La periodista catalana Pilar Rahola mantuvo una entrevista con la Agencia AJN para repudiar la aparición de Isabel Peralta, una joven con discurso pro-nazi, en un programa de la televisión estatal española. “Se está normalizando que una chica, que tiene el cerebro podrido de odio y que defiende una ideología que masacró a millones de personas, se convierta en la estrella de los medios de comunicación”, destacó Rahola.

Isabel Peralta es una joven de 19 años que en febrero participó en una manifestación en un homenaje a la División Azul en Madrid y que protagonizó en público un discurso antisemita, declarando que “el enemigo es el judío”. Sin embargo, esta noche la televisión estatal “La Sexta” emitirá en el programa “Equipo de investigación”, conducido por Glòria Serra, una entrevista a Peralta.

“Los que tenemos voz pública tenemos que ser un observatorio permanente de los derechos fundamentales. En España el tema del siempre ha sido una asignatura pendiente, quizás no se ha hecho los deberes con las víctimas del fascismo español o del franquismo”, reflexionó Rahola.

“La primera alarma es que se puede salir a Madrid un domingo por la mañana y decir ‘los judíos son los culpables de los males del mundo, viva Hitler, viva el partido nazi’ y no tener ninguna denuncia penal”, agregó.

-Te has convertido en un termostato que, cuando hay cosas que no están en su debido lugar, tenemos a una mujer levantando una bandera y avisando. ¿Qué es lo que está pasando la difusión que se le da a una persona con discurso de odio? ¿Cómo lo estás viviendo en España con respecto en este momento?

-Yo creo que los que tenemos voz pública y, más ahora que existen las redes sociales, tenemos que ser un observatorio permanente de los derechos fundamentales. Es evidente que en el mundo hay muchísimas injusticias y uno no puede estar haciendo de vocero de esas injusticias permanentemente, pero cuando se trata del Holocausto yo soy inflexible. Porque yo creo que el Holocausto es la gran metáfora de la maldad a la que puede llegar el ser humano, es incomparable a cualquier otra cosa. Porque no solo fue un asesinato de millones de personas, fue una industria de exterminio. Y creo que la humanidad no había conocido algo así nunca.

Entonces ciertamente en el tema del y en el tema del Holocausto, soy una humilde observadora permanente y una denunciadora cada vez que se lo analiza, se lo ningunea, se niega incluso o se alienta todo ese tipo de ideologías. Desgraciadamente en España el tema del siempre ha sido una asignatura pendiente, quizás porque España no ha hecho los deberes con las víctimas del fascismo español o del franquismo. No podemos olvidar que el franquismo estuvo asesinando a líderes políticos desde 1939 hasta 1958, y después estuvo incluso más allá, porque Franco mató a cinco opositores el mismo año que moría. Pero sobre todo en los primeros tiempos del franquismo estamos hablando de alrededor de 150 mil víctimas cazadas, perseguidas y asesinadas.

De manera que estamos hablando de algo muy serio, y sin embargo España nunca ha hecho los deberes con esas víctimas de su etapa más oscura. Y además el franquismo, que fue la forma de fascismo, siempre sale impune ideológicamente. Hasta hace dos días Franco estaba en su mausoleo, pero lo hemos sacado muchas décadas después de que hubiera muerto.

 

De la misma manera que no hay una cultura de lucha contra el fascismo, porque se ha vertebrado en la cultura española de manera muy profunda y la prueba es que muchos de los franquistas estuvieron militando en partidos que después fueron democráticos, el nunca existió, nunca le interesó. No hay que recordar que Franco amparó a muchos líderes nazis y que fue un auténtico paraíso para asesinos nazis durante todo el tiempo que Franco los protegió, y por tanto, es algo que me preocupa.

Pero hasta este momento no habíamos vivido un resurgimiento del como tal, siempre ha habido extrema derecha en España y algunos tipos de fascismo, pero el abierto y frontal, ya sin máscaras y mostrando su amor por el tercer Reich y por Hitler, eso sinceramente yo no lo había vivido.

A partir de la manifestación que se hizo en Madrid hace unos meses, donde descubrimos a esta joven, a esta chica llamada Isabel Peralta, cuyo padre era un franquista, cuando descubrimos a esta mujer ya saltaron tres alertas. La primera es que no fue perseguida, es decir, ella sale en televisión, sale de una manifestación defendiendo a los fascistas españoles que fueron a luchar con los nazis en Stalingrado, declara de manera pública su odio a los judíos y los culpa, en un de manual, de los males del mundo y lo dice abiertamente: «Los judíos son lo malo, los judíos son los culpables, los judíos son los que hay que perseguir», etcétera.

Y no solo no le pasa nada, sino que la policía protege su manifestación. De hecho tal como está el código penal español en este momento, si yo llego a atacar verbalmente, aún así pueden acusarme a mí de delito de odio. Pueden decir: «Usted está defendiendo el asesinato» y podría incluso tener algún problema penal porque la ley está realmente vergonzosamente hecha, lo cierto es que la primera alarma es que puede salir en primera calle de Madrid un domingo por la mañana y decir: «Los judíos son los culpables de los males del mundo, viva Hitler, viva el partido nazi» y no tiene ninguna denuncia penal.

Lo segundo que puede ocurrir, es que se convierta en la estrella de los medios de comunicación, o al menos de algunos de ellos, que se dedican a saber: «¿Quién es esta chica?; ¿Quién es Isabel Peralta?; La nueva revelación del partido nazi» y nos quedamos tan tranquilos, como si fuera normal una chica que tiene el cerebro podrido de odio y que defiende una ideología que masacró a millones de personas, como si fuera muy interesante su vida o lo que piensa. Yo la he visto en la portada del periódico, en periódicos españoles, en en radios, etcétera.

Ante la alarma general y como somos muchos los que hemos denunciado este tema, empezó a moverse un poco el ruido y de golpe nos aparece becada por un grupo de neonazis alemán qué la envía a para estar unos meses con ellos. Incluso la hemos podido localizar en una manifestación qué se produjo en Hamburgo en y ahora de golpe aparece en un programa en una televisión tradicionalmente progresista, aunque me parece que progresista solo tiene el nombre, y anunciada de una manera sugerente y seductora: «La joven revelación nazi».

De golpe nos encontramos no solo con que la van a entrevistar y explicarnos ¿Quién es? ¿Y qué piensa? sino probablemente nos encontremos con qué en el programa van a decir que los judíos son malos, que pertenecen a la extrema derecha, pero el hecho es que la convierten en protagonista

-¿Y el establishment político ante esto?

-Es que no dicen nada, ese es el horror. Algunos dirigentes especialmente de la izquierda hicieron tweets, hicieron comentarios diciendo que era impresentable esta mujer, que no había que darle cobertura, pero no ha habido ningún escándalo, es decir, en España lo único que preocupa son los independentistas catalanes.

-Se ha visto a la embajada Israel al tanto del tema pero no de la comunidad judía en general, ¿no se sale directamente contra las autoridades nacionales como ocurriría en cualquier parte del mundo?

-Mayoritariamente las entidades judías en España siempre están muy calladas, intervienen muy poco, no es como en Argentina donde tienen una solvencia y una capacidad de interlocución muy importante. Hablamos de otro nivel.
En España, Cataluña ni en cualquier otro lugar, normalmente no se ve. Se ve el escándalo de algunos de nosotros, gente concreta que nos escandalizamos, pero la propia embajada creo que no entra en estos temas, y normalmente entidades judías muy pocas veces hablan. Me imagino que también no tienen suficiente fuerza como para mostrarse con más virulencia y por supuesto desde la perspectiva política, yo no he visto en ningún dirigente importante, al día de hoy, que estén escandalizado por la emisión de este programa.

-¿Y en la sociedad española qué dimensión tiene?

-Ninguna, yo creo que el está muy lejos de la sociedad española y sus evidentes, pero sin embargo la banalización del nazismo, la normalización de que haya gente que pueda defenderlo, eso sí, desgraciadamente ha crecido y aumentado muchísimo a medida que también creció la extrema derecha en España y yo estoy convencida de que este programa del viernes va a tener muchísima audiencia aunque sea por el morbo.

En el mundo en el que vivimos, que es un mundo de imágenes, va a tener más fuerza ella, y la normalización, y lo normal que suena que alguien que defiende a un tipo que creó una industria de exterminio para matar a todos los judíos de Europa, que por el camino mató a millones de personas más, sea normal que en una televisión, en prime time, te salga explicando sus razones y que no ocurra nada, que el consejo de administración de la televisión no se quiebre, que la presentadora no se niegue y diga ‘esto no lo hago’. Para mí eso es la demostración de que no importa, de que es un tema más.

Hoy alguien me decía: «También se entrevistan a asesinos, a narcotraficantes, eso es información». No es cierto, es evidente que en el periodismo uno puede entrevistar a un asesino, a un ladrón, incluso un narco y son gente malvada, sin ninguna duda, pero entrevistar a un defensor de una ideología que nos llevó a millones de muertos y a una industria de exterminio, eso no cabe, tiene que haber límites, porque entonces ya no hacemos información, hacemos propaganda.

Yo fui a Auschwitz con la gente de Marcha por la Vida. Esa era mi segunda vez, yo ya había estado previamente en campos de exterminio, había hecho el recorrido porque desde siempre tuve en este tema mucha sensibilidad, pero es evidente que una Marcha por la Vida te sacude interiormente, y yo aconsejo a todos los ciudadanos judíos o no judíos que hagan su Marcha por la Vida, porque es una sacudida emocional que te obliga a un compromiso moral y ético muy fuerte.

Mi alarma permanente con el tema del tiene que ver también con que soy europea y fue un auténtico cementerio. fue una constructora de muerte y no tenemos ninguna garantía de que no volvamos a las andadas. fue la cuna del nazismo, de manera que la tentación de ideologías totalitarias, ideologías bárbaras, están en nuestros genes y ahora que empiezan a ver nuevos populismos, nuevas extremas derecha y de golpe vuelve a haber un revival del tema del nazismo, como si no fuera tan importante, tan grave, todo esto me sacude interiormente, no solo por mi amor por los judíos, que ese es mi primer motivo, sino también porque soy europea y no quiero que nunca vuelva la ideología del mal.

4 COMENTARIOS

  1. Gracias, Pilar Rahola! Una vez mas te enfrentas con quienes quieren revivir el Nazismo, la tragedia mas terrible de la Historia. Como siempre mi apoyo completo.

  2. Pilar Rahola, siempre valiente y despierta. Toda su vida ha sido un modelo de mujer insobornablemente antifascista. Tiene Pilar toda la razón, todos tenemos que estar ahora muy vigilantes, los monstruos han vuelto con los mismos designios asesinos de siempre, y hoy más que nunca, tenemos que ser intransigentes en la defensa de los Derechos Humanos y de la libertad. Todos y cada uno de nosotros tenemos que seguir luchando, hasta que desaparezca de todo nuestro planeta esta pesadilla -nazifascismo, supremacismo, Racismo, Intolerancia religiosa, Judeofobia, y en definitiva etnicismo de cualquier tipo, tanto viejo como novísimo-, y para siempre!

  3. Totalmente de acuerdo . Un horror, un escándalo
    y despropósito dar tribuna a un discurso de odio de tal magnitud. Es vergonzoso, dar esoacios en cualquier medio de comunicación , para desparramar odio nazista, hacia un determinado sector de la poblacion española y mas aún que no haya sanción penal! Como es eso de que no haya sanción penal? Es un discurso de odio y antihistórico y ensalza la maldad y odio de un hombre despiadado. Adiós La Sexta , radios y entrevistadores!Adios, no hay 2a vez ni explicacion que valga!

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPavo enchilado a la mexicana
Artículo siguienteLa embajada de Israel en Chile se reunió con la candidata a Miss Universo
El mundo judío en español. Noticias de Israel y del mundo judío.