Diario Judío México - Nuestro cerebro es de los órganos más importantes del cuerpo humano debido a su gran involucramiento en todas las funciones de los órganos como el habla y la respiración. Además, nos da la habilidad para que podamos almacenar memorias, pensamientos, gustos y necesidades. Es por esto que cualquier alteración en él puede provocar disfunciones y otros síntomas que afectan directamente el nivel de conciencia, habla ó hasta el control muscular.

Las Emergencias Cerebrovasculares (EVC) también conocidas como infartos o derrames cerebrales son aquellas que interrumpen el suministro de sangre al  cerebro a través de las arterias. Esta falta de oxigenación va a provocar una isquemia, que es cuando las células comienzan a sufrir, por lo que no podrán realizar sus funciones apropiadamente.

Desgraciadamente los infartos cerebrales son la tercera causa de muerte en México afectando a una parte significativa de la población cada año. Muchas de las víctimas niegan o ignoran los síntomas por completo aplazando la atención médica y con esto teniendo menos probabilidades de sobrevivir o evitar daños a largo plazo. A continuación te presentamos cómo reconocer los síntomas de un EVC para llamar inmediatamente a una ambulancia recuerda que “minutos perdidos es cerebro perdido”.

¿Qué es un EVC?

Existen dos tipos de EVC: isquémico y hemorrágico. El isquémico es el más común ya que representa el 80% de los casos. La causa es un bloqueo total en los vasos sanguíneos del cerebro, puede ser por un coágulo de sangre: embolo (material que viaja y se estanca) o trombo (material que se forma en su ubicación final).

Por lo general no causa muerte en la primera hora pero al pasar los minutos pueden provocarse daños irreversibles. Si actuamos rápido ante esta situación se prolongará la vida de la persona.

Dentro del EVC isquémico existe un tipo llamado Ataque Isquémico Transitorio (AIT). El AIT va a ser un EVC isquémico en dónde el flujo sanguíneo sólo se verá bloqueado por unos pocos minutos. En este caso el factor que obstruye los vasos sanguíneos sólo lo hará unos minutos y luego desaparecerá. Sin embargo, cada AIT es una emergencia: el traslado al hospital es fundamental en estas víctimas ya que puede indicar un EVC isquémico futuro.

Por otro lado, el EVC hemorrágico ocurre en consecuencia de un sangrado dentro del cerebro. Esto es provocado por la ruptura de un vaso sanguíneo después de años de haberse debilitado por una aneurisma y presión alta. Las hemorragias cerebrales pueden llegar a ser fatales si no se tratan a tiempo.

¿Cómo los reconozco? 

Son tres signos los que conforman la Escala de CINCINNATI y nos permiten determinar un infarto cerebral. Es de suma importancia que todos aprendamos a reconocerlos ya que con sólo un signo presentado por la víctima es suficiente para sospechar de un EVC, no siempre tienen que ser los tres.

  1. Uno de los dos lados de la cara no responde adecuadamente, se va a ver como si tuviera “derretida”. En este caso se le debe de pedir a la persona que sonría para poder notar la diferencia.
  2. El paciente va a sentir debilidad o adormecimiento en un brazo. Se le pide que cierre los ojos y se suben los dos brazos a la altura de sus ojos, al soltarlos uno de ellos va a caer.
  3. El habla se dificulta y no puede articular correctamente, para notar esto sólo debemos platicar con la persona.

¡Al identificar al menos uno de estos signos se debe de llamar al servicio médico para que la víctima pueda recibir atención médica lo más rápido posible!

¿Cómo podemos evitar un EVC?

Algunos de los factores que pueden provocar un EVC son los siguientes:

  • Hipertensión Arterial.
  • Ataques isquémicos transitorios previos o EVC hemorrágicos previos.

Debemos recordar que los infartos cerebrales le pueden pasar a cualquiera a pesar de no contar con ningún factor de riesgo. La Escala de CINCINNATI puede salvar la vida de muchas personas incluyendo la nuestra. El objetivo de este artículo es crear conciencia sobre los aprendizajes prehospitalarios que son cruciales para nuestra vida diaria. El cerebro es el órgano que controla todo el cuerpo y si se ve afectado, son minutos los que establecerán la probabilidad de supervivencia en las víctimas.

No hay comentarios

Leave a Reply

Artículo anteriorRosewood Beijing
Artículo siguienteLa ayuda de Israel a Guatemala