Diario Judío México - A medida que se aproximan las elecciones presidenciales en los Estados Unidos y ante las encuestas que indican una ventaja para el candidato demócrata, el vicepresidente Joe Biden, la prensa saudita publica numerosos artículos sobre las elecciones y las posibilidades de victoria para cada candidato. La mayoría de los periodistas saudíes esperan la reelección del actual Presidente Donald Trump, entre otras cosas debido a su postura agresiva frente a Irán. Muchos de los escritores expresaron opiniones negativas sobre la era del anterior presidente Obama, cuando Biden era su vicepresidente; condenan las políticas de esa administración, incluyendo el acuerdo en materia nuclear PIDAC con Irán que promovió Obama y lo que estos dijeron era el apoyo de los demócratas a la Hermandad Musulmana y advirtieron que estas políticas pudieran revivirse bajo una presidencia de Biden. 

Con este espíritu en boga, el 15 de octubre, 2020 el periodista saudita Badr bin Sa’ud advirtió en el diario saudí Al-Riyadh, que una victoria de Biden significaría una repetición de lo que este llamó la altamente defectuosa presidencia de Obama. Al criticar duramente a este último, bin Saud declaró que la administración Obama realizó un pacto con Qatar y con la Hermandad Musulmana y que apoyó la «llamada Primavera Árabe», causando estragos y destrucción en los países árabes. También argumentó que Obama les permitió a los miembros de la Hermandad Musulmana alcanzar altos cargos en su administración y participar en la creación de la política estadounidense contra los países árabes y a favor de sus enemigos Irán, Turquía y Qatar. El maquiavelismo de la Hermandad Musulmana, este añadió y el falso idealismo del Partido Demócrata se unen en una alianza que solo sirve a los intereses de ambos. 

Otros artículos en la prensa saudita buscaron disipar las preocupaciones y minimizar lo que llamaron el peligro de una posible victoria de Biden. Por ejemplo, el periodista saudita Muhammad Aal Al-Sheikh escribió en su columna en el diario Al-Jazirah que si bien una victoria de Trump definitivamente beneficia a Arabia Saudita, una victoria de Biden no sería necesariamente una catástrofe, porque algunos piensan que Biden gira más hacia lo moderado que Obama. Un presidente Biden no podrá ignorar las actividades terroristas regionales de Irán y sus agentes-estado como Hezbolá o la consolidación de la visión europea que se opone a la conducta de Erdogan, este dijo. Al enfatizar que un presidente Biden tampoco podrá ignorar el hecho de que Arabia Saudita es un país importante e influyente que comparte una relación estratégica con los Estados Unidos, este minimizó la importancia de las actuales críticas al mismo y a otros países árabes en los medios de comunicación estadounidenses. Este señaló que esta crítica iba dirigida más al Presidente Trump que a los propios países y destacó que esa crítica es parte integral de un populismo que se disipará después de que concluyan las elecciones. 

Lo siguiente son extractos traducidos de los artículos de Badr bin Sa’ud y de Muhammad Aal Al-Sheikh.

Periodista Bader Bin Sa’ud: Una victoria de Biden significará un retorno a la era Obama, quien realizo un pacto con la Hermandad Musulmana; Hitler también fue electo democráticamente

El periodista saudita Badr bin Sa’ud escribió en su columna del 15 de octubre en el diario Al-Riyadh: «El candidato presidencial Joe Biden se desempeñó en el cargo de vicepresidente de la administración Obama durante ocho años y elegirlo significará recrear las mismas experiencias, con todas sus acompañantes distorsiones políticas, económicas y del área médica y de salud. En su campaña y en entrevistas, Biden enfatiza que las prioridades de la administración estadounidense, recordando por lo tanto su alianza con Qatar y la Hermandad Musulmana como parte del plan fallido de la Primavera Árabe y su uso del canal qatarí Al-Jazeera y su personal árabe e inglés como brazo mediático para promover dicho plan y sembrar el caos político y económico y la destrucción en los países árabes… La Primavera Árabe fue un anzuelo que los árabes se tragaron. No fue un episodio histórico natural, ni siquiera una ola de alzamientos sociales motivados por factores económicos y políticos.

Columna de Badr bin Sa’ud (Fuente: Alriyadh.com/1847828, 15 de octubre, 2020)

«La relación de Estados Unidos con la Hermandad Musulmana se remonta a la década de los años 1950… Gran Bretaña financió la fundación de esta organización en 1928. Los miembros de la organización emigraron a los Estados Unidos hace 70 años y lograron obtener altos cargos en instituciones académicas e ideológicas, en empresas consultoras y en grupos de influyentes expertos think tank. Esto les ha permitido desempeñar un papel importante en frustrar las decisiones de Estados Unidos destinadas a perjudicar a sus aliados, especialmente a Irán, Turquía y a Qatar. La compañera de fórmula para la administración Biden Kamala Harris dijo que la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán fue desafortunada, lo que significa que si Biden llega a ganar, Estados Unidos puede retornar al acuerdo nuclear y a la alianza con la Hermandad Musulmana.

«Obama formó una alianza con la Hermandad Musulmana, les ayudó a desempeñar un papel en configurar las políticas estadounidenses respecto a los países árabes y apoyó sus planes en Túnez, Egipto, Libia y Siria durante la Primavera Árabe… Además, Durante su mandato, los demócratas se opusieron a designar a la Hermandad Musulmana como organización terrorista y todavía mantienen esta postura, alegando que la Hermandad Musulmana se ha convertido en gobierno, o parte del gobierno, en varios países árabes.

«Los movimientos políticos del Islam apoyan claramente la campaña de Biden y se oponen a la reelección de Trump, ya que se sabe que Trump no tiene vínculos amistosos con ellos y actuará para eliminarlos en su totalidad. Esto se debe a que elementos de la Hermandad Musulmana están detrás de la mayoría de los ataques de los medios de comunicación en Occidente a los estados del Golfo y a la región árabe y que poseen una fuerte presencia en el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Por lo tanto, los países árabes deben presentar una demanda contra Qatar, contra la administración demócrata de Obama y la Hermandad Musulmana en los Estados Unidos, exigiendo daños morales y económicos al daño causado por la Primavera Árabe.

«Las elecciones no siempre mejoran las cosas, tal como lo demuestra Hitler, quien estableció el nazismo, gobernó a los alemanes con mano de hierro y arrastró a Alemania hacia la Segunda Guerra Mundial. La Hermandad Musulmana ha participado en las campañas electorales de candidatos demócratas y está tratando de establecer movimientos influyentes que en la superficie están muy alejadas de la ideología de esta organización. Cuando el maquiavelismo de la Hermandad Musulmana se encuentra con el falso idealismo de los demócratas estadounidenses, cada uno de ellos acepta renunciar a algún principio, o retrasar su implementación con el fin de realizar intereses temporales».[1]

Para ver el resto del despacho en inglés copie por favor el siguiente enlace en su ordenadorhttps://www.memri.org/reports/concern-saudi-arabia-biden-win-will-mean-return-obamas-destructive-policy


[1] Al-Riyadh (Arabia Saudita), 15 de octubre, 2020.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.