La fiesta de es la representación de la libertad en el , pero ¿que es la libertad en una religión que a simple vista nos impone reglamentos y prohibiciones de manera constante, que lejos de darnos libertad para hacer lo que cada uno quiera o permitir buscar los placeres que busca nos limita de ellos?. Para esto vamos primero a analizar el tema desde donde nos encontramos en una época donde la libertad es tal vez un concepto que lo damos por hecho, a veces sobrevaluada y tal vez no tenemos claro ni lo que quiere decir realmente ser libre.

Entonces veamos, ¿Se podría llamar libre a una sociedad donde estamos influenciados a cada minuto por bombardeos de publicidad inmediata y contenido en nuestros dispositivos o nuestras calles durante prácticamente todo el día? donde nuestras decisiones son manipuladas por Gobiernos, Empresas, Medios o Redes sociales?, para entender esto mejor, debemos enfocarnos en que es la libertad y si realmente somos libres o si a pesar de lo que cualquiera cree comúnmente realmente queremos ser libres.

¿Qué es la libertad?

Tal vez siempre que platiquemos con alguien sobre qué es la libertad la primera reacción sea “es mi derecho a hacer lo que yo quiera”, en ese momento si analizamos con él a fondo su respuesta tal vez les preguntemos, si cada quien hace lo que quiere es casi imposible que una sociedad funcione por que no siempre lo que uno quiere es lo mejor para el otro o para la misma sociedad, entonces seguramente la siguiente frase sería “la libertad es mi derecho a hacer lo que yo quiero mientras no haga daño a los demás”. Puede ser que sea correcto pero aún debemos cuestionarnos si realmente eso existe y aún si es así no siempre a la persona le conviene simplemente hacer lo que quiere!!

Entonces de qué se trata la libertad, Erich Fromm sobreviviente de la shoa en su obra El miedo a la libertad donde intenta explicar la psicología de los nazis argumenta que algunos decidieron seguir a sus líderes a pesar de que sus valores aún que por muchos años anteriores ellos mismos no concordaban con esa forma de pensar mucho menos con actuar en base a esa filosofía de odio pero sólo por el hecho de que el líder lo decía cambiaban de opinión o de forma de actuar, no querían ser libres de pensar o actuar diferente primero por las consecuencias que esto puede provocar y segundo por la responsabilidad que esto conlleva pero no solo eso si no también por simplemente seguir lo que la autoridad dice y no tener responsabilidad por tus propios hechos en otras palabras “por miedo a la libertad” por eso de manera (posiblemente inconsciente) decidieron rechazar el derecho a elegir lo que ellos quieren hacer. Stanley Milgramm llevó esta idea más allá por medio de experimentos en los que a un grupo de voluntarios les solicitaban que pasen pequeñas descargas eléctricas con un aparato a sus compañeros quienes en verdad eran actores y no recibían la descarga, mientras quien dirigía el experimento les pedía que subieran la intensidad de la descarga ellos lo hacían independiente a si el actor pedía que ya parara aunque este dijera que le estaba lastimando, ellos sentían que estaban haciendo lo correcto por que le hacían caso a la autoridad y ella es quien les decía que subiera la intensidad por lo tanto estaba justificado, los voluntarios no decían NO ya lo estoy lastimando, según algunos expertos esto es porque cuando creen que es lo que tienen que hacer por que la autoridad lo dice entonces lo deben de hacer, no importaba si no estaban de acuerdo, si no se sienten cómodos de lastimar a otro, no importa si lo que la autoridad les pide que hagan entra en conflicto con su conciencia personal simplemente parecería que estaban justificados.
Ahora bien ¿si de manera inconsciente no queremos ser libres entonces por que todos creemos tener tan claro que si?. La respuesta tiene que ver no solo en con como vemos la libertad sino que es realmente la libertad y si es mejor para el mundo que exista tal vez es solo una utopía que no debemos perseguir. Para esto tenemos que conocer que hay dos tipos de libertad una es la libertad individual y la otra la libertad social.

Libertad social

En Francia durante el movimiento que provocó la emancipación hubo un gran pensador llamado Jean jaques Rousseau el creía que la sociedad debería tener un gobierno que ponga las reglas de la libertad, creía que por medio de leyes y reglas se podía construir desde cero una política donde el pueblo se rija de forma libre, sin embargo hubieron pensadores Ingleses como John Locke y David Hume quienes creyeron que una sociedad solo puede ser libre de manera orgánica, como lo dice Friedich Hayek en su libro La Constitución de la libertad, para Firedich los Ingleses estaban en lo correcto no podemos regular un a sociedad que no sabemos como va pensar en el futuro, sus futuros ideales o los nuevos retos que nos depara. Pero entonces ¿podría una persona buscar la libertad como sociedad? Para él la respuesta es no, no por medio de una política o reglas que la traten de regular. Para él la única forma de lograrlo es permitiendo que se fortalezca la libertad individual y entonces habrá prueba y error pero así encontraremos una sociedad libre caracterizada por la libertad de sus individuos. Según esta teoría los riesgos que puede encontrar la sociedad en el camino a la libertad pueden ser grandes y poco controlables por que el límite de la libertad de unos puede ser el mayor daño de otros. Durante su argumento Friedrich insiste que para lograr la prosperidad como sociedad se requiere la libertad individual, ahora vamos enfocarnos a ver de qué se trata esta libertad.

Libertad individual

Es el filósofo Ishaia Berlín quien habla de “los dos conceptos de libertad” en su libro que lleva exactamente este mismo título, para él hay una libertad de que nadie impida mis decisiones y otra libertad de ser dueño de uno mismo, son dos conceptos libertad diferentes uno le llama libertad negativa y a la otra libertad positiva. Libertad negativa es la libertad de actuar sin ser obstaculizado por otros mientras que la positiva se trata de la autonomía y la autorrealización, es decir no sólo se trata de no ser obstaculizado si no que tiene la capacidad y el entendimiento de ejercer su libertad, de buscar “ser libre para algo”. No está claro si el mismo Berlín creía que esto es algo realmente posible y tal vez para él hay un único modelo de libertad que se puede lograr y es la libertad negativa de que nadie te prive de tu libertad, concepto que no forzosamente está ligado a la libertad positiva.

Libertad en el

En diversas ocasiones la Torah habla de que fuimos esclavos en Egipto y Dios nos libero, ¿que libertad nos dio? Sin lugar a duda hubo una libertad física, como pueblo fuimos esclavos en Egipto de manera física se podría decir que es similar a cuando hubo guerra fría en tiempos de Lincoln en Estados Unidos y se terminó la esclavitud solo que a unos niveles de esclavitud más agresivos, en los cuales los derechos humanos no tenían ningún tipo de influencia, no existían de forma institucional mucho menos de forma moral.
Pero salimos de ahí y entramos en una nueva etapa donde nos privan con nuevas reglas, donde nos volvemos dependientes un estricto reglamento y estilo de vida, donde nos abstenemos de placeres, de comodidad ,entre otras cosas e incluso en ocasiones hasta de oportunidades económicas y sociales, ¿entonces en que somos libres? Por qué cantamos todos los años en la noche de que fuimos esclavos y ahora ya somos libres!!
La respuesta, aunque parece sencillo es uno de los conceptos más profundos del Judaísmo. La Torah como instructivo no es un reglamento si no una forma de vida que resuelve el tema de la libertad tanto individual como la libertad como nación (libertad social). Esa libertad que nos da el además de ayudarnos a llegar a la autorrealización lo hace de una manera estructurada, sin prueba y error como pensaban los autores ingleses como Locke o Hume ni con un reglamento falible como lo intentó Rousseau, si no con una estructura divina que nos da el camino a esta autorrealización individual y al mismo tiempo creando una nación que no depende de tierra ni ejércitos que a logrado subsistir en el exilio sin perder su esencia como nación viviendo dentro de otras naciones, nos ayudó a encontrar la libertad interna como sociedad aún en los momentos más difíciles de nuestra existencia.
Esa es la esencia de es el concepto de festejar una libertad donde somos libres de autorrealizarnos como judíos, como personas, ser libres de elegir el camino correcto, libres de apegarnos a nuestro creador en cualquier momento que nosotros lo queramos sin que nada ni nadie lo pueda impedir o obstaculizar.
Se trata de una libertad individual que funciona de manera perfecta en una sociedad que siempre estará unida por su sentido y propósito enmarcado por la tradición y sus leyes, leyes que nos hacen libres de las influencias sociales, libres de las decisiones de los demás, libres al mismo tiempo que responsables de dejar un mundo mejor para nosotros mismos y nuestra sociedad, “una libertad de ser” que trata de ser la mejor versión de nosotros mismos.

2 COMENTARIOS

  1. Que excelente ensayo ! Un tema complicado con una explicación muy certera y desmenuzada de forma fácil de dirigir. !
    Felicidades

  2. WOW! Me enorgullece leer y comprender la profundidad de lo que este ensayo implica. Análisis filosófico pleno de pensamientos trasendentales para la humanidad. Ser o no ser libre; cuánta verdad encierra esa frase. Tal vez no cambie el modo de pensar de persona alguna mas nos dará motivo para repensar.
    Dany mi nieto amado, tu generosidad al compartir conocimiento e interés de aprender me hacen extremadamente feliz. Me congratulo de ser tu abue. Fanny

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Hijas de la resistencia”, de Judy Batalion
Artículo siguienteMás de 100 heridos en enfrentamientos en Jerusalén en una jornada en la que coinciden las 3 fiestas religiosas de judíos, crisitianos y musulmanes