El viaje de jóvenes íes a Polonia conforma una de los emprendimientos   principales del sistema educativo israelí en torno a la enseñanza   y preservación de la memoria histórica del Holocausto. Los viajes se celebran durante todo el año. En la semana en la que se recuerda el día del Holocausto y Heroísmo, se celebra la Marcha por la Vida en la que toman parte jóvenes israelíes y judíos del   exterior, así como representantes del Ejército  y el Estado de Israel. Cabe señalar que durante el año amén de las antedichas delegaciones juveniles, visitan Polonia igualmente representante de distintos colectivos de la sociedad israelí: ejército, estudiantes y  organizaciones obreras.

El viaje insume una semana e incluye la visita a los campos de exterminio y de trabajos forzados así como visita a los grandes centro judíos del pasado ubicados en ciudades como Varsovia, Cracovia y Lublín. A este emprendimiento lo precede una cuidadosa preparación de los guías y alumnos y cuando finaliza se extraen y analizan las conclusiones del caso.

Las edades de los alumnos que conforman las delegaciones   oscilan entre 16 y 18 años de edad y pertenecen a las clases superiores de la Enseñanza Secundaria. A ellos se acoplan entre otros, sobrevivientes del Holocausto quienes relatan sus vivencias personales en los espacios pertinentes.

Estos periplos comenzaron el 4 de abril de 1965 por iniciativa de Freida Mazia, integrante de la organización clandestina judía polaca durante en la Segunda Guerra   Mundial, quien lanzó la idea de los viajes a Polonia luego de participar   en Varsovia en un  acto  en el que se conmemoró  veinte años del Levantamiento del Gueto de Varsovia. Este emprendimiento se interrumpió inmediatamente después de   la Guerra de los Seis Días al cortar Polonia relaciones diplomáticas con pero   se reanudó en los años 80 al culminar el período   soviético.  La estimación es que cada año  más de diez mil alumnos realizan este periplo. Según la Central de Estadísticas de del año 1999, 56% de los colegios judíos de participaron en este evento  en tanto que desde 1988 más de 300.000 alumnos hicieron otro tanto. 

Pauta de la trascendencia de este tópico, es que desde un principio, estos periplos fueron seriamente cuestionados   desde una perspectiva educativa, psicológica,  sociológica y antropológica. Es precisamente en este espacio en quiero detenerme y abordar las dos posturas, es decir tanto de las que apoyan este emprendimiento así como   los que lo cuestionan categóricamente.

Entre quienes lo respaldan, cabe señalar las siguientes consideraciones:

  • No hay otra opción para comprender la Holocausto en toda su dimensión, sino a través   de la vivencia directa, de la presencia en el lugar de los  acontecimientos . Imposible alcanzar este propósito a través de la enseñanza impartida desde o   visitando referentes recordatorios en
  • Contribuyen a   acrecentar la conciencia de la trascendencia de en tanto estado judío independiente y democrático, su sensibilidad por los derechos humanos, todo ello previo al enrolamiento al ejército de los alumnos.
  • El periplo fortalece la identidad judía e israelí de los alumnos y su relación con el   Estado y sus valores, acrecentando   su vocación de servicio
  • Configura una oportunidad de acceder al conocimiento de mil años de vida judía en Polonia y de la rica creación diaspórica.
  • Tanto los alumnos como sus guías   atraviesan un largo y sustancioso proceso de preparación  previo a los viajes bajo la égida del Ministerio de Educación y al finalizar, se extraen las conclusiones pertinentes.

Los opositores a este emprendimiento sostienen que:

  • Estos viajes conforman una evidente distorsión. En la tradición judía   se asciende de la Diáspora   a Israel, en tanto que en este caso se opta por la vía inversa.
  • El énfasis recae sobre el Holocausto y la destrucción generando en los alumnos  la condición de víctimas   y   en cambio se desconoce o no se pone suficiente énfasis en el rico  bagaje de la tradición y culturas judías elaborado en la Diáspora. Precisamente, al conocer los alumnos este acervo,    tomarán conciencia de la enorme pérdida acaecida y no sólo de vidas humanas.
  • Estos periplos reconocen de hecho el fracaso del Sionismo  o ciertas corrientes del mismo que al no ofrecer una identidad asentada en  parámetros positivos y sólidas raíces, echa mano y recurre a facetas negativas de  la opción diaspórica y al Holocausto. La respuesta es Jerusalén y no .
  • La edad de los alumnos no se presta a este tipo de periplos, su preparación es superficial e insuficiente   y en algunos casos esta constante se refleja en su conducta durante los viajes.
  • Un estudio practicado evidenció la existencia de un trauma secundario en 13.5% de los alumnos del Colegio Secundario Tijón Jadash, originado  un mes después de efectuada la visita a los campos de exterminio. Pauta complementaria    que este tipo de visitas debe efectuarse   en una etapa posterior en las vidas de estos jóvenes  e imbuidos de una  mayor madurez, por ejemplo cuando cursan su servicio militar o posteriormente.
  • En este  colectivo, afloraron otro tipo de reacciones. El Colegio Secundario  Herzlía decidió que sus alumnos en lugar de viajar a Polonia ,   recorran  durante cinco días acompañados de distintos sectores de la sociedad israelí. El Colegio Secundario de Artes y Ciencias de Jerusalén decidió cancelar los viajes a Polonia desde el año 2008.En la red social rotulada Facebook, surgió un grupo denominado “opositores a enviar los jóvenes a Polonia” y de respaldo a padres que se oponen a enviar a sus hijos   a los antedichos   periplos.

Cabe por cierto analizar la contribución de este emprendimiento al conocimiento del Holocausto. Una encuesta realizada entre 430 alumnos de los años superiores de la Enseñanza Secundaria por el Instituto Masuá  de Estudios del Holocausto del Kibutz Tel Itzjak, revela que los viajes a Polonia ocupan el tercer lugar en cuanto a fuente importante de conocimiento del Holocausto, lo anteceden el testimonio de sus sobrevivientes así  como películas que abordan este tópico. Estudios complementarios ratifican de un modo u otro estos guarismos y acreditan que si bien estos periplos contribuyen al conocimiento del Holocausto de los alumnos, no configuran su único referente y  fuente de conocimiento.

Finalmente, hay que considerar en este emprendimiento el matiz ideológico de cada corriente educativa de Israel   así como la de sus instructores y guías. Habrán  quienes acentuarán la singularidad judía de la tragedia, otros enfatizarán el signo universalista y finalmente estarán aquellos que acentuarán ambas facetas.

El tópico no sólo atañe a Israel, no sólo por tratarse del Holocausto, sino porque jóvenes judíos diaspóricos participan en la antedicha Marcha por la Vida y asimismo visitan Polonia frecuentemente cuando residen un año en en el marcos de distintos programas educativos.

                                 __________________________

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMenú de Shabat 31 de diciembre del 2021
Artículo siguienteEn la población de Muaco de Falcón descubren una posible pileta judía para uso ritual que aún está por certificar
El Dr. Israel Jamitovsky nació en Montevideo, Uruguay y se radicó en Israel en 1973. Egrsado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de la República de Montevideo, revalidó su título de Abogado en Israel en 1975 y en 1991 obtuvo el de Notario. En la actualidad preside la Comisión de Ética de la Organización Latinoamericana en Israel. Desde 1982 participó en encuentros judeo-cristianos con intelectuales españoles que se celebraron en España e Israel respectivamente durante cuatro décadas a partir del año 1974.Desde 1999, presidió la comisión israelí que organizó dichos eventos. En el pasado, se contó entre los fundadores de la Liga de Amistad Israel-Uruguay, y amén de su actividad profesional, dirigió en Israel durante 22 años la revista Diálogo, revista de cultura bianual editada en castellano en Israel por el Departamento de Dor Haemshej de la Organización Sionista Mundial. Fue miembro del Tribunal de Apelaciones en demandas promovidas por Sobrevivientes del Holocausto y sus descendientes, en relación a seguros de vida en la época del Holocausto contra la Compañía de Seguros Generali.