Diario Judío México - Introducción

La administración Obama, como cualquier gobierno, se la vive haciendo declaraciones públicas sobre sus intenciones. Consideremos tres casos recientes, todos del mes pasado.

1. “La secretaria de Estado Hillary Clinton,” reportó un periódico, “está empujando por un nuevo round de sanciones de las Naciones Unidas contra .” Traducción: El gobierno de Estados Unidos considera que los iraníes son ‘los malos’ y trabaja para socavar a . [1]

2. Una semana después, el jefe de gabinete del Presidente Obama le dijo a un grupo de rabinos que ” ‘en lo que concierne a las políticas públicas, hemos hecho todo lo que podemos para avanzar la seguridad — y los intereses de largo plazo — israelíes. Observen bien lo que hace la administración.’ “ [2] Traducción: El gobierno de Estados Unidos considera que los israelíes son ‘los buenos’ y trabaja para fortalecer a .

3. A los dos días, se reportó que “el enviado especial a Oriente Medio, George Mitchell, tiene programadas entrevistas con el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas, con lo cual se lanzan las ‘conversaciones de proximidad’ con .” [3] Esto sigue declaraciones fuertes y firmes de la administración Obama exigiéndole a que firme un acuerdo final sobre la así llamada ‘solución de dos Estados’ con la Autoridad Palestina. Como la ‘Autoridad Palestina’ no es otra cosa que OLP/Fatah, aquí la traducción:El gobierno de Estados Unidos considera que OLP/Fatah son ‘los buenos’ y deben gobernar su propio Estado en territorio estratégico que ahora controla .

¿Acaso estas tres declaraciones de intención, casi simultáneas, son entre ellas consistentes? Hay un escenario hipotético en el que sí lo son. Este escenario requiere que aceptemos ciertas cosas como ciertas…

Leer más: HirHome.com

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorTrouble in Emmanuel
Artículo siguienteCiclos históricos
Recibió una maestría en ciencias sociales de la Universidad de Chicago, donde su trabajo ganó el premio Earl S. & Esther Johnson, y un doctorado en antropología biológica y cultural de UCLA, cuya tesis ganó el premio al Mejor Nuevo Investigador de la prestigiada Human Behavior and Evolution Society. Durante seis años, enseñó psicología evolutiva y cultural en la Universidad de Pennsylvania. Su trabajo explora las causas del racismo y del conflicto étnico, y en los últimos años se ha concentrado en el antisemitismo, el Holocausto, el conflicto árabe israelí, y la historia del pueblo judío, culminando en un examen de dos y medio milenios de historia occidental a través de la experiencia judía. Su libro, El colapso de Occidente: el siguiente Holocausto y sus consecuencias, pronto estará a la venta.