A medida que se intensifica la lucha global contra el coronavirus, continúan apareciendo las teorías de conspiración en los medios de comunicación árabes con el fin de explicar la fuente y origen del virus y su propagación.[1] Muchos de los artículos y publicaciones en las redes sociales alegan que el coronavirus fue creado por los con el simple objetivo de derrumbar la economía de China, un país que, según los que escriben, amenaza la hegemonía económica y política de los Estados Unidos.

Caricatura en un diario financiado por Qatar: Trump anuncia el estado de emergencia debido al coronavirus (Fuente: Al-Quds Al-Arabi, 16 de marzo, 2020)

Lo siguiente son algunos extractos de estos artículos.

Líder iraquí Muqtada Sadr: Trump está detrás del coronavirus; Rechazaremos cualquier trato estadounidense contra la enfermedad

En un tuit publicado el 11 de marzo, 2020, el líder del Movimiento Sadrista chiita en Irak Muqtada Al-Sadr atacó al Presidente de los Donald Trump, acusándolo de ser el responsable por la propagación del coronavirus, particularmente en los países hostiles a Estados Unidos: «Me sorprendí cuando Trump dijo: ‘Estamos haciendo un gran trabajo en contra del coronavirus y la situación hubiese sido peor si no fuese por nuestra intervención a ello'». Oh Trump, tú y otros como tú son sospechosos de estar detrás de la propagación de esta enfermedad, en especial porque la mayoría de los que la padecen se oponen a los Estados Unidos». Luego ridiculizó al Presidente Trump y escribió: «Ayer usted afirmó que derribó grandes imperios y suprimió el terrorismo y hoy día usted lucha contra un virus que es invisible a simple vista. !¿No le da vergüenza?!» Este concluyó diciendo: «Cualquier trato dispensado por usted y por sus compañías infectadas no será aprobado por nosotros y no lo deseamos. Usted no es solo el enemigo de Alá sino el enemigo del pueblo. Usted es un virus [que acaba con la] la paz y propaga guerras y enfermedades».[2]

Tuit de Al-Sadr publicado el 11 de marzo (Fuente: Twitter.com/Mu_AlSad, 11 de marzo, 2020)

El 4 de marzo, 2020 Al-Sadr publicó un video en Facebook en el que muestra su visita al santuario del Imam ‘Ali en la ciudad iraquí de Najaf, luego de que fue cerrada brevemente para esterilizarla contra el coronavirus. Durante la visita, este ordenó a los custodios del santuario que no lo cerraran por ningún motivo y dijo que lo visitaría diariamente para asegurarse de que permanezca abierto al público.[3]

El clérigo chiita Assad Al-Naseri, partidario de las protestas contra el gobierno iraquí quien se separó del Movimiento Sadrista, criticó los consejos de este tipo, advirtiéndole a la población a no creer en los «mitos» difundidos por «clérigos ignorantes». En un tuit publicado el 9 de marzo, este escribió que «muchos clérigos son ignorantes en su propio campo de conocimiento [religión], así como también en otros campos que no están relacionados a ellos, así que no crean en sus supersticiones y estafas, porque su principal preocupación es preservar sus activos, delirios y engaños sobre las mentes de los incrédulos».[4] Este añadió:» El coronavirus es una pandemia que plantea y representa un gran peligro para la vida de la población. La solución es adherirse a lo que dice la ciencia y lo que la medicina decide y los [clérigos] ignorantes deben permanecer callados».

Tuit de Al-Naseri (Fuente: Twitter.com/asaadalnaseri, 9 de marzo, 2020)

Escritores en diarios del establishment sirio: El coronavirus fue creado en Occidente para librar un terrorismo médico contra China y otros países

En los diarios del establishment sirio, los artículos sobre el tema de conspiración fueron prominentes, alegando que el coronavirus es parte de una guerra biológica que el gobierno del Presidente estadounidense Trump libra contra China, que compite con los por la posición de la economía más fuerte del mundo. Por ejemplo, Sha’ban Ahmad, columnista del diario de gobierno Al-Thawra, escribió: «… Quien sigue las noticias del coronavirus entiende que Trump ha adoptado una política de guerra biológica contra China y contra el mundo, [una política de] comerciar con la vida de la población al crear una enfermedad que beneficiará a las compañías farmacéuticas y a los fabricantes de vacunas. Esta es la próxima guerra, y el mundo debe estar más consciente del peligro que representa esta administración estadounidense, que se esfuerza por destruir el mundo y dejar [solo] a su falso imperio [después] de destruir a toda la humanidad y que ahora está listo para destruir el mundo al servicio de sus propios intereses».[5]

Muhyi Al-Din Al-Muhammad, columnista del diario sirio Teshreen, escribió: «Lo más probable es que el coronavirus no sea un fenómeno natural, sino producto de algún laboratorio occidental, fabricado para librar un terrorismo médico contra China y muchos otros países del mundo y frenar la economía china que está tomando la delantera en la [economía] global. El coronavirus apareció luego del fracaso de las [otras] medidas de defensa tomadas por el Presidente Trump, [tales como] el aumento de los aranceles sobre los productos chinos. Este virus mortal puso en alto el viajar a China en gran medida, por aire, tierra o mar y muchos países comenzaron a cerrar sus fronteras y a colocarse en situación de encierro, que es [algo que] las fuerzas de la arrogancia global [es decir, los Estados Unidos] no pueden imponer a través de las armas. Aunque el coronavirus no amenaza solo a China y su propagación en todo el mundo ahora es solo cuestión de tiempo, la atención de los medios de comunicación se centra solo en China. Esto significa que este virus está siendo aprovechado de manera criminal para librar un nuevo tipo de guerra de Occidente contra China…»[6]

Ziad Ghassan, otro columnista del diario Teshreen, escribió: «Lo que han escrito decenas de espías y colaboradores de Occidente en sus memorias sobre las viles operaciones que estos llevaron a cabo en todo el mundo demuestra que no se puede descartar que el coronavirus sea producto de un laboratorio de guerra biológica. En mi opinión, lo que John Perkins reveló en su exitoso libro ‘Confessions of an Economic Hit Man’ – Confesiones de un francotirador de la economía, del 2004, refuerza la afirmación de que Occidente es responsable por la mayoría de las enfermedades mortales que aparecieron repentinamente en nuestro mundo moderno y algunas de los cuales desaparecieron [tan] repentinamente».[7]

Editor de diario árabe: creó el coronavirus para perjudicar las economías de China e Irán; una investigación internacional está siendo pedida al respecto

‘Abd Al-Bari’ Atwan, periodista palestino quien vive en Gran Bretaña y es el editor del diario árabe en la red en Londres Rai Al-Yawm, escribió: «El portavoz de la cancillería de China escribió en su cuenta Twitter en inglés que el ejército estadounidense puede que haya sido responsable de introducir el coronavirus en la ciudad de Huwan, siendo esta la más afectada por la enfermedad. Esta es una aseveración muy grave que acusa implícitamente a los y al Presidente Trump personalmente de perpetrar crímenes contra la humanidad, ya que este desastre ha afectado a la mayoría de los pueblos del mundo, así como también sus mercados bursátiles y sistemas financieros y el número de víctimas hasta ahora ha llegado a 3.000 y esto es solo el comienzo.

«La economía china está preparada para convertirse en la primera economía número del mundo, derribando a los del trono [global] que ha ocupado desde la Segunda Guerra Mundial. El liderazgo chino planea estrangular suavemente a por medio de una nueva Ruta de la Seda[8] y establecer un sistema financiero alterno que pondrá fin a la hegemonía del dólar dentro de cinco años. Todos estos son hechos que pueden haber motivado a un precipitado presidente como Trump a perpetrar este crimen de guerra, si las acusaciones chinas son ciertas.

«Es necesario realizar una rápida y veloz investigación internacional y establecer un comité para examinar los hechos en profundidad, verificar estas acusaciones chinas y publicar los hallazgos al mundo, con máxima transparencia. Europa y Rusia deben apoyar esto y ayudar de cualquier manera con lo que puedan.

« es el único [país] en la de la humanidad que alguna vez utilizó bombas atómicas en Japón. Dado que es el responsable de todas las guerras, no podemos descartar que también sea el primer [país] en utilizar armas biológicas, [en la forma del] coronavirus.

«Sí, yo creo en esta teoría de conspiración, porque, como árabes y musulmanes, hemos sido y seguimos siendo las mayores víctimas. Nuestra mejor prueba [de esto] es la mentira sobre las armas de destrucción masiva de [Saddam Hussein] en Irak [durante la Guerra de los años 1990-91].

«Nuestro reconocido poeta, el difunto Mahmoud Darwish, no mintió y no ignoró la realidad cuando dijo que es una plaga y que la plaga es Estados Unidos.[9] No nos sorprenderá si llega el día en que los hechos sean expuestos y [transpira] que los Estados Unidos [de hecho] fabricó el coronavirus y lo esparció en China e Irán para destruir a estos dos países y sus economías».[10]

Periodista libanés: Coronavirus: un plan estadounidense para debilitar económicamente a China

‘Ali’ Abadi, quien escribe en el portal del canal libanés de Hezbolá Al-Manar, escribió: «… La propagación del coronavirus es el resultado de un plan estadounidense destinado a debilitar a China, ahora que este último se ha convertido en un actor global que compite con en casi todos los dominios. Si continúa desarrollándose al su [actual] ritmo, China pudiera estar a punto de convertirse en la economía más importante del mundo… Existen informes, aún sin confirmar, sobre la presencia de un agente bacteriano en el patio interior del consulado de en Wuhan, China. Esto recuerda el complot de la película Contagion del 2011, en la que un virus mortal que se origina de los murciélagos se propaga rápidamente y es llevado por una mujer desde Hong Kong en China al resto del mundo. Esta es similar en algunos de sus detalles a las circunstancias del brote de coronavirus y se dice que los murciélagos, que los chinos y otros asiáticos comen, son la posible fuente del [coronavirus]… Algunas historias de ciencia ficción y conspiratorias Las historias en el cine no están muy lejos de la realidad y algunas de ellas misteriosamente se vuelven realidad. Ha habido informes de que los estuvieron experimentando con gérmenes que atacan a ciertas etnias. Tales informes fueron publicados el año pasado por la [agencia de noticias] rusa Sputnik…» Lo que es seguro es que el coronavirus es una epidemia cuyo epicentro fue China y que afectó muchos aspectos de la economía china. Esto nos lleva a preguntar: ¿Quién se beneficia de todo esto? Sabemos, al menos, que está muy preocupado por el constante crecimiento económico de China y ha intentado durante años frenar este crecimiento ejerciendo presiones políticas. Este [intentó] obligar a China a devaluar su moneda, el yuan, desde la persistente caída de su valor impulsó las exportaciones chinas [haciendo que los productos chinos sean más baratos] en comparación con los productos estadounidenses y otros. La administración Trump tomó algunas medidas directas y contundentes, tales como imponer aranceles a los productos chinos para compensar su ventaja] sobre los productos estadounidenses. [Estados Unidos] también impuso restricciones de seguridad a la compañía de telecomunicaciones china Huawei, que desarrolla teléfonos celulares G5.

«Las élites estadounidenses están muy preocupadas de que pierda su condición de líder mundial debido al rápido crecimiento de China, que se extiende a Asia, África y Europa gracias a su Iniciativa Belt and Road, el mayor proyecto de infraestructura en la de la humanidad, mientras que se está encadenando a sí mismo a su obsesiva política de oponerse a muchos países. Esto le da a China un poder blando constructivo, en oposición a la tosca y destructiva imagen de los Estados Unidos».[11]

Columnista jordano: Estados Unidos, habiendo utilizó armas nucleares contra Japón, ahora está destruyendo a China con el coronavirus

Rashid Hassan, columnista del diario jordano Al-Dustour, mencionó el coronavirus en una columna publicada el 23 de febrero, 2020 sobre el tema del Acuerdo del Siglo. Este escribió: «El que atacó a Japón con armas atómicas, ocupó Irak y Afganistán con el pretexto de [librar una guerra contra] el terrorismo, estableció bases militares en 88 países, creó al Estados Islámico (EIIS) y las organizaciones takfir [acusar a otros musulmanes de herejía] con el fin de propagar el caos destructivo y el SIDA en África ahora está destruyendo a su enemigo número uno, China, al diseminar el coronavirus. El único capaz de hacer todas estas cosas y más está preparado para hacer cualquier cosa a fin de seguir siendo el pirata del mundo y robar sus recursos…»[12]

El coronavirus amenaza al mundo entero (Fuente: Al-Arabi Al-Jadid , Londres, 13 de marzo, 2020)

Periodista palestino: La élite estadounidense está se está aprovechando del coronavirus para reprogramar la economía global en beneficio de

‘Abd Al-Muwati Al-Sadeq, quien escribe en el portal palestino Amad, afiliado al bando de Muhammad Dahlan, escribió: «Primero, déjenme decirles que estoy convencido de que el coronavirus es una epidemia peligrosa que puede poner en peligro a la humanidad si se esparce y no puede controlarse. [Además], soy de los que cree en la teoría de conspiración y estoy convencida de que existe una especie de Deep State (estado clandestino paralelo) que controla la mayoría de los eventos que se suceden en el mundo. Incluso si asumimos, en aras de la discusión, que este virus maldito no fue fabricado en los laboratorios estadounidenses, estoy seguro de que el estado clandestino paralelo que controla a los Estados Unidos aprovechó al máximo su apariencia para librar una feroz guerra contra las economías del mundo, especialmente las de China, Irán, Rusia y Europa, a fin de reprogramar la economía mundial, sacar fuera al Dragón Chino de la competencia económica y destruir las economías del resto de los países…

«La mejor prueba de esto es la forma en que los medios de comunicación [exageran la epidemia], lo cual pretende sembrar el miedo al informar sobre la propagación del virus y hacer que la mayoría de los países tomen medidas que aumenten el pánico, [todo] en cumplimiento con el instrucciones de la Organización Mundial de la Salud, que en sí misma forma parte del estado clandestino paralelo. Estas medidas han causado que los estados que fueron atacados [por este complot] pierdan miles de millones de dólares. Es un hecho conocido que los informes médicos y las estadísticas muestran que la tasa de mortalidad de este virus es mucho más baja que la de otras epidemias, tanto virales como no virales. Por ejemplo, según informes internacionales, el número de personas que mueren de hambre [en el mundo] es de 28.000 por día[13]

«La epidemia de coronavirus» (Fuente: Al-Quds Al-Arabi, Londres, 15 de marzo, 2020)

Periodista libanés: El coronavirus tiene intención de alcanzar el objetivo de Estados Unidos de acabar con el gigante chino

Escribiendo en el diario Al-Binaa, la columnista libanesa Samaher Al-Khatib también escribió que el coronavirus es parte de una guerra biológica que Estados Unidos libra contra China. Ella escribió: «No fue casualidad que este virus fatal apareciera justo cuando se desata una guerra comercial entre los Estados Unidos y la vasta e industrializada China que amenaza con competir con las empresas, tecnología y las [capacidades] en el ciberespacio de Estados Unidos a escala mundial… el coronavirus es parte de la confrontación estadounidense-china que se desarrolla actualmente…

«A medida que el mundo avanza y la ciencia y la tecnología se desarrollaron, las guerras también se desarrollaron. Los expertos militares disciernen seis generaciones de guerras… Una guerra de sexta generación, según los expertos en estrategia militar, es una ‘guerra conducida remotamente’, emprendida por medio de armas inteligentes, con las redes de Internet alrededor de su centro… Los medios [empleados en estas guerras] son ​​variados e incluyen nuevas técnicas de espionaje en la que se utilizan pájaros, animales y peces…

«El arma más importante inventada en esta generación [de guerras] es el ‘sistema de satélite sigiloso’, tal como lo llamó hace unos años un reportero del diario Washington Post porque se basa en tecnologías altamente desarrolladas que suenan a pura [ciencia] ficción, mientras que otros se refieren a ello como ‘piratería biológica’. Este sistema comprende aproximadamente medio millón de satélites diminutos que giran alrededor de la Tierra, lejos de los caminos de los satélites regulares, poseen muchos objetivos, como ayudar a escanear la actividad magnética del cerebro y el cuerpo humano, examinar la posibilidad de controlar a personas mediante los llamados chips para el control de seres humanos y también cooperar con armas HAARP[14] para incrementar el control de los fenómenos naturales artificiales y desastres. [El sistema] también ayuda a atacar a personas por medio de ondas magnéticas y realizar espionaje alrededor del mundo, existen cada vez más varios tipos de proyectos de piratería moderna…

«El coronavirus no está muy lejos de esta generación de guerras biológicas. Este aparece con el numero de Patente 10130701 en la lista estadounidense de patentes para el 2018 y no hay necesidad de mencionar la participación de las grandes farmacéuticas, cuyo objetivo es obtener miles de millones de dólares anualmente inventando virus como el cáncer y el SIDA y utilizar formas adicionales de guerra biológica que no se detienen ante nada, por repugnante que sea, para lograr su objetivo. Y esto aplica aún más cuando el objetivo estadounidense es aniquilar sin dudar en lo absoluto al gigante chino, independientemente de las consecuencias, incluso si el número de víctimas llega a alcanzar millones. Después de todo, fue [Estados Unidos] que arrojó dos bombas atómicas a Hiroshima y Nagasaki…»[15]


[1] Véase el Informe de MEMRI: Escritores árabes: El coronavirus es parte de la guerra biológica librada por los Estados Unidos contra China, 6 de febrero, 2020.

[2] Twitter.com/Mu_AlSadr, 11 de marzo, 2020.

[3] Facebook.com/salihMAliraqii, 5 de marzo, 2020.

[4] Twitter.com/asaadalnaseri, 9 de marzo, 2020.

[5] Al-Thawra (Siria), 2 de febrero, 2020.

[6] Tishreen (Siria), 23 de febrero, 2020.

[7] Tishreen (Siria), 3 de febrero, 2020.

[8] La iniciativa «New Silk Road», también conocida como la iniciativa «Belt and Road», es un nuevo plan estratégico anunciado por el Presidente chino Xi Jinping en el año 2013, cuyo objetivo es crear una conexión geográfica, por tierra y mar entre China y los demás países, para agilizar de esta manera la transferencia de bienes y mercadería desde China al resto del mundo. Como parte de esta iniciativa, China invierte grandes sumas de dinero en proyectos fuera del país, lo que aumenta su influencia en varios países y en la economía global.

[9] Esto aparece en el poema de Darwish «Elogio a la sombra sublime» escrito en 1983.

[10] Raialyoum.com/, 12 de marzo, 2020.

[11] Almanar.com.lb, 9 de febrero, 2020.

[12] Al-Dustour (Jordania), 23 de febrero, 2020.

[13] Amad.ps, 10 de marzo, 2020.

[14] HAARP (Programa de Investigación Auroras Activas de Alta Frecuencia) es un programa de investigación estadounidense cuyo objetivo es estudiar la ionosfera con el fin de desarrollar nuevas tecnologías que empleen esta capa en beneficio de las comunicaciones de radio y espionaje. El programa se presta a numerosas teorías de conspiración, especialmente aquellas relacionadas con la manipulación del calentamiento global.

[15] Al-Binaa (Líbano), 3 de febrero, 2020.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDiario vocero del régimen iraní ‘Kayhan’: El Presidente turco Erdogan no será exitoso en anexar la zona del Idlib sirio a Turquía – ni forzar el concepto de la ‘Gran Turquía’ sobre Irán y Rusia
Artículo siguienteCBP cierra centros para el Programa de Viajero de Confianza por coronavirus