Este es el artículo 8 de 15 en la serie Nadia

Diario Judío México - Capitulo 8

Al otro día a la mañana

Nadia y Liliana caminando muy temprano por un centro comercial y entran a un local de ropa interior.

Liliana: (Mientras que Nadia mira ropa interior) Me sacaste de la cama tan temprano para que te compres ropa interior?

Nadia: Pues si.

Liliana: Que descarada eres, ayer me dejaste plantada y hoy me traes casi de madrugada a comprar esto? (enseña un bikini sexy)

Nadia: Déjame pagar y desayunando te cuento.

Liliana: Más te vale porque ya veo que hay cambios muy raros en tu vida.

(Nadia escoge algunos modelos paga y se van a sentar a una cafetería)

Nadia: No se como empezar a contarte…

Liliana: Por la compra que has hecho y tu desaparición de ayer y también la de Ariel, todo es cuestión de atar cabos.

Nadia: O sea que las palabras sobran. Me ahorraste una difícil explicación.

Liliana: Aunque yo no estoy de acuerdo con esta relación, por lo mismo que te he repetido un sinfín de veces, estoy contigo, porque mi amistad es incondicional.

Nadia: Gracias amiga, siempre lo he sabido.

Liliana: Pero ten cuidado, no es necesario que sufras una vez más. Y dime como te sientes?

Nadia: Rara.

Liliana: No me digas que no lo disfrutaste?

Nadia: Claro que si, no me fue fácil acostarme con otro hombre, pero sentí algo que jamás tuve con Armando.

Liliana: No me digas que nunca completaste el acto sexual?

Nadia: Pues así fue.

Liliana: Pero por qué nunca me pediste un consejo? O por qué no fuiste a consultarlo con un especialista?

Nadia: Por pena, por vergüenza y por culpa.

Liliana: Y por qué cargaste todos estos años solita esta culpa?

Nadia: Porque estaba segura que era frígida.

Liliana: Frígida? y pensar que no eres la única mujer en esta época tan moderna, tan sofisticada, donde incluso puede uno encontrar en el Internet respuesta a casi todos los  problemas.

Nadia: Tienes toda la razón, Dios mío! cuantos años perdidos.

Liliana: Lo importante es que descubriste que no eres frígida. Es más, desde este momento acepto y aplaudo tu relación con mi primo! Por fin logró una buena acción en su vida.

Nadia: Tranquila Liliana, la gente nos esta mirando.

Liliana: Es que hoy es un día especial, descubriste el org…

Nadia: (Parándose) Ya basta amiguita, lo único que falta es que corras a anunciarlo en el noticiero de las siete.

Ambas amigas abrazadas y riéndose salen de la cafetería

Fin de escena

 

Mismo día en el departamento de Armando, él está en su despacho escribiendo en la computadora, entra Renata.

Renata: Podemos hablar?

Armando: No creo que tengamos más que decirnos.

Renata: Por qué no?

Armando: Tu regalito de navidad fue patético, no crees?

Renata: No, no creo, hoy lo más normal es que hombres de tu edad usen Viagra.

Armando: Mira mujer, estoy muy retrasado con mi trabajo, déjame en paz o porque no mejor vas a dar una vuelta a tu barrio y visitas a…

Renata:(Interrumpiéndolo) Armando quiero platicar contigo sobre tu problema sexual.

Armando: Problema sexual? Tú estas más loca de lo que me imagine, sabes Renata, tú y yo podemos ir pensando en un futuro divorcio.

Renata: Un divorcio te va a costar mucho dinero.

Armando: Más me costó dejar a mi familia.

Fin de escena

 

Una mañana Ariel y Nadia abrazados en la cama del hotel donde el se hospeda

 

Ariel: Espero no haberte defraudado

Nadia: Al contrario, contigo he aprendido a ser mujer. No me imagine que llegaría a gozar tanto.

Ariel: Entonces se concretan mis sueños de ser el latin lover perfecto.

Nadia: Un nuevo titulo a tu favor, pero solo un destinatario, ojito, que puedo ser peligrosa.

Ariel: Contigo encontré el amor, no creo poder hacer valer mi titulo con otra. Es más, te lo entrego para que tú lo conserves.

Nadia: Lo guardare en la caja fuerte de mi corazón.

Ariel: (besándola)  Mmm… que rico es besarte, podría así pasar el resto de mis días. Las últimas semanas en mi vida han sido maravillosas mujer.

Nadia: Te quiero cada día más, nunca pensé que la separación con mi ex me traería algo bueno. Que irónica es la vida, a veces tiene uno que pasar por algo espantoso para después encontrar la verdadera felicidad.

Ariel: Así es, y este es solo el comienzo, tenemos mucho que recuperar. Imagínate si nos hubiéramos conocido hace qué se yo, unos diez años antes.

Nadia: No creo que nos hubiéramos apreciado y gustado tanto como ahora. Nuestras experiencias matrimoniales fueron precisamente las que nos unieron.

Ariel: Tienes razón, siempre tienes razón.

Ariel se queda callado y pensativo

Nadia: Por qué te quedas callado, siento que me quieres decir algo.

Ariel: No se como, pero tu adivinas hasta mis pensamientos.

Nadia: Que tienes Ariel? Tus ojos hoy se ven opacos, te duele algo?

Ariel: Si, separarme de ti.

Nadia: (asustada) Me vas a dejar?

Ariel: Solamente por un ratito.

Nadia: Explícame.

Ariel: Me hablaron de , hay problemas en mi compañía y tengo que regresar por unos días o semanas y luego regreso.

Nadia: Prometes no dejarme.

Ariel: Lo prometo mujer, de mi no tan fácil te vas a separar. Te adoro.

Nadia: Yo también te quiero mucho.

Close up de Ariel y Nadia besándose apasionadamente)

Fin de escena

 

 

Pasados algunos días

Nadia y Liliana están en el gimnasio acabando de hacer sus ejercicios.

Liliana: ¿Cómo es eso de que te vas de viaje?

Nadia: Así es amiga, me voy mañana.

Liliana: ¿Mañana?… No me digas que extrañas tanto a Karina que la vas a alcanzar a Paris.

Nadia: Me voy a .

Liliana: (Mientras que llegan a los vestidores) Haber siéntate aquí a mi lado y explícame todo, porque yo creo que aún estoy dormida y soñando.

Nadia: Acabo de comprar un boleto, me voy a darle una sorpresa de cumpleaños a tu primo y a saborear la vida como jamás lo he hecho.

Liliana: Y tu madre lo sabe?

Nadia: Bueno, le inventé una historia, que viajaba con un grupo de distintas religiones.

Liliana: Ja ja ja…Y que vas en misión de paz?

Nadia: Sí, y como ella tiene unos primos en Belén, esta feliz de que los voy a visitar y me van a conocer, y ya me dio mil encarguitos, que si para esta virgencita, o la otra… Lo que menos sospecha es que voy en plan de mujer  devoradora.

Liliana: No puedo creer lo que estoy oyendo, me has dejado anonadada amiga. No me imagino, tú, la gran dama de la sociedad libanesa mexicana, la ex esposa del famoso Abogado Armando Garcés, haciendo esta travesura.

Nadia: Estas muy equivocada Liliana, no es una travesura, ni una aventura, es el amor.

Liliana: Amor?

Nadia: Si A-m-o-r. (Pronunciar letra por letra) Amor

Liliana: Pues no me queda más que desearte un muy feliz viaje.

Nadia: No estaré cometiendo una locura?

Liliana: Para nada, pienso que es lo más sano que has hecho en los últimos veintitantos años de tu vida. Siempre estuviste haciendo cosas para agradar a tus padres, luego a Armando y cuidando de las nenas. Llegó la hora de que te la juegues por tu felicidad.

Nadia: Tengo los sentimientos encontrados, por un lado esta la culpa y por el otro la felicidad.

Liliana: Borra la culpa y quédate con la felicidad.

Se abrazan las amigas.

 

Fin del capitulo 8

Más Artículos en esta Serie

<< Nadia, 7ma. ParteNadia, 9na. Parte >>
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSiete pares de calcetines
Artículo siguienteIng. Emilio Rosenblueth, Figura mundial de la Ingeniería Sísmica

Nacida en México emigra, junto con sus hijos a Israel en 1975. Tiene en su haber la novela "Nadia", un libro de poesías denominado "Soy" y su más reciente creación, un libro de poemas y prosas titulado "Tejiendo La Vida" (2009).

Ha participado en varias antologías y ha sido representante de escritores en Zaragoza, España. Pertenece a las Peñas Literarias de Raanana en Israel y además estudia teatro con directores latinoamericanos.

Escribió una pelicula basada en su novela "Nadia" y actualmente esta traduciendo al hebreo su película "Agentes de Seguridad".

Sus colaboraciones en "Foro" han sido por años aunque por su lejanía sus intervenciones resultan esporádicas.