Diario Judío México - El siguiente informe es ahora complemento sin costo alguno del Proyecto Supervisión a la Amenaza Terrorista y Yihad de (PSATY). Para información sobre como suscribirse al PSATY, pulse aquí.

El Emirato Islámico de (la organización de los talibanes) ha establecido sus condiciones para que comiencen las conversaciones internas afganas, diciendo que no aceptará el sistema de democracia ni de elecciones de Occidente, según un diario en idioma urdu. Las conversaciones internas afganas son obligatorias como parte del acuerdo entre y los talibanes firmado el 29 de febrero, 2020 en Doha. Se espera que las conversaciones le den al Emirato Islámico una parte del poder en Kabul.

El diario Roznama Ummat citó a un miembro no identificado del equipo de negociación de los talibanes diciendo: «Nuestros sacrificios en los últimos 19 años no fueron por ninguna democracia al estilo occidental [en ]. Si el sharia islámico no prevalece en , nuestra lucha no tiene ningún sentido ni beneficio». Este añadió: «No tenemos hambre de poder. Nos ofrecieron poder hace ya mucho tiempo. Los funcionarios estadounidenses ofrecieron entregar en su totalidad a los talibanes, pero los talibanes no estaban listos para gobernar como parte del sistema actual [de democracia]».

Las conversaciones internas afganas comenzarán en cualquier momento de este mes en Doha si las condiciones establecidas por ambas partes son aceptadas. El Emirato Islámico participa en las conversaciones con un equipo de funcionarios afganos y miembros de partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil. El Emirato Islámico no reconoce al gobierno afgano elegido, pero lo aceptó como parte de la delegación afgana.

«El objetivo de los talibanes es la aplicación del sharia islámico. El sistema de salud, los derechos de la mujer, el sistema de educación y el ejército se conformarán según el sharia islámico. Los talibanes están a favor de dar más facilidades para la educación de la mujer, pero la democracia en Occidente no puede convertirse en parte del sistema de », dijo el negociador talibán.

El diario urdu señaló que, como parte de las condiciones, pudiera darse un alto el fuego en , en donde los talibanes no abandonaran sus posturas actuales en áreas bajo su control mientras las fuerzas de seguridad afganas si tendrán que abandonar las áreas donde los talibanes poseen influencia.

Mientras tanto, el gobierno afgano ha continuado liberando a prisioneros talibanes. Según el informe, un equipo talibán visitó la cárcel de Bagram la noche del 8 al 9 de junio «en presencia de funcionarios estadounidenses» para identificar a los prisioneros talibanes. El mulá Nasruddin Badakhshani, quien dirigió la delegación talibán compuesta por cinco miembros, dijo que 88 prisioneros fueron liberados y que más de ellos están siendo liberados de las cárceles de Bamyan y Nangarhar.

Fuente: Roznama Ummat (Pakistán), 10 de junio, 2020.