Diario Judío México - Hace años compre un móvil usado de dos años en buen estado, pero cuando lo encendía después de recargarlo, dejaba de funcionar casi de inmediato. El fabricante tuvo que reconocer que estaba programado para fallar después de un tiempo, para así propiciar la venta de modelos más avanzados. Es lo que se conoce como “obsolescencia planificada”. Sin llegar a esos extremos, cada vez resulta más difícil encontrar repuestos para que un producto siga funcionando.

Este término está vinculado a la industria, pero la naturaleza también suele plantearnos fechas de caducidad contra las que resulta imposible batallar. Aunque los futurólogos más optimistas hablan de un reservorio de órganos de reemplazo para cuando empiezan a fallar las “piezas” originales, la mayoría de ellos no son más que una ficción. ¿Seremos capaces de exportar nuestra memoria a un cerebro más fresco y abierto a seguir conociendo? Desde mi presente como habitante en la frontera de la Tercera Edad he aprendido que hay un momento en la vida a partir del cual no es que te “pase” algo que te produzca sufrimiento, sino que te “empieza a pasar”, que no es lo mismo.

¿A qué vienen estas reflexiones en unas páginas donde el suele ser omnipresente? Pregunto: ¿hay una obsolescencia social o cultural? El registro histórico (arqueológico, gráfico, escrito o por otros medios) nos ha permitido conocer la existencia de grandísimos imperios, siglos gloriosos, civilizaciones muy avanzadas en comparación a otras contemporáneas, pero, hasta donde mi humilde conocimiento llega, tan sólo dos han logrado conservarse medianamente enteros: uno que implica hoy a la cuarta parte de la población mundial (China) y el otro (seguro que ya lo han adivinado) es una minúscula minoría dispersa por el orbe y cuyo relato fundamental es la capacidad de supervivencia (los judíos). No conozco lo suficiente la historia de la mayor potencia oriental, pero sí algo más de los segundos. ¿Acaso no hubiera sido lo lógico que una nación basada en una religión con unos textos que definen al detalle los rituales hubiera desaparecido (fundiéndose con las culturas dominantes) una vez destruida la “base operativa” esencial de todo que era el ? Fue sin duda una época de gran confusión que dio lugar a dos fenómenos igual de trascendentes: el nacimiento de una nueva religión (menos estricta, por ejemplo, en rituales como la circuncisión, la dieta o el descanso sabático) llamada cristianismo; y, por otro lado, una transformación interna como nunca antes ni después sufrió civilización alguna: sinagogas en lugar de un , rabinos en lugar de sacerdotes, alfabetización universal en lugar de una casta letrada. Y, por supuesto, nuevos libros (Talmúd), preceptos más detallados, explicaciones, manuales, rituales sencillos (diez varones en lugar de un pueblo para rezar). Somos un gran ejemplo del espejismo de lo imposible: nos transplantamos de tierra, idioma y hábitos culturales para conservar un único “órgano” que nos identifica y define: la misión de reparar el mundo, aunque ya no se consigan repuestos.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorJudíos sefaradíes en Uruguay se reencuentran con sus tradiciones culturales
Artículo siguienteHasbará con música
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.