Diario Judío México - Un pequeño niño abordó el avión en que yo viajaba llamando la atención de todos. Buscó su asiento y se sentó a mi lado. Se veía que era un niño educado, seguro e inteligente. Me miró, sonrió y sacó su libro para dibujar.

A pesar de su corta edad, no mostraba señales de ansiedad o nerviosismo.
El vuelo no fue bueno; hubo turbulencia, pero el niño conservó la serenidad.

Le pregunté: “¿No tienes miedo?”.

Y me contestó: “No. Mi padre es el piloto”, y siguió en su libro.

A lo largo del camino encontraremos “turbulencias”. Habrá momentos en que no sentiremos terreno sólido y estaremos inseguros. Recordemos Quién es “nuestro piloto”, ¡y no nos preocupemos!

Y siempre que necesitemos que alguien nos ayude, meditemos en esto: “Nuestro padre Dios, es el piloto”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorContar historias
Artículo siguienteEl sistema vida y la conciencia-reproducción
Nacido en Abril de 1982, en la ciudad de México. Autor de más de 25 libros de ética y filosofía judía. Entre ellos, La Dieta del Rambam, Consejos de Educacion de los Hijos, El Poder del Habla, Maaser Rafael, La Tefilá, y muchos más. Realizó el gran Juego: El Toratón, que consta de 2,500 preguntas y respuestas de Torá, Halajá (ley judía), Tanaj, Talmud, en forma de juego para los niños, adultos, etc. Conferencista y maestro de ética y filosofía judía. Sus vídeos y audios aparecen en Youtube y en SoundCloud. Dedica tiempo al día, mandando sus clases de Torá, vía mails, Whatsapp y Facebook.