Diario Judío México - -Cualquier parecido con la vida real, no es necesariamente cierto-.

Hay una historia que parece leyenda, es la historia de una joven.

En esta historia hay un grupo de amigos que se encuentran fuera de su país, están todos reunidos y en cierto momento deciden meditar acerca de algunos temas de los cuáles se habían reunido para platicar.

Cada uno puede estar a solas por un ratito, para pensar a solas.

Todos vuelven al punto de reunión, cuando de repente se nota la ausencia de la presencia de Paula.

Todos se preocupan y empiezan a buscarla muy angustiados pero manteniendo la calma.

Mientras todo esto ocurre, la joven Paula había decidido no sólo pensar sino admirar la naturaleza, tanto fue así que se fue adentrando en el bosque.

Estaba tranquila, sentía paz en su corazón y decidió disfrutar de la vista. Tomó fotos, algunos videos dónde el cantar de los pájaros y el sonido del viento eran realmente hermosos….

…hasta que se dio cuenta que había pasado el tiempo. Fue entonces que sintió una preocupación no tanto por ella, sino porque iba a retrasar a sus amigos.

Inteligentemente utilizó su teléfono para llamarlos, no pudo conectar correctamente pero si lo suficiente para que ellos se dieran cuenta que estaba muy adentrada en el bosque.

La chica trató de mantener la calma y de regresar por el sendero, pero como suele pasar en muchos bosques: todo se veía igual.

El grupo ya estaba enterado de su mensaje de ayuda. Intentaron acudir a las autoridades que también hicieron su trabajo.

La joven en un momento decide decirle a D´s: “Ayúdame a encontrar el camino de vuelta”. Poco después llegó a un llano, no había pasado demasiado tiempo -en solicitar ayuda- cuando encontró a unos buenos hombres que arreglaban la leña del bosque.

Afortunadamente pudieron comunicarse a pesar de hablar idiomas distintos, le dijeron que no se moviera y supieron que era la niña perdida, ya que la policía habían avisado a todos los alrededores-, los leñadores la trataron muy bien, a pesar de que la lluvia fue insistente y trataron de taparla para que no se mojara.

Los leñadores llamaron a las autoridades correspondientes que llegaron por poco después por ella. Paula les agradeció su gran ayuda desinteresada, ellos se despidieron muy amablemente de ella, deseándole suerte para su regreso a casa.

El policía tomó los datos de los señores, cumpliendo con el protocolo oficial y se llevó a la joven a reunirse con su grupo. El policía también resultó muy amable y cortés con la joven.

Finalmente Paula se reunió con sus amigos que estaban preocupados por ella. Ellos se habían movilizado también para buscarla y gracias a eso la policía la encontró.

Ella recibió un gran abrazo de parte de sus amigos que respondieron como responde la gente; la gente de corazón….con verdadero cariño.

La historia termina bien para ella y su grupo.

Paula se quedó pensando en cómo había pedido a Dios que la auxiliara para regresar a tiempo y no retrasar a su grupo y no preocuparlos de más.

Al pensarlo con calma se dio cuenta que había recibido la ayuda que había solicitado. Uno nunca sabe cómo vienen los pequeños milagros.

D´s actúa de forma que uno no siempre espera, pero siempre nos escucha, nos pone a la gente adecuada, nos da un lugar seguro, nos regresa a casa con bien. Él hace todo para guiarnos. Lo extraordinario es que siempre está ahí, por eso Paula realmente nunca se sintió perdida ni con miedo, sabía que contaba con la presencia del que todo lo puede. Y su petición vino de un corazón sincero.

-Esta historia se terminó convirtiendo en una leyenda urbana, ya que cada quién le dio un matiz diferente a la historia, pero esta versión es lo más cercana a la realidad ocurrida con Paula…la del Bosque-.

SIN COMENTARIOS

Leave a Reply

Artículo anterior¿Por qué los cristianos ponen arbolito en Navidad?
Artículo siguienteCanciones judías de navidad cantadas en Yiddish y en Inglés
Estudié la carrera psicología para poder ayudar a las personas, siempre he tenido un sentido de vocación hacia los demás. Además de que me gusta mucho el aspecto espiritual ó profundo del ser humano.Quiero ayudar a las personas a que alcancen su potencial, asesorándolos en lo que necesiten. Apoyando sus fortalezas. Me gusta la idea de ejercer mi profesión donde se conjugue el gusto por la gente. Puede ser por medio de: seminarios, talleres, pláticas, artículos, etc. para que las personas en lo personal y/ó en el trabajo logren sus objetivos y se superen.