Diario Judío México - El 29 de marzo, 2020 un grupo de 100 académicos, activistas políticos y sociales iraníes publicaron una carta en la que el Líder Supremo de Ali Jamenei, es el principal responsable de que la epidemia del COVID-19 se convierta en un desastre nacional. La carta fue publicada en el portal Kalame.com, identificado con partidarios del líder del Movimiento Verde Mir Hossein Mousavi, quien ha estado bajo arresto domiciliario desde el año 2011 por criticar a Jamenei y a otros funcionarios del régimen por oprimir las protestas del Movimiento Verde y por falsear las elecciones presidenciales del año 2009.

Los firmantes de la carta enumeran una serie de fallas por las cuales responsabilizan directamente a Jamenei y a los funcionarios del régimen, incluyendo el ocultar información sobre el brote del a la población y la falta de medidas para frenar la propagación de la enfermedad, fuera de consideraciones políticas y religiosas. En lugar de actuar para salvar al pueblo iraní, estos afirman, el líder de Jamenei, explica la situación utilizando teorías de conspiración sobre bioterrorismo y demonios que ayudan a los enemigos de ,[1] e incluso evita que el pueblo reciba ayuda humanitaria estadounidense o de otro tipo, mientras él y otros funcionarios del régimen tienen acceso directo a tratamiento médico. Los firmantes también acusan al Presidente Rouhani de ser cómplice del desastre al cooperar con Jamenei para instigar y atribuirle la crisis a un complot enemigo.

Los aparatos financieros y mediáticos del régimen, que Jamenei controla, agregan los firmantes, no están siendo utilizados para servirle al pueblo sino solo al pequeño sector hedonista de secuaces del régimen. Los grandes financiamientos y capitales sirven al proyecto del régimen para exportar la revolución; los aparatos de seguridad, que sofocan incluso la más mínima protesta, no siguen las pautas de los expertos médicos y minimizan el movimiento público para refrenar la propagación de la enfermedad, mientras que la autoridad de radiodifusión y los medios de comunicación le ocultan información al público e incluso culpan a la propia población de la situación.

Parvaneh Salahshouri, miembro mujer del Majlis saliente, expresó sus críticas sobre el manejo de la crisis del por parte del régimen en una entrevista con el diario Jahan-i Sanat el 15 de marzo. Ella acusó a las autoridades de ocultarle al público la verdad sobre la epidemia, negándose a tomar medidas para limitar su propagación desde el principio, evadiendo responsabilidades y difundiendo teorías de conspiración que culpan a los enemigos de , e Israel, por la epidemia en lugar de ayudar directamente al pueblo.

Lo siguiente son los puntos principales de la carta académica que condena a Jamenei y la entrevista al parlamentario Salahshouri.

La protesta de los 100 académicos: Jamenei, usted es responsable de este desastre nacional

La carta académica publicada el 29 de marzo, 2020 leía:

«Sr. Jamenei, ¡usted es el principal culpable de que la pandemia del COVID-19 se esté convirtiendo en un desastre nacional!

«Según el personal más antiguo del Departamento de Sanidad en , cada minuto, una persona se infecta con el , mientras que cada 10 minutos, alguien muere debido al virus. Los médicos en , así como también los jefes de la Organización Mundial de la Salud, estiman que el número de muertes reconocidas oficialmente [en ] es mucho menor que la cifra verdadera. La evidencia sugiere que estamos ante un desastre nacional.

«Todo el mundo ahora sabe que el inicial ofuscamiento del régimen y sus fuerzas de seguridad le robaron al pueblo iraní su oportunidad de reducir este peligroso virus. Todos conocen los hechos de cómo fueron sacrificadas vidas de ciudadanos iraníes, de una manera irresponsable e inhumana, al servicio de los intereses políticos del régimen, tanto dentro del país, como en el desfile del 11 de febrero [Día de la Revolución], las elecciones del Majlis [21 de febrero] y el fracaso en poner en cuarentena la ciudad de Qom [el epicentro del virus debido a su larga conexión permanente con China], así como fuera del país, al igual que en la política China [permitiendo que los vuelos de Mahan Air continúen incluso después de conocerse el alcance de la pandemia].[2] Todos estos fueron terribles golpes a nosotros los ciudadanos de Irán: todo el mundo sabe que el manejo irresponsable por el régimen de las tradiciones reaccionarias[3] contribuyó a la acelerada propagación de este virus, etc.

«Nosotros ahora atestiguamos de que el individuo más poderoso y de mayor rango del régimen, el hombre que toma todas las decisiones importantes, el [Líder Supremo iraní] Ali Jamenei apoya una absurda teoría sobre bioterrorismo, en un esfuerzo por defender su visión del mundo basada en las conspiraciones y excusa su tonta decisión de rechazar varios ofrecimientos de ayuda y asistencia internacional.[4] A medida que la crisis alcanza su punto máximo, el Líder [Jamenei] agrega demonios a su lista de enemigos perpetuos y rechaza la ayuda de la organización Médicos Sin Fronteras. Mientras a los ciudadanos se les prohíbe realizar ritos funerarios, el personal militar bajo el mando del líder celebró un funeral por el general del CGRI que murió debido al , llamándolo mártir y desinformando a los ciudadanos con una absoluta falsedad de que el funeral fue un evento espontáneo.

«La vida de todos los ciudadanos iraníes está en manos del líder, de sus asesores junto a los cuerpos policiales y las fuerzas de seguridad. El gobierno obediente [del Presidente iraní Rouhani] también se atiene a estas políticas y no toma las medidas necesarias, a pesar de todas las advertencias de los funcionarios en los sistemas de salud e higiene. Por lo tanto, los ciudadanos de Irán, incluyendo su personal médico que arriesgan sus vidas, están pagando muy caro por esta estupidez e ineficacia. Cabe señalar que incluso los sectores de más bajos recursos e ingresos aún no han recibido otra cosa que promesas.

«En todas partes del mundo, los políticos dan cabida a las palabras y directivas de los expertos [médicos]. Pero aquí en nuestro Irán, los expertos [médicos] deben obedecer los mandatos y directrices de los funcionarios políticos y militares…

«Ahora más que nunca, el Sr. Jamenei debe enfrentar las preguntas planteadas por la población iraní:

  • «En caso de que el Fondo Nacional de Desarrollo – las reservas de divisas extranjeras [de Irán] – entidad que le pertenece a todos los iraníes pero que es controlado por [Jamenei], se gasten en las Fuerzas Qods [del CGRI] al servicio de los intereses regionales de Irán únicamente, o debería este apoyar el ejercer presión sobre el tema de la salud pública: ¿al sentar las bases para minimizar las acciones y los movimientos públicos, equipar hospitales y ofrecerle [ayuda] a las poblaciones de bajos ingresos y mitigar aún más la miseria?
  • «¿Puede el régimen, siendo tan hábil para reprimir incluso la más pequeña protesta pública, no actuar para minimizar el tráfico interno e interurbano?
  • «¿Debería el capital y muchos de los recursos de las vastas organizaciones controladas por Jamenei, incluyendo la [Fundación] Santuario del Imam Reza, la Fundación de los Oprimidos y Discapacitados, la Sede Ejecutiva de la Directiva del Imam, etc. – todos de hecho pertenecientes al pueblo iraní, ser gastados en la peregrinación Arba’een[5] y [cubrir] los extensos gastos de la oficina del líder, en lugar de [gastarse] en el tema nacional vital [de combatir el ]?
  • «¿Por qué Jamenei y otros altos funcionarios, que viven en condiciones ideales de cuarentena, le retienen egoísta y obstinadamente la ayuda internacional al pueblo iraní, sobre los pretextos más absurdos?[6] Luego del terremoto del año [2003] en la ciudad de Bam [en la Provincia de Kerman], aceptaron la ayuda estadounidense y la presencia estadounidense en esa región y permitieron que el hospital de campaña construido [por los norteamericanos] continuara brindando servicios durante mucho tiempo. ¿Por qué expulsan ahora a la prestigiosa organización Médicos sin Fronteras?
  • «¿Por qué el líder [Jamenei] y sus fuerzas de seguridad y autoridad judicial insisten en bloquear la liberación de todos los prisioneros políticos? ¿Por qué los que ayudan a difundir información gratuita siguen siendo arrestados, a pesar de las circunstancias actuales?
  • «¿Por qué el servicio de radiodifusión [iraní], que actúa contra la nación y obedece a Jamenei, está tan ocupado ofuscando hechos, difundiendo ideas supersticiosas y culpando a la población, en lugar de actuar con transparencia sobre este tema vital y brindar información precisa, útil y bien coordinada para mejorar la cooperación nacional en la lucha contra el coronavirus?
  • «Durante la crisis de las [protestas] por la gasolina,[7] que se suponía afectaría el presupuesto público, Jamenei personalmente e inmediatamente entró en la refriega, silenciando a los críticos, incluyendo a los académicos religiosos afiliados al gobierno [del Presidente Rouhani]. ¿Por qué entonces, ahora que existe una crisis en la que está en juego la vida de la población? ¿Está el líder del régimen manteniendo un silencio oportunista ante la superstición y los reaccionarios conservadores que desperdiciaron su oportunidad de poner en cuarentena a la ciudad de Qom y prohibir grandes reuniones durante unas cuantas semanas?

«No hay necesidad de explicar la crítica fundamental inicial de ofuscar (y las continuas) mentiras, como lo es ya conocido por todos.

«En opinión de los firmantes de este documento, Jamenei es el principal culpable de convertir la crisis actual en un desastre nacional. Además, [el Presidente] Rouhani es cómplice de exacerbar este proceso, debido a su cooperación con Jamenei para instigar y atribuirle la crisis a un complot enemigo.

«Concluimos con unas cuantas palabras a nuestros alertas, abrumados, pero preocupados compatriotas en peligro:

«Querido pueblo de nuestra patria!

«En ausencia de un régimen responsable, eficiente y veraz, solo los médicos y profesionales de la medicina se dedican a proteger a los ciudadanos de este virus. Estos pueden ser la fuente para que los ciudadanos busquen continuar con la vida a pesar de todas las limitaciones…»[8]

Miembro mujer saliente del Majlis Parvaneh Salahshouri: «Las autoridades ocultaron el brote del virus desde el mismo comienzo y se lo comunicaron a la población solo después de que alcanzó su punto máximo»

Dos semanas antes, el miembro saliente mujer del Majlis Parvaneh Salahshouri criticó la conducta del régimen expuesta por la crisis del coronavirus. En una entrevista publicada el 15 de marzo, 2020 en el diario Jahan-i Sanat dijo abiertamente que las autoridades le ocultaron la verdad a la población acerca del brote de coronavirus, se negaron a tomar medidas para detenerlo desde un comienzo, evadieron su responsabilidad y propagaron teorías de conspiración, según las cuales el virus fue creado por los enemigos de Irán, e Israel. Los siguientes son los puntos principales de sus declaraciones:

«No olvidemos que en Irán, el funcionamiento [del país] no está en manos de una sola organización [insinuando que además del poder ejecutivo, es decir el gobierno, existen muchos otros organismos tales como la oficina de Jamenei, el CGRI y las organizaciones paralelas]. Como es habitual, en los últimos años los responsables evitan ser responsables de lo que están siendo acusados. Se están pasando la pelota unos a otros. Recientemente, han estado pidiendo luchar contra el ‘bioterrorismo’ del coronavirus y decir que la responsabilidad final [de derrotarlo] recae sobre los hombros de las fuerzas armadas…

«En nuestro país, existen tres elementos comunes: uno, ocultar la verdad; dos, mentir; y tres, politizar varias cosas. Es decir, si las autoridades no logran ocultar la verdad y mienten, pero el asunto sigue siendo importante en la agenda, ofrecen luego teorías de conspiración y convierten el [asunto] en un tema político.

«La debilidad administrativa de nuestro país es casi inigualable en el mundo. Todos estos elementos juntos han creado una situación en la que no solo [las ciudades de] Teherán, Qom y Gilan sino la mayoría de las provincias de Irán se han visto afectadas por el coronavirus. De hecho, el público ya no cree en las autoridades y en los medios de comunicación como antes. Lo más peligroso es la falta de confianza de la población en el sistema y ​​esto es aún más peligroso que el coronavirus… Parece ser que existe una escasez real de información en el país, que permite a la autoridad de radiodifusión jugar un doble juego con la población, es decir, por una parte, le dicen al pueblo que se quede en casa, mientras que por otro ocultan el alcance de la catástrofe…

Parvaneh Salahshour (Fuente: Iran-emrooz.net, 15 de marzo, 2020)

«En mi opinión, es imposible poner en cuarentena la capital [Teherán], pero las autoridades podían haber puesto en cuarentena la ciudad de Qom [donde comenzó el brote en Irán] desde el principio, en lugar de ocultar la realidad. De esta manera, podían haber actuado para evitar que el virus se propague a otras ciudades. Aquellos que impidieron la cuarentena de Qom son responsables ante el pueblo y ante Alá.

«En otro país en tal situación de crisis, la aerolínea [nacional] [una referencia a la aerolínea nacional iraní] Mahan seguramente sería reconocida como el factor principal en el brote de esta enfermedad, debido a su negligencia [Mahan continúa con sus vuelos Irán-China incluso después de que la enfermedad se extendió a través de Irán] y el poder judicial seguramente lo tuvo en cuenta, pero en nuestro país, arrestan a quienes se preocupan por el tema [y advirtieron sobre la propagación de la enfermedad]…

«En estos días, todos dicen ‘quédense en casa’. Cuando parte de la población no tiene más remedio que abandonar la seguridad de sus hogares para ganarse la vida, el gobierno debe asignar paquetes de ayuda y apoyar a los pobres para que las vidas de una menor cantidad posible de personas estén en peligro. Durante mucho tiempo la economía de nuestro país ha estado en ruinas y por lo tanto, ni el gobierno ni ninguna otra organización pueden poner en cuarentena a Teherán. La cuarentena solo sería posible si usaran los 200 millones de euros que el Majlis le asignó al CGRI hace poco y solo si el CGRI quisiera utilizar estos fondos para ayudar al pueblo, ya que está obligado a utilizar este dinero para el pueblo… Debido a una administración ineficaz, no tenemos un resultado positivo. Las autoridades ocultaron el brote del virus desde un comienzo y se o notificaron a la población solo después de haber alcanzado su punto más álgido y ahora el trabajo de todos es mucho más difícil de realizar…

«En Irán, los altos funcionarios se infectaron con el coronavirus antes que el pueblo. La única forma de controlar el virus es la cuarentena, pero no existe tal opción para nuestro país… El significado de la cuarentena es que el gobierno debe traerle alimento a todos los hogares, pero ¿es capaz nuestro gobierno de hacer esto?

«Por lo tanto, la única solución es mantener la higiene personal y pública y quedarse en casa tanto como sea posible. Pero en realidad no podemos ordenarle al trabajador, que necesita estar en la calle [para ganarse] un sol pedazo de pan, que se quede en casa, porque no podemos ayudarle ni apoyarlo…

«No existe mayor desgracia que un pueblo afectado por la pobreza y el hambre en un país inundado de petróleo».[9]


[1] Véase la serie de Despacho Especial No. 8658 – La división cibernética del CGRI confirma afirmación del Líder Supremo Jamenei de que «existen demonios que ayudan a los enemigos» con declaraciones de que «el Mossad israelí utiliza demonios» y «los judíos son expertos en hechicería y en relacionarse con demonios, 26 de marzo, 2020.

[2] Véase el video del portal TV No. 7833 – Viceministro de Sanidad iraní Harirchi: Nos oponemos a las cuarentenas; si cerramos Qom, la gente viajaría y propagaría el coronavirus en todo el país, 24 de febrero, 2020; Despacho Especial No. 8582 -Representante iraní del Majlis en Qom: 10 muertes diarias debido al coronavirus en la ciudad, el régimen oculta las cifras de muertos en Irán; Ex-funcionario de la administración del Presidente Rouhani: ‘Coronavirus: Un regalo de los clérigos de la República Islámica [de Irán] al pueblo’, 24 de febrero, 2020.

[3] Se refiere a la negativa de los funcionarios iraníes en colocar en cuarentena la ciudad religiosa de Qom y prohibir la peregrinación hacia los santuarios allí. En referencia a los activistas religiosos iraníes que se jactaban de lamer los santuarios en desafío al coronavirus, véase el video del portal TV No. 7848 – Iraníes lamen santuarios chiitas en desafío a las amenazas del coronavirus; Experto en medicina iraní-islámica: Yo lo curaré, 27 de febrero, 2020.

[4] Véase el video del portal TV No. 7887 – Líder Supremo iraní Ayatolá Ali Jamenei: es acusado de crear el coronavirus, no sería razonable que aceptemos su ayuda en lo absoluto, 22 de marzo, 2020.

[5] La peregrinación Arbaeen es una marcha política/religiosa desde Najaf, Irán hacia Karbala, Irak, establecida por el régimen iraní para conmemorar el aniversario del 40° día después de la muerte del Tercer Imam chiita Hussain bin Ali, nieto del Profeta Mahoma, en la batalla de Karbala en 680 CE. El régimen iraní promueve esta peregrinación rivalizando con el Hayy sunita a La Meca en Arabia Saudita.

[6] Una referencia a la expulsión de una delegación de Médicos sin Fronteras y al rechazo a la ayuda humanitaria ofrecida por los .

[7] Véase la serie de Despacho Especial No. 8436 – Las revueltas del combustible iraní, 2019 – 26 de diciembre, 2019.

[8] Kaleme.com, 29 de marzo, 2020.

[9] Jihan-i Sanat (Irán), 15 de marzo, 2020.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorAl-Qaeda Central: El COVID-19 es un castigo divino a los pecados cometidos por la humanidad; los musulmanes deben arrepentirse, Occidente debe aceptar el Islam
Artículo siguienteL’antisémitisme en France – 2ème partie : antisionisme et antisémitisme