Diario Judío México - Uno de los retos del gobierno de es mantener la excelencia educativa de la cual han gozado varias generaciones de jóvenes israelíes y que en la última década se ha destacado con la obtención de varios premios Nobel, un Premio Fields (el equivalente del Nobel en las matemáticas) y tres premios Turing (equivalente en ciencias computacionales).

El sistema de educación superior israelí ha crecido en los últimos 20 años. En un país de 7.8 millones de habitantes, 48% de los graduados anuales del nivel medio, que son cerca de 300 mil estudiantes, acceden hoy en día a la educación superior. Ellos estudian en las 60 diferentes instituciones educativas, entre ellas las siete universidades de investigación, que se encuentran dentro de las 350 mejores universidades del mundo.

A pesar de estos datos tan alentadores, —al igual que muchos otros países— ha sufrido durante los años 2,000 la “fuga de cerebros” que se ha manifestado en la merma de la infraestructura educativa y de investigación e incluso en la disminución del cuerpo académico.

Tomando en cuenta este desafío, el gobierno y el Consejo de Educación Superior han asumido la reversión de esta tendencia como objetivo central de la agenda nacional. De este modo, en los últimos dos años, ha reconocido la importancia de fomentar la creatividad intelectual a largo plazo como estrategia de una científica que se beneficie del capital intelectual y lo aliente. Se ha desarrollado un programa multianual que prevé un incremento del presupuesto en 30% hasta 2016; la ampliación de la colaboración con centros internacionales de excelencia, tal como lo ejemplifica el programa conjunto del Technion con la Universidad de Cornell para la apertura de una filial en Nueva York, así como el reclutamiento del nuevo cuerpo científico y el programa I-CORE diseñado para la repatriación de científicos.

I-CORE, que son los Centros Israelíes de Investigación de Excelencia, encabezados por una comisión asistida de 11 líderes científicos e industriales en un vasto espectro de campos, intentan asegurar la ascendencia científica y académica de para las siguientes décadas. El propósito es el de crear diversos centros, que atraerán a científicos israelíes de reconocida trayectoria que se encuentran en prestigiosas instituciones del extranjero. Los primeros cuatro centros serán en los siguientes campos disciplinarios y temáticos: Fuentes de Energía Alterna (liderado por el Technion); las Bases Moleculares de las Enfermedades Humanas (liderado por la Universidad Hebrea de Jerusalén); Ciencias Cognitivas (liderado por el Instituto Weizmann); Ciencias Computacionales (liderado por la Universidad de ). Aunque cada investigador recibirá una beca por cinco años, en cada uno de estos ámbitos se fomentará el trabajo en equipo como principio rector. Los otros diez centros están planificados para 2012, y serán elegidos con base a proyectos en las áreas de ciencias exactas, ciencias naturales, ingeniería y medicina, ciencias sociales, artes, educación y leyes.

En el mundo global, con la circulación/migración de mano de obra, también la fuga de cerebros refleja la búsqueda de mejores condiciones tanto laborales como económicas. El reto que enfrentan los diferentes gobiernos es significativo, toda vez que la economía moderna depende en gran medida del capital humano. De acuerdo con análisis recientes, América Latina es la región de los países miembros de la OCDE que más exporta cerebros hacia otros países. Reconociendo el importante rol de la innovación en el desarrollo económico y social contemporáneo, el caso israelí puede ser un claro ejemplo de cómo enfrentar esta situación.

* Artículo publicado en la columna “Ideas mediterráneas” en Excelsior el 19 de enero, 2012. Rodica Radian-Gordon es Embajadora del Estado de en .

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.