Diario Judío México - Es el cuerpo como tal, el que registra todo aquello que sentimos, más es importante el reconocer cuando la sintomatología en de origen psicológica o física.

Por ejemplo, en el caso de un mal funcionamiento de la tiroides sus síntomas pueden ser mal diagnosticados como “depresión” y la persona ser medicada como depresiva y no se está resolviendo la causa original o sea física…

A su vez, cuando se presentan problemas de , estos pueden ser causados por:

  1. Enfermedad
  2. Drogas o alcohol
  3. Acumulación de estrés.
  4. Personalidad ansiosa.
  5. Trastornos mentales.

La psicológica aparece cuando la persona o grupo de personas sienten una amenaza a su estabilidad por ejemplo: hablar en público, entrevista de trabajo y otras.

La , como lo hemos visto puede ser desencadenada tanto por estímulos externos o situacionales como internos de la persona: pensamientos, sensaciones, imágenes.

La respuesta ansiosa está determinada por las características del sujeto y su circunstancia; es un mecanismo que facilita la relación tanto con el medio ambiente como consigo mismo/a como por ejemplo: evitar actividades o lugares que considera peligrosos, buscar apoyo o ayuda para resolver un problema.

El llegar tarde al trabajo o a una cita que importa y otras, pueden generar psicológica y lo esperado en que el sujeto evite dichas vivencias para evitar la , más en ocasiones, la se manifiesta dentro de límites que no alcanzan a manifestarse con sintomatología, siendo normales y en una mayoría de veces funcionales preparando al organismo hacia acciones dadas a las que se enfrentará. Más cuando se sobrepasan determinados límites, la se convierte en un problema de , el cual llega a problematizar a la persona que la sufre en lo laboral, en lo social y más.

El trastorno de se ha medido con dos parámetros: el sufrimiento y la incapacidad que genere, por ello ante cualquier problema de que vivan:

¡Llámenos, estamos para apoyarlo…¡

Fuente: Baeza Villarroel, J.C. (2008).

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.