Diario Judío México - El siguiente informe es ahora complemento sin costo alguno del Proyecto Supervisión a la Amenaza Terrorista y Yihad de (PSATY). Para información sobre como suscribirse al PSATY, pulse aquí.

Los yihadistas celebraron la destrucción de gran parte de la Catedral de Notre Dame en París en un devastador incendio ocurrido el 15 de abril, 2019. Las reacciones de los yihadistas en las redes sociales se refieren a la catedral como un símbolo del cristianismo y un importante punto de origen para las Cruzadas. Varios describen el fuego como un castigo por varios crímenes atribuidos a Francia o a los cristianos en general, tales como la intervención militar de Francia en países musulmanes o las masacres en las mezquitas en Nueva Zelanda. Algunos yihadistas, incluyendo principales figuras, ven el incidente como un buen presagio que anuncia calamidades para Occidente y para el orden mundial.

La siguiente es una selección de tales reacciones al incendio:

Muntasir Media, un medio de comunicación pro-EIIS, publicó una pancarta que mostraba a la catedral en llamas, con la leyenda: “¡Buen día! Catedral de Notre Dame. Su construcción comenzó en 1163 y finalizó en 1345. Es hora de decirle adiós a su púlpito de politeísmo. ‘Una recompensa apropiada’ [Corán 78:26]”.

Un partidario yihadista de habla francesa en Facebook escribe: “800 años de historia de pedofilia, adoración a Satanás y otros rituales diabólicos, todo convertido en humo en unos pocos minutos… es emocionante no mencionar las Cruzadas y las varias guerras lideradas por la Iglesia contra los musulmanes”.[1]

Otro partidario yihadista en Facebook describe el incendio como un castigo por la reciente expulsión del Estado Islámico de su bastión en Baghouz: “París arde en llamas. Ay de ello del fuego de mañana [fuego del infierno], porque esa es la promesa [divina]. Oh París, el aire de tus cenizas es como la nieve que cae sobre las mejillas tensas por el cansancio. Oh París, ¿cuánto tiempo vagaras en el mar de la arrogancia, no anhelas por el ejército del monoteísmo para así pagarle el jizyah qué ya hace mucho que lo debes y lo proveas con esclavas de pecho completo? Oh, París, ¿cuál es el motivo de la desobediencia? Eres pecador y qué es el fuego si no un ejército que vino de Baghouz[2] para tomar un derecho que le fue saqueado”.[3]

Una publicación en Facebook de Muhammad Nasr Abu Bakr que parece expresar una ilusión por la participación del EIIS dice: “El incendio de la iglesia Notre Dame en París es una respuesta al incidente de la mezquita en Nueva Zelanda. Alá, bendiga tu virtud, oh EIIS, oh orgullo de terroristas! ¿Quién desea lamentarlo [en referencia al fuego] para que podamos meterles nuestro zapato en sus bocas?”[4]

En Twitter, un partidario del EIIS escribe: “Ellos bombardearon a los musulmanes en las ciudades del Estado Islámico y los erradicaron con los tipos de armas más horripilantes y pensaron que habían ganado y derrotado el yihad. No sabían que se estaban trayendo la muerte sobre sí mismos. No sabían que abrían las puertas del infierno, que solo se cerrarán sobre sus cadáveres incinerados”.[5]

Escribiendo en la plataforma Telegram, un destacado partidario de Al Qaeda que se hace llamar a sí mismo Shibl Al-‘Aqidah [el cachorro de la fe] celebra la devastación en la Catedral de Notre Dame: “Me regocijo mucho y alabé a Alá mientras presenciaba la caída de la cruz más antigua como resultado del incendio en la iglesia en Francia. Esta alegría se mezcla con dolor, ya que recuerdo las masacres de musulmanes y la quema de mezquitas por parte de estos infieles. Alabado sea Alá que quemó sus iglesias y destruyó sus cruces. Y que no haya consuelo con los hipócritas que expresaron su tristeza por este alegre evento”.[6]

En un largo publicado en su canal de la plataforma Telegram en respuesta al incendio en la Catedral de Notre Dame en París, el ideólogo yihadista en Jordania Abu Qatadah Al-Falastini, señala que mientras aquellos más educados asocian la catedral con el clásico literario El Jorobado de Notre Dame de Victor Hugo, pocos conocen el pasado de los cruzados de la iglesia, alegando que fue desde la Catedral de Notre Dame que el patriarca Heraclio de Jerusalén declaró la Tercera Cruzada después de que Saladino conquistara la cautiva Jerusalén, perteneciendo esta a los cruzados. Abu Qatadah escribe que “hoy vemos” la catedral, desde donde comenzó la Cruzada contra la Jerusalén controlada por los musulmanes, “incinerándose y convirtiéndose en meras ruinas”. El ideólogo yihadista concluye: “Tal vez sea un buen presagio”.[7]

Abu Qatadah Al-Falastini

Un comandante rebelde islamista en Siria escribe que el incendio en la Catedral Notre Dame pudiera ser un buen presagio que anuncia el colapso del orden internacional: “Lejos del optimismo absurdo, siento más bien que es presagio de un gran bien. Este año ha habido muchos sueños girando en torno a las buenas nuevas por la victoria. Del mismo modo, los eventos que suceden, si los vemos desde una perspectiva integral, encontraremos que se trata de arreglos de la predestinación Divina que sientan las bases al colapso del orden internacional y de antemano, o al mismo tiempo, los agentes del dominio estadounidense. Todo ello es parte de un relato recurrente en los anales de la historia, Alá sea alabado. Hoy, la cruz más antigua cayó por causa de un incendio en una iglesia en Paris. Por Alá, de la tierra de la madriguera de los leones [Siria] lo leí como un gran mensaje y lo veo como muy buenas nuevas…”[8]


[1] Facebook.com/khaled.abusuleyman.3, 15 de abril, 2019.

[2] Baghouz, un pueblo en Siria, fue el último bastión territorial del EIIS en ese país hasta que la organización fue recientemente expulsada del lugar.

[3] Facebook.com/ismail.kocak.984, 15 de abril, 2019.

[4] Facebook.com/mhmd.raft.hani, 15 de abril, 2019.

[5] Twitter.com/ibee23950194, 15 de abril, 2019.

[6] Telegram.me/sadaqe21, 16 de abril, 2019.

[7] Fuente: Telegram.me/ShAbuQatadah2, 16 de abril, 2019.

[8] Telegram.me/alasefsarya2, 15 de abril, 2019.