En 2012, el Gran Rabino de Migdal Haemek y fundador de la red educativa Migdal Ohr, Yitzhak David Grossman, creó un espacio educativo terapéutico llamado Aldea Zoharim, a 40 minutos del sur de Jerusalén, en el cual adolescentes de familias ultraortodoxas que fueron expulsados de sus núcleos familiares o de las yeshivot donde estudiaban y llevaban un modo de vida marginal, podían reincertarse a la sociedad israelí mediante la comprensión y el amor. Con mucha dedicación y cuidado, la Aldea Zoharim se transformó en uno de los centros pedagógicos mas destacados de donde adolescentes de familias disfuncionales rearman sus vidas estudiando la preparatoria y la matriculación para la Universidad, recibiendo actividades extracurriculares, acercándose nuevamente al judaísmo, preparándose para el Ejército y absorviendo valores sionistas, como el amor al prójimo y a la tierra de Israel.

En este caso, quiero destacar los esfuerzos y la estupenda victoria de los jovenes del 12 grado de la Aldea Zoharim, quienes se presentaron en la competición anual de la fundación "Aharai VeEmuna" (Detrás mio con fé) –una organización sin fines de lucro que depende de la Secretaría de Defensa de Israel- y que tiene como propósito ayudar en la preparación fisica y mental para el reclutamiento en el Ejército de jovenes en todo el país. Nuestros jovenes entrenaron muy duro para la competición y se llevaron el primer lugar (!!) de la competición frente a otros 35 grupos de estudiantes de otros colegios secundarios.

Felicitamos a todos los alumnos de la Aldea Zoharim, a nuestro representante latinoamericano en la competencia, Shlomo Nagar, y a todos nuestros amigos de Migdal Ohr América Latina que nos apoyan día a dia en la salvación de miles de niños y jovenes en todo Israel!

Jazak VeEmatz!!

Adrián List
Director para América Latina de Migdal Ohr

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIrán afirma que está enriqueciendo más uranio que antes del pacto nuclear
Artículo siguienteIncidentes antisemitas disminuyeron un 27% en Ucrania en 2019
El solo acto de ayudar al prójimo, de escucharlo, de comprender sus penas y aflicciones, aunque sepamos que nuestra acción tenga pocas posibiildades de ser exitosa, es un trabajo largo y complejo, pero que al fin y al cabo nos llena de satisfacción y brinda la posibildad de ver milagros aqui y ahora.