En siete años (marzo de 2015 a enero de 2022), el Estado portugués ha concedido la ciudadanía portuguesa a 56.685 descendientes de judíos sefardíes, según datos facilitados por el Ministerio de Justicia a la agencia de noticias LUSA .

aún tiene 80.102 solicitudes pendientes, por lo que el Registro Civil ha recibido un total de 137.087 solicitudes para adquirir la nacionalidad portuguesa en virtud de la Ley de Nacionalidad para Judíos Sefardíes desde marzo de 2015.

La nacionalidad portuguesa puede ser concedida a los descendientes de judíos sefardíes portugueses, que después de salir de , debido a la persecución religiosa mantuvieron vínculos con comunidades organizadas que eran típicamente portuguesas o las sinagogas españolas y portuguesas; o cuyas familias se han integrado en comunidades portuguesas y españolas, comúnmente conocidas como “sefardíes” y que usaban el idioma conocido como ladino; ya todos aquellos descendientes de judíos sefardíes portugueses que después de salir de Portugal, debido a la persecución religiosa, viajaron a lo largo y ancho y que mantienen una conexión emocional con Portugal y el judaísmo.

Han pasado casi siete años. La comunidad judía portuguesa creció un 1.000% y muchas familias sefardíes siguen preparándose para su viaje. Hay sinagogas llenas, hoteles y restaurantes kosher, un nuevo cementerio judío, la escuela judía portuguesa, el mayor centro de Jabad en Europa, nuevos museos judíos y del Holocausto, periódicos judíos y películas premiadas internacionalmente sobre la historia de los judíos en Portugal.

Suzanne Cohen, miembro de B’nai B’rith International Portugal, explica a PJN : “La ley está dirigida a más de 1 millón de personas, solo contando las familias tradicionales de las comunidades sefardíes del norte de África y el antiguo Imperio Otomano. Alrededor del 10% ha solicitado hasta ahora la ciudadanía, alrededor del 5% ha obtenido la ciudadanía y poco más de 7000 de ellos ya viven en Portugal. Para los antisemitas, esta es una invasión de judíos, es decir, la ley era una ‘ley de conveniencia’, una especie de memorial de la herencia judía, no se suponía que diera lugar a la vida judía y la cultura judía”.

Y añade: “Alrededor del 80 % de la población portuguesa son partidarios acérrimos de la ley, incluidos filosemitas, muchos miembros del Gobierno y el propio presidente de la República portuguesa.  vuelve a estar en el mapa judío. Esta comunidad judía sigue siendo una de las más pequeñas de Europa, pero tiene sangre portuguesa desde hace más de dos milenios. Este factor podría marcar la diferencia. Hay un nuevo mañana, sea lo que sea”.

La Comisión Europea anunció a principios de octubre de 2021 que se fomentará la vida judía en una Europa que albergaba a 9,5 millones de judíos antes de la Segunda Guerra Mundial y cuyos 1,5 millones restantes están abandonando el Viejo Continente.

Fuente: JNS Wire – 8 de febrero de 2022

Portugal ha concedido la ciudadanía portuguesa a 56.685 descendientes de judíos sefardíes