actualizado para que coincida con el cambio en la realidad. Al-Mahdi añadió: «Y luego llegaron los Acuerdos de Oslo, que reforzó el reconocimiento de que quien carece de la fuerza necesaria no puede perpetuar el conflicto y todos entendieron que la solución requerida ahora es política, lograda por medio del diálogo…»

El boicot contra Israel no tiene sentido; la política árabe de rechazo ha arrojado siempre resultados negativos

“En cuanto al discurso sobre la continuación del boicot contra Israel, Al-Mahdi dijo que ‘no tiene sentido’, porque el mundo y los equilibrios de poder están cambiando y hoy día existen 13 miembros árabes en la Knéset [israelí] y el conflicto se ha vuelto político, cultural y educativo [uno, librado] por medios pacíficos y no un conflicto de confrontación y boicots. Este culpó por la erosión de los logros de los árabes a la «política árabe de rechazo», diciendo: «La política árabe de rechazo ha arrojado resultados opuestos [a lo que se pretendía. Los árabes] rechazaron el [plan] de partición del año 1948; luego rechazaron las fronteras de 1967 y ahora están exigiendo un estado [palestino] aún más pequeño… La política emocional de rechazo ignoró el equilibrio de poder y la situación global y regional y no consideró qué era posible y qué no lo era. «Este llamó a aprender de las experiencias pasadas y a confiar en ello para enfrentar la dura realidad, lo que conduce a una política de normalización y de fomentar confianza…»

Sudán pagó muy caro por su política de rechazo; la normalización de relaciones con Israel limpiará su nombre y hará mejor su economía

«Al-Mahdi cree que la normalización de relaciones con Israel y la renovación a la creación de confianza [con este] han creado importantes intereses económicos para Israel en el mundo árabe, [porque este último] es un enorme mercado que el sector israelí de tecnología avanzada necesita. Este dijo: ‘Sudán y el mundo árabe necesitan de la tecnología israelí avanzada. Cuando Israel descubra los intereses que tiene en el [mundo] árabe, aumentará su motivación para hacer más concesiones a los palestinos [y] estos se convertirán en parte del país [es decir, Israel]. También manejará el tema de los refugiados y el «tema de Jerusalén», que no es un tema palestino sino islámico, que en el pasado estuvo bajo administración jordana. «Respecto a la normalización de relaciones entre Sudán e Israel, dijo Al-Mahdi que la economía sudanesa en general y específicamente el sector agrícola, está severamente subdesarrollado… y que Sudán necesita de energía, infraestructuras y tecnología agrícola. Este mencionó que «en la mayoría de las tierras no hay agua, electricidad ni carreteras, por lo que necesitamos desesperadamente de la tecnología israelí».

Para ver el resto del despacho en inglés junto a las imágenes en el portal principal de copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/sudanese-politician-saudi-al-sharq-al-awsat-daily-sudanese-people-support-normalization


[1] Véase la serie de Despacho Especial No. 7074 – Ministro de Inversiones de Sudán: La normalización de relaciones con Israel no es «nada complicado»; clérigo sudanés: El sharia lo permite, 30 de agosto, 2017; Despacho Especial No. 7109 – Clérigo sudanés defiende el llamado del ministro de inversiones a normalizar relaciones con Israel, 26 de septiembre, 2017.

[2] Véase la serie de Despacho Especial No. 8540 – Importante periodista saudita luego de reunión entre líderes de Sudán e Israel: Las acciones de Sudán son comprensibles; Muchos países árabes poseen vínculos con Israel, 6 de febrero, 2020.

[3] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 9 de febrero, 2020.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorDiarioJudio.com lamenta el deceso del Sr. Roberto Grinberg Borestain Z”L
Artículo siguienteAl-Sadr busca erigirse como el guardián religioso de las normas sociales y valores éticos en Irak