Obesidad y el trabajo: En el Instituto de Psicología de Austria se observó que cuando en el trabajo hay presión, ésto conduce a engullir alimentos como chocolates, papas fritas, o galletas. Al observar a 5000 pacientes de los hospitales, los investigadores encontraron que la mayoría de los obesos tenían más probabilidades de tener alta la presión en sus puestos de trabajo. El informe concluye que, para evitar esa necesidad de comer algo, inducido especialmente por lo atractivo de los paquetes, un plátano podría controla el nivel de azúcares en la sangre y disminuir los deseos de ingerir alimentos altos en carbohidratos (como los nombrados antes), y mantener éstos en sus niveles normales.

Úlceras: El plátano se utiliza como alimento dietético contra trastornos intestinales debido a su tierna textura y suavidad. Es la única fruta cruda que puede ser consumida sin peligro hasta en los casos crónicos, según algunos centros de investigación. También pudiera neutralizar el exceso de acidez y reducir la irritación de la mucosa del revestimiento del estómago.

Control de temperatura: Muchas culturas ingieren plátanos como un bálsamo para bajar la temperatura tanto la física, así como la temperatura emocional de las mujeres embarazadas. En Tailandia, por ejemplo, las mujeres embarazadas comen plátanos para garantizar que su bebé nazca con una temperatura fresca.

Para dejar de fumar: Los plátanos también pueden ayudar a las personas que intentan dejar de fumar. Las vitaminas B6 y B12 que contienen, así como el potasio y magnesio que se encuentran en ellos, ayudan al cuerpo a recuperarse de los efectos de la nicotina, siempre y cuando el fumador tenga la convicción firme de dejar de fumar.

Mitigador del estrés: El potasio es un mineral vital, lo que ayuda a normalizar los latidos del corazón, envía oxígeno al cerebro y regula el agua en el cuerpo. Cuando uno tiene estrés el organismo puede desequilibrarse, hay necesidad de líquidos y con unos bocadillos de plátano que contiene potasio, el cual balancea el agua en nuestro cuerpo, se ayuda a mitigar el desajuste orgánico.

Golpes: De acuerdo a la investigación en The New England Journal of Medicine, comer plátanos como parte de una dieta regular pudiera reducir el riesgo de muerte por impactos de golpes hasta en un 40%.

Removedor de astillas: Para aquellas astillas de madera difíciles de remover, en lugar de tratar de sacarlas con pinzas y aguja, tome un pequeño trozo de piel de plátano, lo suficientemente grande como para cubrir en su totalidad las astillas (con la cáscara exterior hacia adentro, la parte amarilla), sujetando con cinta adhesiva o una venda y encima cinta adhesiva de manera que esté perfectamente cubierta, y dejándolo durante toda la noche. El plátano y sus enzimas trabajarán en la incisión, disolviendo y sellando la herida durante la noche. A la mañana, cuando se notará que la astilla ha desaparecido o está fuera. (Reportes de investigadores naturistas).

Conclusión: Por lo tanto, un plátano es realmente un remedio natural para muchos males. Cuando se compara con una manzana, tiene cuatro veces más de proteínas, dos veces más de hidratos de carbono, tres veces más de fósforo, cinco veces más de hierro, y dos veces más de vitaminas y minerales. Y además y sobre todo, es rico en potasio y uno de los mejores valores hablando de los alimentos.

Pudiéramos decir que “¿un plátano al día mantiene al doctor lejos? No lo se, pero si bien vale la pena tener todo esto en cuenta y probar: Daño no va a hacer en casi todos los casos.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa magia de las mezuzot
Artículo siguienteRaymond Kurzweil, el Ciberfuturólogo
Sus estudios comprenden Filosofía, Tanatología, Superación Personal y Psicología Transaccional. Sus publicaciones se vinculan sobre estos temas, sobre todo en la relación íntima entre el consumo de los alimentos y la salud, aunados con el estilo de vida de las personas. Posteriormente, se dio cuenta que podría también relacionarse con el factor hereditario y los ejemplos en el hogar.Escribió un libro con más de 900 recetas de cocina, todas con el objetivo de enseñar debidamente a los enfermos de diabetes, colesterol, obesidad, hipertensión y cardiovasculares a alimentarse sanamente. Ha publicado más de 1000 artículos en diferentes medios escritos, incluyendo periódicos tanto en español como en inglés.Ha efectuado dinámicas de grupos, conferencias y enseñanzas sobre la alimentación y salud en instituciones hospitalarias. Su participación de muchos años en la revista "Foro", sigue siendo continua y de mucho interés, para lectores nacionales y del extranjero.