Porque no se podía ir el 2019 sin contar esta gran historia…

Diario Judío México - En agosto de este año, el Dr. Muñoz recibió una llamada en horas de la madrugada. Era Fredy, padre de un niño de 15 años llamado Anyhelo. Le dijo desesperadamente que su hijo estaba con vómitos y dolores de cabeza intensos.

El niño Anyhelo Choque había sido llevado previamente a un centro de salud comunitario donde le hicieron exámenes de sangre y una ecografía abdominal debido a los constantes vómitos, le dijeron que su hígado estaba inflamado. El Dr. Muñoz, conociendo la conexión entre vómitos y dolor intenso de cabeza, en especial en el caso de un niño sano, sospechó un problema serio en el cerebro. De esta manera se recomendó que se le hiciera de emergencia una tomografía de cerebro. Unas horas más tarde se confirmó la presencia de un sangrado intracraneano, es decir un derrame cerebral. Afortunadamente, debido al lugar y el tamaño del derrame Anyhelo solamente tuvo como consecuencia algo de pérdida de la visión periférica. Fue evaluado por un primer neurocirujano que recomendó una cirugía de emergencia. Después, a solicitud del Dr. Muñoz, Anyhelo fue visto por el Dr. Gueider Salas, reconocido neurocirujano de la ciudad de Santa Cruz, quien muy amablemente aceptó evaluar al paciente sin cobrar honorarios. Se acordó con el Dr. Muñoz que el niño solamente necesitaba permanecer en observación por 24 horas.

Tomografía del sangrado de Anyhelo, el día del evento.
Anyhelo, su mama (Marta) y Veronica Morales (KIBS Bolivia) a punto de abordar el vuelo rumbo a .

Lamentablemente, en nuestro conocimiento, en Bolivia no existen neurocirujanos pediatras, es decir neurocirujanos que operen sólo y exclusivamente a niños. Además, el altísimo costo de la cirugía la hacía inalcanzable para los padres de Anyhelo.
Seguidamente, otra serie de eventos casi de manera milagrosa fueron suscitándose para Anyhelo, su familia y sus conocidos.

Primero, el Dr. Salas ayudó a que le hagan los estudios vasculares que necesitaba a un costo accesible, a través del Dr. Walter Gomez, quien sin cobrar honorarios lo atendió en un hospital local.

Posteriormente el Dr. Muñoz tomó contacto con el Dr. Amir Kershenovic, reconocido neurocirujano pediatra Méxicano, con quien tuvo el honor de trabajar en el hospital Geisinger Medical Center en Pensilvania, EEUU. y hoy Jefe de Neurocirugía Pediátrica en el Centro Médico Infantil Schneider en desde el año 2017.

Cabe mencionar que el Dr. Amir K. es graduado de la Facultad de de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la Ciudad de México. El Dr. Kershenovic le había comentado en otra ocasión de la existencia de una Fundación creada por él mismo llamada KIBS (Kids International Brain and Spinal Cord Surgery).

KIBS ofrece neurocirugías pediátricas gratuitas en para niños de países subdesarrollados sin acceso a neurocirugía pediátrica y sin recursos o capacidad para obtener dichos servicios en otra parte.

Anyhelo podía ser un candidato para tomar provecho de la misma, y terminados los exámenes pendientes, fue aceptado como paciente de tan maravilloso proyecto.

Anyhelo y su mama en el Avión, por primera vez.

El desafío en ese momento fue coincidir la disponibilidad de otros especialistas (anestesiólogos, neurólogos, y otros) en el Schneider Children’s Medical Center of  (https://www.schneider.org.il/eng) donde el Dr. Kershenovic trabaja. Luego de varias apresuradas semanas de organización se logró poner fechas para las cirugías, el 1 y 2 de septiembre.

En ese momento aparece otro ángel en la vida de Anyhelo, el excelentísimo cónsul de  en Bolivia, el Sr. Francisco Hubsch, quien con su equipo humano logró no sólo apresurar la otorgación de visas de Anyhelo y su mamá, sino que también tuvo la amabilidad y la consideración de ahorrarle los gastos del visado.

Anyhelo, su mama y el Dr. Amir Kershenovic antes de la cirugía.

Fue así que Anyhelo, su mamá Marta y otro miembro de la fundación KIBS en Bolivia, Verónica Morales, se embarcaron rumbo a  para esta delicada intervención, que fue terminada exitosamente y sin complicaciones en la fecha programada.

Para Anyhelo, además de estar hoy sano y fuera de riesgo, tuvo la oportunidad de viajar en avión por primera vez, de disfrutar del mar por primera vez, de conocer Tierra Santa, y un sinfín de experiencias y eventos que marcaron un antes y un después en su vida.

Anyhelo frente a la puerta principal del Schneider Children’s Medical Center of .

Es mediante este resumen que Muñoz Medical S.R.L (www.munozmedical.com) y el Dr. Mauricio Muñoz agradecen de manera formal y profundamente a todos los que ayudaron a ayudar en este proceso.

Finalmente agradecer especialmente a la fundación KIBS y sus filántropos, el Sr. Ariel y la Sra. Vicky Picker, quienes fueron imprescindibles para lograr la coordinación de la operación a través de Hila Wolbromski, co-fundadora de la fundación. También un infinito agradecimiento a todas las personas que de una u otra manera pusieron su grano de arena en esta excepcional historia.

Anghelo y el Dr. Kerhenovic, después de la cirugía.

En un futuro cercano, Muñoz Medical hará una presentación formal de la fundación KIBS y su filial en Bolivia, para poder seguir ofreciendo ayuda a pacientes como Anyhelo.

Como Información importante sobre El Dr. Amir Kershenovich se ha desempeñado como Jefe de Neurocirugía Pediátrica en el Centro Médico Infantil Schneider en desde el año 2017.

Es graduado de la Facultad de de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la Ciudad de México, y completó su residencia en Neurocirugía en el Hospital Beilinson, en el Centro Médico Rabin, en Petah Tikva, en el año 2006. Entre los años 2007-2009 completó una subespecialidad en neurocirugía pediátrica en el Centro Médico Infantil de Dallas, Texas afiliado a la Universidad de Texas Southwestern, EE. UU, y una segunda subespecialización en neurocirugía de epilepsia y funcional para desordenes del movimiento en la Universidad de Washington, Seattle, EE.UU. Además, entre los años 2014-2016, el Dr. Kershenovich completó una Maestría en Administración de Sistemas de Salud en la Universidad de Ohio, EE. UU.

Después de completar las subespecialidades en el año 2009, el Dr. Kershenovich fue nombrado director de la Unidad de Neurocirugía Pediátrica en el Hospital de Niños Janet Weis en el Centro Médico Geisinger, Pennsylvania, EE. UU., donde trabajó hasta finales del año 2017

Entre las cirugías que realiza el Dr. Kershenovich se encunetran:

  • craniotomias para la extirpación de tumores cerebrales complejos en niños
  • extirpación de tumores en la médula espinal
  • cirugía de epilepsia
  • malformación de Chiari y siringomielia
  • cirugía endoscópica para el tratamiento de hidrocefalia y quistes aracnoideos
  • instalación de válvulas de derivación (VP shunt)
  • cirugía para tratamiento de la espasticidad (rizotomía dorsal selectiva-SDR y bombas de baclofeno intratecal)
  • craneosistosis abierta y suturectomia asistida con ortesis craneal
  • craneoplastia
  • defectos de nacimiento de la columna vertebral, como espina bífida (incluyendo cirugía en útero) y liberación de médula anclada
  • reparación de encefalocele
  • cirugía de estimulación cerebral profunda para distonia y cirugía para el tratamiento de malformaciones vasculares como malformaciones arterio-venosa, cavernomas y Moya Moy