Cuatro días después de las elecciones al parlamento iraní, el Majlis efectuadas el 21 de febrero, 2020, el veterano periodista saudita Tareq Al-Homayed, ex-editor del diario saudita en Londres Al-Sharq Al-Awsat, publicó un artículo de opinión en el diario saudita ‘Okaz que tituló «El virus del [régimen] Jomeini». En este, Al-Homayed criticó a los medios de comunicación en Occidente, a las organizaciones de izquierda y demócratas estadounidenses por hipócritamente hacerse la vista gorda a «la farsa de las elecciones parlamentarias iraníes» ante miles de candidatos reformistas y moderados descalificados por el régimen.[1]

Al atacar al régimen iraní por sus actividades destructivas en y en los países de la región, Al-Homayed advirtió que este «virus mortal» está eliminando todo progreso y reforma. Este agregó que la desconcertante indulgencia de Occidente frente a las actividades de pone en peligro no solo a sino a toda la región.

Caricatura en el diario Al-Arab: El coronavirus está siendo eclipsado por el virus del régimen iraní (Fuente: Al-Arab, Londres, 25 de febrero, 2020)

Lo siguiente son extractos del artículo de opinión de Al-Homayed:

«La farsa de las elecciones parlamentarias iraníes terminó sin [conmocionar] a Occidente… No hubo ningún alboroto mediático ni artículos en los principales medios de comunicación en los últimos días.

«Esto a pesar del hecho que el Consejo Guardián [iraní], cuyos 12 miembros son nombrados por el Líder Supremo de Irán, impidió que 6.850 iraníes se postularan para las elecciones de los 290 escaños parlamentarios, por varias afirmaciones [falsas] que incluyen ‘¡deslealtad al Islam!’ El régimen de los ayatolás ha hecho todo esto, sin embargo, no hemos visto el mar de tormentas en críticas o editoriales [en los diarios] en Occidente. Ni siquiera los demócratas [estadounidenses] protestaron, ni siquiera como [protestaron] luego que la administración Trump asesinó al terrorista Qassem Soleimani, el líder de la destrucción en y en la región…

«No estoy hablando aquí sobre la hipocresía de la Izquierda, de los demócratas o de algunas instituciones y organizaciones de medios de comunicación en Occidente, sino del riesgo a ignorar el peligro iraní que amenaza no solo a los iraníes sino también a la región y subestimarlo.

«El régimen iraní, el régimen del [Ayatolá Ruhollah] Jomeini [fundador de la Revolución Islámica de Irán], es un virus mortal para el progreso y la reforma en nuestra región. Este es más mortal que cualquier otro virus. Cuando a 6.850 iraníes se les impide postularse para las elecciones, pone en peligro no [solo] al propio sino a toda la región. De hecho, esto es lo que ha estado haciendo también en Irak desde el año 2003; peor aún, lo está haciendo en el Líbano, ya que el está siendo ensamblado, o como sus aliados [es decir, Hezbolá] eliminan a sus rivales [políticos], comenzando [en el año 2005] con el asesinato del [ex-primer ministro libanés] Rafiq Al-Hariri. Peor aun que todo esto es lo que está haciendo en Siria, Gaza y Sana’a [en Yemen].

«El significado que este virus Jomeini tiene y lo que algunos en Occidente ignoran, es que no existe esperanza de progreso y reforma en la región y que los recursos, los aspectos positivos y las esperanzas de los pueblos en Irán, Irak, el Líbano y Siria están en riesgo. También significa que los criaderos del extremismo y de la ignorancia trabajan las 24 horas y que mientras la corrupción política en continúe y [mientras] el virus Jomeini se extienda en la región, la ruina nos impactará a todos.

«Por alguna razón desconcertante, esta farsa electoral en Irán, a pesar del alcance del boicot público [iraní] sobre este [y aunque] el régimen evitó que miles se postulen a las elecciones, parece no haber sido señalada a través de los editoriales, informes y artículos detallados en Occidente a fin de aclarar el peligro de lo que está sucediendo [en Irán], tanto para los propios iraníes como para toda la región. La verdad es que la indulgencia de los demócratas [estadounidenses], de la Izquierda y de las instituciones y organizaciones [internacionales] frente a son la peor propaganda posible [para promover] la democracia en nuestra región y [en cambio promueven] la peligrosa propagación del virus Jomeini que erradica cualquier posibilidad de un futuro mejor para todos».[2]

[1] Véase la serie de Despacho Especial No. 8582 – Representante del Majlis iraní en Qom: 10 muertes diarias por el coronavirus en la ciudad, el régimen oculta las cifras de fallecidos en Irán; ex-funcionario en el cargo del Presidente Rouhani: El ‘coronavirus: un regalo de los clérigos de la República Islámica [de Irán] al pueblo’, 24 de febrero, 2020.

[2] ‘Okaz (Arabia Saudita), 24 de febrero, 2020.