Diario Judío México - ¡Mi hijo está muy rebelde!
¡Mi hija se pelea todo el tiempo con sus amigas!
¡Mi hijo es grosero con los maestros! ¡No se a quien salió!
¿Qué hago?
Ya intente todo, desde castigo hasta hablar con calma y explicarle sus errores.

¿Te identificas con esto?

Las técnicas de como ser buen padre en ocasiones se enfocan únicamente en modificar la conducta del niño o adolescente, esto puede ser un error.

Muchas de las veces, el foco debe estar puesto en el padre o madre y no en el hijo.

El proceso de desarrollo, crecimiento, madurez y conciencia tiene que suceder primero en los padres.

¡Empecemos por nosotros y seremos buenos padres!

En el camino desde que nace nuestro hijo hasta que se convierte en adulto se activan en los padres emociones intensas, momentos dolorosos, conflictos no resueltos.

Por ejemplo si tu hijo no es aceptado dentro de un grupo de amigos, tu puedes reaccionar dándole mucha importancia a esta situación, puedes sentir mucha preocupación, dolor y puede ser que lo que realmente pasa es que esto te lleva a situaciones propias de vida en donde te sentiste excluido y no tomado en cuenta.

El rol del papa o mama no es tan diferente del de un terapeuta. No puedes ayudar a alguien a resolver algo que tu mismo no has podido resolver.

Debemos como padres revisar nuestra niñez, nuestra adolescencia, hacer un ejercicio profundo de auto conocimiento.

Esto nos dará luz y te darás cuenta de que depositamos nuestros miedos, nuestra angustia y nuestros sueños en nuestros hijos.

Hay padres de familia que están viviendo la vida de su hijo como propia.

En alguna ocasión Sergio, un papa, me dijo en consulta que estaba muy decepcionado de su hijo de 16 años, al preguntarle acerca de su relación con su padre, Sergio pudo darse cuenta que desde chico sintió que su padre estaba decepcionado de el y que nunca ha podido cubrir sus expectativas y ahora no solo repetía la conducta del padre, además espera sentirse orgulloso a través de su hijo.

Dicho esto: ¿que pensaríamos de una mamá que vive constantemente preocupada por que su hija esta “gordita”?

A veces pensamos que la paternidad se trata de hacer sacrificios, más importante sería enriquecernos como personas, tener metas propias y perseguirlas con perseverancia y compromiso, esta es la mejor manera de educar a tus hijos, de enseñarles de que se trata la vida.

Debemos enseñar a nuestros hijos que una “vida buena” consiste en genuinamente sentirnos valiosos, saber manejar nuestras emociones, conocer nuestras necesidades y prioridades y participar activamente en nuestra propia vida, ser responsable de ti mismo.

Esto tendrá un profundo y efectivo impacto positivo en nuestros hijos y su futuro.

Cuando vives tu vida a través de la de tu hijo estás poniendo la responsabilidad en el ( ella), estas esperando que cumpla tus expectativas, que haga lo que tu no hiciste o que no cometa los mismos errores que tu.

Esto crea padres que NO están dando a sus hijos, les están quitando!

Son padres que están tratando de cubrir sus necesidades a través de sus hijos.

No intentes que tu hijo sea lo que tu quieres, concéntrate en ser lo que TU quieres ser, a final de cuentas queremos que nuestros hijos sueñen y que luchen por esos sueños, que lleguen a su máximo potencial.

No puedes ser perfecto, pero puedes llegar a tu máximo potencial, puedes cumplir tus sueños y estarás enseñando a tu hijo como lograrlo.

“Primero aprendemos y luego enseñamos”

“Primero crecemos y después educamos” 

¡Que tengas un bonito día!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

Artículo anterior“Quizás” decidan enjuiciar a 20 guardias de Maydanek en Alemania
Artículo siguienteMáscaras

Psicóloga egresada de la Universidad Iberoamericana con excelencia académica, tiene una Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica en Centro Eleia. Impartió clases a alumnos de licenciatura en Psicología en Centro Eleia durante 6 años. Especialista en terapia individual para adolescentes y adultos, así como en asesoría para padres. Comenzó un proyecto en 2005 llamado Ser padres en el nuevo milenio que consiste en impartir talleres y conferencias grupales e individuales para la prevención y solución de problemas en niños y adolescentes.Actualmente dentro de este proyecto ofrece asesoría acerca del impacto de las redes sociales en niños y adolescentes, así como en las relaciones humanas. Uno de sus objetivos dentro de su trayectoria profesional ha sido difundir y aplicar métodos de prevención dentro del ámbito familiar y escolar. Para este propósito ha trabajado muchos años con padres, maestros, adolescentes y adultos jóvenes.

EDUCACIÓN CONTINUA

Investigación acerca de el impacto de redes sociales en niños y adolescentes así como en las relaciones personales, 2011-2012Actualizaciones teórico-clínicas en niñez y adolescencia.