Diario Judío México - , pionero de la moderna en idish, nació y murió en Polonia en el siglo XIX (1801-1856). Escribió poemas, teatro, epigramas. Fue médico, se distinguió y fue reconocido por su gran dedicación durante la epidemia de cólera en 1851 y 1855. Tenía buen humor y lo vestía de poesía. Tal vez uno de sus medicamentos favoritos.

Las Ruedas

Oí a la rueda trasera un día.
A la rueda delantera con enojo le decía.
“¿por qué corres delante de mí?”
Soy más grande, cualquiera lo vería.

La rueda delantera respondió: “Eso es verdad
Y estoy dispuesta a darte mi lugar.
Si puedes adelantarte en la carrera.
¡Yo siempre te seguiré!”

Hanna Levin nació en 1900 en Ucrania y escribía poemas desde 1918; murió en la purga de escritores judíos en Rusia, en 1948.

Mi Contribución

Así que fui en peregrinación a los muertos.
A ver a mi madre viviente.
Y por horas lloro por mí.
No eres como yo
No eres como tu padre
Eres como una joven gentil
¡Nuestra hija jugando con un rifle!
Madre querida, como la tierra vive,
También se ensillar un caballo
Como una joven gentil
Y como un joven gentil
En mi caballo voy directo a las armas en el frente
Como los campos y los caminos
Lo que tu joven ha dado
Como contribución a un mundo que habrá de nacer
Y madre, sabes
Tu hija Sima
¡Ahora es Daosh Tovarishtaha Maxima!

Y termina otro poema:
Junto con el (Lenin) he traído cubetas de libertad
Del pozo de la victoria.

Y murió víctima de la epidemia del .

Poemas del Folklore idish:

La Vida

Buenos días, Moisés, a ti.
Buenos días, Jacobo, a ti.
Que noticias hay para ti
Que noticias piensa en ti

La vida es dulce como miel
Pero yo tengo tristeza desde
La cabeza hasta los pies
La vida me doblega, me destroza
Pero la esperanza nunca me abandona

Canción de Cuna

Si tuviera del emperador el poder
No sería tan gran placer
Como eres tú, mi rayo de sol
Cuando te veo el mundo es mío
Duerme mi bebe en mi pecho
Duerme, mi amor, descansa.

No Hay Ayer

Ya no hay un ayer
No hay mañana todavía
Solo hay un poco de hoy
No lo eches a perder con pena y angustia

Toma un trago de brandy
Mientras vives todavía
Porque en el otro mundo, me temo,
No brandy te darán.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.