Un ministro del gobierno robó un dinero y lo citaron a juicio para determinar si era culpable o inocente. Días antes del juicio el ministro fue donde un rabino y le exigió que le diera un amuleto para no ser declarado culpable; el rabino solo pensaba en que si el ministro era culpable del robo pues debía pagar por lo que había hecho, así que le entregó un amuleto y le dice: “no debes pensar en un gato mientras lo tengas puesto, si no piensas en un gato te declararán inocente”.

Llegó el día del juicio y el ministro se puso el amuleto; durante todo el juicio lo único que hizo el ministro era repetir en su cabeza, “no debo pensar en un gato, no debo pensar en un gato”.
Para eliminar nuestros pensamientos negativos, no basta con solo no pensar en ellos, si no que debemos pensar en positivo.

En la Parashá está escrito que D–os te está dando el bien y el mal, la vida y la muerte, y la bendición y la maldición, y que nosotros escogemos qué camino tomar. En realidad nosotros no tenemos libre albedrío total; D–os sabe lo que vamos a escoger antes de que nosotros lo hagamos; puede que en nuestra mente pensemos que podemos escoger, pero D–os ya tiene previsto lo que vamos a escoger. En otras palabras a veces hay cosas que se nos salen de la mano. Hay muchas cosas que queremos hacer. Pero la realidad no nos da.

Hay cosas que D–os planificó como parte del destino del mundo. Uno nace y no puede escoger a sus padres a su nivel mental, o su salud. Esa planificación de D–os nos limita el libre albedrío.
Nuestros sabios dicen que tenemos que hacer nuestra voluntad como la voluntad de D–os (Tratado de Avot). Ellos no escribieron que nuestros actos deben ser como los que haría D‑os. La explicación es que si le preguntamos a una persona ¿por qué no dio limosna a un pobre?, la respuesta de él puede ser porque no tenía plata; si le preguntamos a otra persona ¿por qué no fue a la sinagoga?, la respuesta puede ser que su esposa le puso llave a la puerta y no pudo salir. Las preguntas que no tendrán excusa son: ¿por qué no tuvo la voluntad de dar limosna al necesitado?, ¿por qué no tuvo la voluntad de ir a la sinagoga?

La voluntad es lo más importante. Con nuestra voluntad no tenemos límites, nadie puede limitar o controlar nuestra voluntad. Como se dice en la Parashá “Porque este mandamiento que te ordeno hoy, no es incomprensible para ti, ni está lejos: No está en el cielo, …, ni está más allá del mar, …, sino que está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la pongas por obra.” (Deuteronomio XXX, 11-14).
Por eso dicen nuestros sabios en el Talmud que si pensamos hacer una cosa buena y no lo logramos, se nos considera como si lo hubiéramos realizado.

Ahora si vamos a decir “quiero mucho, tengo la voluntad”, pero no actuamos, tenemos que saber que las cosas que en verdad queremos, al final las lograremos. Si queremos plata puede ser que vayamos a tener dificultades para conseguir el trabajo, pero normalmente al final lo logramos.

Cuando la Torá dice que hay maldiciones, que hay cosas malas que pueden pasar, estas cosas son verdad, porque a cada uno de nosotros nos pasan cosas que no siempre son buenas; por eso la Torá dice que debemos escoger la vida, es decir enfocarnos en las cosas positivas, y así nos podemos olvidar un poco de los problemas que tenemos.

Maldiciones, mal de ojo, malos sueños, duendes, etc., son hijos de la oscuridad; así como la oscuridad es la ausencia de la luz, esas cosas son la ausencia de las cosas positivas; son causa de la ausencia de la luz. Así como cuando una persona va caminando por un lugar oscuro y se cae porque hay una piedra, un obstáculo, la persona no se cae por la oscuridad, se cae por el obstáculo; la oscuridad causa que la persona no vea el obstáculo, pero no es lo que la hace tropezar. Es así con estas cosas no tienen fuerza, no nos pueden hacer nada, lo único que hacen es cubrir nuestros ojos, para que no veamos las soluciones que tenemos al frente.

Por ejemplo, cuando una persona sueña que va a perder al otro día en su negocio, cuando va a trabajar no lo podrá hacer con tranquilidad por estar pensando en ese sueño y como no piensa en su trabajo, entonces pierde; pero no por el sueño que tuvo, si no por su pensamiento.
Así como cuenta Robert Marton que en 1932 en Estados Unidos se escuchó decir que el banco donde las personas guardaban su dinero iba a quebrar, todas las personas corrieron a sacar su dinero y el banco quebró. En otros lugares lo llaman la profecía de Edipo de la mitología griega o el efecto de Pigmalión en la mitología romana. Las dos hablan de visiones que se cumplieron, no por la fuerza de la visión o de la profecía, sino por los pensamientos que llevaron a eso.

Hay sueños que tienen más fuerza, hay sueños que se cumplen y hay sueños que se cumplen mientras estamos soñando. Así como el hombre que soñó que estaba comiendo el Marshmallow más grande del mundo, cuando despertó no encontró su almohada. Pero normalmente los sueños tienen efecto sobre el pensamiento y no sobre la realidad.

En el Talmud está escrito que si quieres saber si una persona va a vivir durante todo el año, en Rosh Hashana debemos prender una vela y si la vela se queda prendida todo el día entonces esa persona va a vivir, pero si se apaga, esa persona va a morir; pero también el Talmud advierte que no lo hagamos. La vela no tiene ningún efecto en la vida de una persona, pero sí el pensamiento, y si a una persona que hace esto con la vela se le apaga durante el día, todo el año va a estar pensando que va a morir y puede llegar a pasar.

En la semana pasada leímos muchas maldiciones que están escritas en la Torá, y las leímos a propósito antes de Rosh Hashana, para que se termine el año y sus maldiciones. La explicación es que debemos entrar al año nuevo pensando que todas las cosas malas y negativas quedaron atrás, y comenzar el año bien, sintiéndonos limpios de todo lo negativo. (Leímos 98 maldiciones, y es interesante que las bendiciones que se dicen durante los 7 días después del matrimonio suman también 98. El día que uno se casa es el día en donde más pensamientos positivos rondan nuestras mentes, y los pensamientos positivos anulan los negativos, 98 anulan 98. Leímos 676 palabras en la parte de las maldiciones, donde aparece 26 veces el nombre de D–os, y 26 veces 26 son 676, para enseñarnos que con la luz de D–os y la luz de las cosas espirituales podemos también anular las maldiciones.

En la noche de Rosh Hashana se acostumbra comer muchas cosas que se usan como señales positivas. Si comemos manzana con miel, ello no va a ser la causa para darnos un año mejor, sino que a través de esto empezamos a pensar en forma positiva y esto sí tiene fuerza para darnos un año mejor.

Que D–os nos ayude a llenar nuestra vida con mucha luz, luz que viene de acciones buenas, de rezos, de estudios y esta luz va alejar cualquier tipo de oscuridad.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl mundo de la cultura recordó a Shimon Peres
Artículo siguientePolanco 2, Capítulo 9B
Nació en Jerusalén el 29 de enero de 1988. Estudió en la escuela “Derech Tvuna” (Ramot - jerusalem) la primaria, posteriormente cursó en la Yeshiva “Imrey Noam” tres años. Se graduó de la yeshiva de altos estudios “Tora Or” en Jerusalem siendo el rosh Yeshiva uno de los grandes de la generación: el Rabino Chaim Pinjas Shainberg que en paz descanse. Durante 4 años de los cuales aparte de los estudios comunes,incluyeron cursos de alta cultura, rabinato, y judaísmo de análisis espirituales, historia, Ciencias y religiones. También hizo todos los estudios rabinicos incluyendo los examenes en PIRHEI SOSHANIM - DAAT. En esta época comenzó a escribir su primer libro nombrado “Toldot Hazman” (Generaciones del tiempo) el cual ya esta en el mercado con treinta mil ejemplares y esta en proceso la sexta versión que pronto saldrá en español a la disposición del publico hispanoparlante. El libro abarca toda la historia con explicaciones especiales y profundas de los sucesos importantes, combinándose con los Midrashim no tan comunes junto con los descubrimientos científicos recientes. En el año 2007 fue llamado a la yeshiva “Or Tora” del Rab Shaul Maleh shlita estudiando Jabruta con el y ayudando a encontrar fuentes a sus conferencias. En el año 2009 se regreso a Israel para casarse, con su esposa Margalit, ella es maestra y origen de las fuerzas para el Rabino. Un mes después regreso a México nuevamente con Rab shaul maleh en su colel, durante estos años ayudó a Rab Amram Anidjar a preparar los diversos temas de sus conferencias y de sus libros hasta hoy en día. En el 2011 fue llamado a Bogotá – Colombia para dar clases por un mes y medio en distintos lugares. Después, Regreso a México al colel Shuba Israel de estudios halájicos y talmúdicos, estudio con Rab Eliahu Admoni el rosh colel del mismo y dio clases de Daf Hayomi en la noche, apoyando a personas que estaban en proceso de acercamiento. De vez en cuando dio conferencias a estudiantes en Morasha, institución en la cual se dedica al comienzo del camino del judaísmo a estudiantes universitarios. En el año 2013 fue llamado a la comunidad de Cali- Colombia para dar clases y conferencias durante un mes, siendo también Jazan, le pidieron que venga también en las fiestas para acompañarlos, estas oportunidades se han convertidos en vivencia para la comunidad de Cali como el Rabino de la comunidad - Colombia. A mediados de este año gracias a dios nació su primera hija Shir en la ciudad de Cali. Fue destacado como el rabino principal de la comunidad en la cual ha logrado levantar la comunidad en menos de dos años, de muchos aspectos. En 31 de mayo de 2015 se fue hacer cargo del rabino principal de la comunidad de Guatemala. En 2015 ha terminado su segundo libro llamado toralogia. (En español) lo logró lanzar en diferentes países en miles de ejemplares. Al mismo tiempo está trabando en su tercer libro de "Pirkei Avot" y cuarto libro sobre Israel. En 2016 Termino también estudios de diploma sobre PNL internacional, consejería familiar y diploma en teología de Israel. Aparte de eso esta estudiando historia y filosofía en la universidad abierta en israel. El Rabino tiene maestría de ciencias humanas y sociales via Unesco. El rabino tiene una especialidad de clases en temas diferentes y a difundido sus clases y artículos en diferentes páginas en todo el mundo y en más de 100,000 personas en sus páginas. Ultimamente se puso mucho enfoque en muchos eventos con líderes de todas las religiones y políticos de alto nivel en América latina para difundir la verdad sobre Israel y aumentar amor y tolerancia en el mundo.