Diario Judío México - En el mundo Judío el tema de la lucha sobre el Kotel y el derecho de todas las denominaciones a poder rezar ahí tienen mucho eco. El kotel como el lugar más sagrado hoy en día del pueblo Judío. A donde todos vamos a conectarnos de una manera u otra. Por eso cada noticia sobre lo que ocurre ahí recibe gran publicidad.
Cuando me despierto cada mañana en Jerusalem no pienso sobre el kotel, ni pienso sobre mi derecho a poder rezar ahí o no. Escucho ese sonido, esas palabras que escucho desde hace 40 años “Kan Kol Israel Meyerushalaim” –Esta es la voz de Jerusalén-. Esa es la manera en la cual comienza cada hora el noticiario de la estación pública de radio de Israel “Kol Israel” (la voz de Israel) que emite desde Jerusalem.

¿Obvio no?
No para el gobierno de Israel.
Para mí y a todos los habitantes sionistas de Jerusalem nos interesa lo que pasará con la nueva autoridad pública de comunicación de radio y televisión. La directiva anterior fue cerrada por el gobierno por diferentes temas. ¿Por qué el gobierno de Israel insiste en sacar de Jerusalem en contra de la ley, y moverla a la ciudad de Modiin?.

Para mí y para muchos de los habitantes de Jerusalem es muy importante que desde la capital del país se siga transmitiendo “La voz de Israel”. La televisión y la radio pública. La ley Israelí obliga que estas instituciones funcionen desde Jerusalem.

El gobierno más de derecha, el más nacionalista, el que más habla sobre Jerusalem como capital, es el gobierno que más daño le hace a la ciudad en temas de lugares de trabajo, de publicidad, como una ciudad moderna. Para ellos que la mayoría de los ministros están la mayor parte del tiempo en sus oficinas en Tel Aviv, ellos que hablan tanto sobre lo importante que es Jerusalem, ellos la están destruyendo desde dentro.

Entonces, ¿por qué el gobierno hace todo para sacarlos de Jerusalén?
El centro de comunicación del estado está en Tel Aviv, y la influencia sobre ese tema también está en Tel Aviv. En muchos temas no sólo en ese, al estado de Israel no le interesa Jerusalén. Los ministros como muchos en la sociedad Israelí ven a Jerusalem como un centro espiritual, no un centro financiero, comercial, ni de medios de comunicación.

rashutSumado a esto, para muchos en Israel por alguna extraña razón, Jerusalem les parece distante. No tengo que contarles que Israel es un país pequeño y que la distancia entre Tel Aviv a Jerusalem son 60 kilómetros. Una distancia que en México, Argentina, Estados Unidos o España es poca. Aquí Tel Aviv siente que Jerusalem está lejos, y la sociedad Israelí piensa lo mismo. Para ellos, Jerusalem no es un lugar para vivir, ni para hacer negocios ni televisión. Para casi todos los habitantes de fuera de Jerusalem, este es el lugar para hacer el bar o bat mitzvah, o como mucho para venir a visitarla una vez al año en el día de Jerusalem.

El estado de Israel todavía no ha entendido que si quiere mantener a Jerusalem como capital no es suficiente con decirlo desde Tel Aviv. Hay que ser activos. Hay que demostrar que lo es. ¿Y quién lo demuestra? Los habitantes, esos que se levantan cada mañana para ir al trabajo, esos que educan a sus hijos aquí, los que al final del día se sientan en unos de los maravillosos bares de la ciudad para disfrutar una buena cerveza.

La realidad de los medios de comunicación en jerusalén es un poco diferente de lo que nos trata demostrar el gobierno. La mayoría de los periodistas extranjeros que cubren los reportajes en el viven en Jerusalem. Para ellos, Jerusalem es el lugar obvio en el cual localizar sus oficinas. También Al Jazeera funciona desde Jerusalem. Pero el estado de Israel hace todo para que Jerusalem no sea un centro importante, moderno, cosmopolita. El estado quiere que Jerusalem sea únicamente un símbolo, no el lugar donde la gente vive su vida cotidiana.

Más de 800 puestos de trabajo directos (y se desconoce la cifra real de los empleos indirectos), que perderán los habitantes de la ciudad, al ser trasladada la autoridad de comunicación de Jerusalem a Modiin. Eso me preocupa cuando me despierto por la mañana, porque es ahí donde está el verdadero futuro de Jerusalén.
El verdadero futuro de Jerusalén está en el carácter moderno de la ciudad, en decidir que realmente es la capital de Israel de 2016 y no solamente un símbolo.

La actitud del pueblo judío en ese tema es muy importante. El mundo judío que visita Jerusalem tiene que venir no sólo para visitar los sitios sagrados y para sentir la santidad de la ciudad. El pueblo judío tiene que venir a Jerusalén e ir al teatro, disfrutar los restaurantes, saborear la cultura, los museos, los conciertos, la zona comercial, sus calles y sus gentes. Ha de exigir al gobierno de Israel que Jerusalem es la capital de 2016 y no sólo el centro judío de la era romana.

Nosotros, los habitantes de Jerusalem, disfrutamos la ciudad en sus pequeños y grandes momentos, en lo especial y lo cotidiano. Nosotros, los habitantes de Jerusalem queremos vivir aquí en el hoy y no en el pasado. Y para eso el gobierno de Israel, la sociedad Israelí y el pueblo Judío tienen que decidir que Jerusalem es la capital del estado. Si esa decisión no es clara, con todas las implicaciones que ello significa, mejor cederle a Tel Aviv la capitalidad del estado y a nosotros, los habitantes de Jerusalem dejarnos vivir en paz sin todo el peso simbólico de la ciudad, que nos deja en un túnel de tiempo y no en 2016.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorIzquierdas, derechas y viceversa
Artículo siguienteMemorias
El rabino Uri Ayalon emigró a Israel desde Argentina en 1977 y fue ordenado rabino por el Seminario Rabínico Schechter en Jerusalém, además de licenciarse en comunicación e historia del pueblo de Israel y obtener un máster en estudios judíos en la JTS de Nueva York. En 2003 fundó la comunidad “Yotzer Or” en la seccion economica baja de Talpiot en Jerusalem con el foco de romper los ciculos de Pobresa usando la platforma comunitaria . Durante su carrera fue activo e en diferentes iniciativas. Estableció una colonia bilingüe de verano para niños árabes y judíos en el campamento organizado por el Fondo para la Educación Democrática, y Dirijio un MAJANE enfocado en sciencia, cultura y Jerusalem para arbes y Judios en la Universidad Hebrea de Jerusalem sirvió cuatro años como consultor educativo en la Fuerza Aérea Israelí. El Rabino Ayalon acompanio la comunidad AVIV en Valencia por cuatro anios en los cuales dirijio los servicios de Yamim Noraim y llegava durante el anio a estar con la comunidad .Fue uno de los fundadores del “Movimiento Jerosolimitano” en 2009 y miembro del Comité Ejecutivo. Desde febrero de 2012 hasta 2014 se desempeño como Director Ejecutivo del movimiento. En este contexto, el rabino Ayalon encabezó la lucha contra la exclusión de las mujeres de la esfera pública en Jerusalén a través del proyecto “sin censura” y también atendió los problemas centrales de la ciudad, como su mantenimiento como ciudad pluralista y multifacética. Hoy el Rabino Ayalon esta encargado el la Organizacion de AFIKIM en las relaciones con las comunidades Judias en Espania y Latino America. El Rabino Ayalon es activo estos dias en la lucha encontra del racismo en Israel , y siguiendo definiendo los rol del rabino el la era contemporanea en el mundo judio en general y en la sociedad Israeli en particular. El Rabino Ayalon vive el el Barrio de Arnona en Jerusalem , esta Casado con Rivka, y tienen 2 hijas y un HIjo , Ofir, Adi y Omer.