Hasta hace un año y medio nuestra vida parecía tener cierta normalidad, acostumbrados a las rutinas de trabajo, familia, escuela. La vida cotidiana era un ir y venir de actividades, eventos culturales y sociales, reuniones, idas al supermercado, preparar comida, el tráfico, en combinación con la vida profesional.

Pero se vino la pandemia y con ella un cambio drástico en nuestra forma de vida, que todos hemos resentido, comencé a ver que mis alumnos por un lado tenían dificultades para adaptarse al entorno virtual, más por resistencia al cambio que por falta de capacidad y por otra a los pocos meses comenzaron dificultades económicas y en muchos casos pérdida de familiares -padres, abuelos, hermanos, tíos-, los cuestionamientos fueron inevitables ¿Cómo apoyarlos en lo emocional y lo académico? ¿Con qué herramientas cuento para hacerlo? ¿Cómo manejar mis emociones para apoyarlos mejor? ¿Cómo enfrentar esta nueva realidad y ayudarlos a tener esperanza y optimismo? ¿Cómo desarrollarlo para mí también?

En esa búsqueda llego a la Formación Internacional de Coaching Organizacional y  tres meses de formación me ha ayudado a  profundizar en el autoconocimiento, mediante lecturas, apoyos personalizados y sesiones generales, así como el desarrollo de coloquios para comenzar a poner en práctica lo aprendido. Lo que resulta en darnos cuenta de nuestros paradigmas, los modelos aprendidos y los mensajes que nos damos que impiden el crecimiento personal, profesional y avance en el proyecto de vida que nos hemos planteado, mismo que puede sufrir modificaciones al ser más conscientes de los porqué que nos llevaron a hacerlo de esa forma.

Algo que ha sido fundamental en este proceso es el acompañamiento que los coaches de la Formación, así como su disposición a resolver dudas cuando lo he requerido.

Así que, si estás buscando desarrollar tu potencial personal, liderazgo, generar una nueva fuente de ingresos y ayudar a otras personas a que lo desarrollen -alumnos, compañeros de trabajo, empleados-, la inversión de tiempo, dinero y esfuerzo, no tiene pierde en la Formación Internacional de Coaching Organizacional.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLudwig Guttman
Artículo siguienteIsrael debe centrarse en los judíos emigrantes de Brasil