En los últimos días hay rumores sobre un cambio de actitud en la política exterior estadounidense que, oficialmente hasta ahora, aceptaba sin revisar los datos sobre la cantidad de refugiados palestinos que proporcionaba la agencia UNRWA. Los cerca de 700 mil de 1948 se han convertido en estos 70 años, según esta organización, en 5,5 millones. Todos los otros refugiados de los cientos de guerras, persecuciones y masacres que se han dado en este mundo en estas siete décadas (incluidos un número mayor de desplazados sólo en la actual guerra interna siria) son tratados según otras reglas por la agencia ACNUR, que procura protegerlos y, en caso de prolongarse su estancia, que reciban la ciudadanía en los países de acogida. Sin duda el mejor ejemplo, aquel que ni siquiera contó con protección de agencia internacional alguna, fueron los 850 mil refugiados judíos que generó el mismo conflicto de 1948 tras la proclamación de la independencia de Israel, que se vieron obligados a huir de países árabes en los que llevaban viviendo siglos, y que se asentaron e incorporaron a la ciudadanía en el recién nacido estado judío.

La considera refugiado no sólo al desplazado o sus hijos, sino también a sus nietos, bisnietos y hasta donde la proyección exponencial alcance. Y ello combinado con una política de hacer nada por mejorar su condición legal en los países de acogida que los someten a un régimen de apartheid, limitando sus derechos (siendo estos “refugiados” nativos, hijos de nativos y probablemente hasta nietos o bisnietos de gente nacida en el país). Esta situación es campo abonado para una corrupción a escala internacional, con fondos de ayuda (donde las de los países árabes son casi nulas) que se eternizan sin revisiones que no sean al alza y de los que se nutre desde hace mucho tiempo una casta de funcionarios, cuya agenda real es la perpetuación del desamparo en Jordania, Egipto, Siria, Líbano e incluso en los territorios administrados por los propios palestinos en Israel.

Es como una masa madre que sigue levando con un objetivo propagandístico y que pronto podrá lucir una cifra mágica: Seis Millones. Una cantidad que, en el empeño de manipular la realidad y la de informadores militantes y políticos, pretenderá equipararse moralmente a la de los judíos asesinados durante el nazismo. Sólo que estos millones están vivos y protegidos por un organismo internacional ampliamente financiado, y que este anti-genocidio ha llevado a la población a multiplicarse, no a menguar por exterminio. Da igual la diferencia: importa el impacto conceptual de una cifra trucada, como las fotos de otras guerras para acusar a los israelíes de brutalidad, como la falsedad histórica de la existencia en algún momento de un estado palestino y tantas otras mentiras que el mundo digiere mucho mejor que la cruda realidad. No sea que descubramos que nuestro afán de justicia universal ha sido malversado para que la promesa escrita en el muro de un campo de concentración se transforme del “Nunca más” en “Como siempre”. Para transmutar la víctima en victimario, y viceversa.

Jorge Rozemblum

Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorNew ‘Cluster Bomb-Like’ Drug Could Become Cure For Acute Leukemia, Israeli Scientists Say
Artículo siguiente¿Es la desaparición del billete de 20 pesos una señal de inflación?
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.