La reciente visita del secretario de Estado norteamericano suscita no pocas preguntas. ¿Se origina en un sentimiento de nostalgia y afiebrada adhesión considerando las convicciones evangelistas que le modelan? ¿Es un gesto de solidario apoyo a la reciente ofensiva israelí contra puestos iraníes y sirias instalados en Damasco? ¿Llegó para escuchar la gratitud del gobierno de Netanyahu por la reciente   normalización de las relaciones con Baréin y Sudán? ¿Y por qué consideró atinado visitar una de las colonias productoras de vinos localizada en zonas militarmente administradas por ?

Tal vez la respuesta alude a una verosímil intención de Bibi en el caso de conducir al país a una cuarta puja electoral. Si tal posibilidad toma vuelo – lo sabremos en las próximas semanas – la anexión formal e irreversible de las colonias judías localizadas en Judea y Samaria podría convertirse en una firme promesa de Netanyahu en el caso de ser favorecido en este torneo. Promesa que, ciertamente, deberá contar con el apoyo – elocuente o silencioso – de los países que recientemente suscribieron acuerdos con y con palabras positivas del todavía residente de la Casa Blanca.

En cualquier caso, la apertura del 2021 conocerá algunos giros, y no sólo por las acertadas incursiones de Moderna.

 

2 COMENTARIOS

  1. De acuerdo con David Livne sin olvidar que lo hace también para darle alas a su amigo anaranjado quien pretende haber ganado las elecciones con menos de 7 millones de votos y eso sin trampas.

    • Vino a su ultima visita, para no volver jamas. Visita provocativa, superflua y dañina.
      Por supuesto es un gesto en apoyo de Bibi, ademas de un guiño a la base de el y su patron, los evangelistas y sus lunaticas ideas sobre el papel de Israel y los judios en "lo postrero de los dias"

      David Livne
      Rehovot

      Responder a Rose-Marie Samson Cancelar Respuesta

      A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

      A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
      Artículo anteriorUn Mundo de Hedonismo
      Artículo siguiente22 de noviembre de 1995: Shimon Peres se convirtió en el Primer Ministro de Israel por segunda vez
      Invitado por la UNAM llegué a México desde Israel en 1968 para dictar clases en la entonces Escuela de Ciencias Políticas y Sociales ( hoy Facultad). Un año después me integré a la CEPAL con sede en México para consagrarme al estudio y orientación de asuntos latinoamericanos. En 1980 retorné a Israel para insertarme en las universidades Tel Aviv y Bar Ilán. En paralelo trabajé para la UNESCO en temas vinculados con el desarrollo científico y tecnológico de América Latina, y laboré como corresponsal de El Universal de México. En los años noventa laboré como investigador asociado en el Colegio de México. Para más amplia y actualizada información consultar Google y Wikipedia.