Recientemente se presentó en el de la Ciudad la novela “Aquella joven llamada Raquel”, de la autora mexicana Olga Diaque. La escritora platicó sobre su nuevo libro: “Quise hacer un paralelo entre la Raquel de la Biblia y una Raquel de este tiempo. Lo que yo escribo no es lo mismo que sucedió en la Biblia, pero sí los acontecimientos se compaginaron a lo que yo sé de la Biblia”.

Además de la referencia al sagrado, el contexto de la novela narra el de la religión en nuestros tiempos: “Para poder hablar de una niña judía en este tiempo entrevisté a varias señoras de la religión, que son amigas mías. Me ayudaron con las costumbres, tradiciones, la forma de vida para lograr adentrarme a un personaje que era totalmente ajeno a mi religión. Leí varios también”.

Inauguran “Jalisco Colosal” de Fernando Sandoval
La autora profundizó ese conocimiento en más bibliografía: “Cuando fue la FIL con Israel como país invitado fui a muchas conferencias, compré libros, platiqué con las personas que ayudaban. Me ayudó para entender cómo es ser judía en este tiempo. Pude entrar en el papel de una joven con costumbres diferentes en un país casi completamente católico”.


Literariamente, Olga coloca a “Raquel” en un contexto en el que conoce más perspectivas a partir de otros personajes: “Por medio de un personaje que conoce en la universidad le enseñé a ‘Raquel’ qué significa ser mexicano, vivir en un país completamente diferente. En el tiempo de la novela, los años sesenta y setenta, los judíos y católicos vivían en mundos diferentes. Quería mostrar esa diferencia entre un mundo y otro, que ‘Raquel’ la entendiera. El muchacho que conoce le enseña las tradiciones de México. Es un joven que está estudiando dos carreras, no quiere acabar ninguno porque está muy a gusto siendo estudiante”.

Esta es la tercera novela de Olga Diaque, en donde también toca el tema hebreo: “El primero habla de una familia con una mamá judía y un papá católico; el segundo es una muchacha que se enamora de su vecino judío. Este tercero con la niña judía. Me interesa porque me parece interesante en su forma de vivir y su forma de actuar. Cuando era niña en mi colonia vivían varias señoras judías, con las que platicaba muy a gusto”.

Nacida en 1946, Olga estudió escritura en la Sociedad General de Escritores de México (Sogem): “Toda mi vida he leído, desde que aprendí a leer devoro los que caen en mis manos. Estudié Filosofía y Letras pero no acabé la carrera: me casé, tuve mis hijos. Hace 16 años quise aprender a escribir, como una forma de complementar mi interés por la lectura”.

¿De qué trata el libro?
“Aquella joven llamada Raquel” es una novela, una mímesis de la Raquel de la Biblia. La historia se asemeja, pero el desarrollo es diferente. Raquel, una joven judía de origen tapatío, en los años sesentas decide ingresar a la Universidad de Guadalajara, aún en contra de los deseos de sus padres. Ahí conoce a un joven de ideas radicales, que influye determinantemente en su forma de pensar conservadora, a la vez que nace una rivalidad con su propia hermana, que se acentúa con la llegada de su primo Jacobo proveniente de Venezuela para trabajar con el padre de las jóvenes hermanas. Así, se concatenan una serie de hechos que mantendrán al lector interesado en el desarrollo de la historia.