Los plátanos contienen tres azúcares naturales (sacarosa, fructosa y glucosa) y fibra proporcionan en un momento las substancias necesarias para dar energía al organismo.

Las investigaciones han demostrado que sólo dos plátanos proporcionan suficiente energía para un ejercicio extenuante de 90 minutos. No es de extrañar que el plátano es el número uno de los frutos con los que cuentan los mejores atletas del mundo.

Pero la energía no es la única forma de que un plátano nos ayude a mantenernos en forma. Puede ayudar a superar o prevenir un buen número de enfermedades y condiciones debilitantes, por lo que sería importante añadirlo a nuestra dieta diaria.

Reduce la depresión: Según una encuesta reciente realizada por MIND (MENTE) entre personas que sufren de depresión, muchos sintieron un buen alivio después de comer un plátano. Esto se debe a que los plátanos contienen triptófano, un tipo de proteína que el cuerpo conviert4e en serotonina, conocida por su efecto relajante, mejorando con ello su estado de ánimo y, en general, un sentimiento de felicidad. El componente de vitamina B6, que regula los niveles de glucosa en la sangre, afecta beneficiosamente el estado de ánimo.

Anemia: Alta en hierro, los plátanos pueden estimular la producción de hemoglobina en la sangre, ayudando a disminuir la anemia.

Presión Arterial: La combinación perfecta de su altísimo contenido de potasio y bajo de sal, esta fruta tropical es perfecta para combatir la presión arterial. Tanto es así, que la administración de frutas y medicamentos de los EE.UU. (FDA) permitió recientemente a la industria bananera incluir oficialmente en las tablas de ingredientes alimenticios del plátano, la capacidad que tiene para reducir los riesgos de la hipertensión y ataques cerebrovasculares.

Poder cerebral: A doscientos estudiantes en Twickenham (Midedlesex, Reino Unido) se les dio de comer durante sus exámenes plátanos en el desayuno, en el descanso y en el almuerzo, para intentar aumentar su poder cerebral. Las investigaciones demostraron que el contenido de potasio en la fruta pudo ayudar a que el aprendizaje de los alumnos fuera más eficiente.

Estreñimiento: Un alto contenido de fibra en la dieta diaria, entre ellos los plátanos, puede ayudar a restaurar a su normalidad la acción intestinal, ayudando a superar el problema sin recurrir a laxantes.

Acidez: En caso de acidez estomacal, pruebe comer un plátano como alivio o calmante.

Entre comidas: Ingiriendo un plátano entre las comidas, ayudará a mantener los niveles de azúcar en la sangre, dando un estímulo a su energía.

Picadura de mosquitos: Pruebe frotar la zona afectada con el interior de la cáscara del plátano. Para muchas personas el resultado es asombroso al ver la reducción de hinchazón e irritación.

Nervios: Los plátanos tienen un alto contenido de vitaminas del complejo B que ayudan a calmar el sistema nervioso.

Continuará…

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEspaña
Artículo siguienteOdiar es malgastar el tiempo de vida
Sus estudios comprenden Filosofía, Tanatología, Superación Personal y Psicología Transaccional. Sus publicaciones se vinculan sobre estos temas, sobre todo en la relación íntima entre el consumo de los alimentos y la salud, aunados con el estilo de vida de las personas. Posteriormente, se dio cuenta que podría también relacionarse con el factor hereditario y los ejemplos en el hogar.Escribió un libro con más de 900 recetas de cocina, todas con el objetivo de enseñar debidamente a los enfermos de diabetes, colesterol, obesidad, hipertensión y cardiovasculares a alimentarse sanamente. Ha publicado más de 1000 artículos en diferentes medios escritos, incluyendo periódicos tanto en español como en inglés.Ha efectuado dinámicas de grupos, conferencias y enseñanzas sobre la alimentación y salud en instituciones hospitalarias. Su participación de muchos años en la revista "Foro", sigue siendo continua y de mucho interés, para lectores nacionales y del extranjero.