Diario Judío México - El fin de año es tiempo propicio para saldar cuentas, terminar trabajos, rescatar amistades, ordenar libreros o redondear artículos incompletos. A la última posibilidad dedico este Bucareli.

Poste restante era, no sé si todavía, un servicio prestado por el correo mediante el cual se guardaban en la oficina postal las cartas no recogidas por viajeros, personas sin domicilio o quienes las olvidaban. El fax, el mail y otros sistemas ultramodernos de comunicación han hecho obsoletas algunas costumbres, sobre todo si observamos que el correo mismo padece una agonía irremediable, presagio de nada bueno.

En dos de mis últimas colaboraciones se omitieron párrafos útiles para su mejor comprensión. Uno de ellos fue en la entrevista a Shimón Peres, Presidente de , recortada por la razón más periodística del mundo: escasez de espacio.

Le menciono la suspensión de investigaciones nucleares por Irán. ¿Cómo ve la posibilidad de un arreglo definitivo? Dijo:

“Creo que al final de cuentas sí, porque el mundo ha llegado a la conclusión de que los líderes de Irán representan un peligro para el resto del mundo, no sólo para . Irán es una combinación de varias cosas como la ambición nuclear. No la necesitan porque tienen suficiente gas y petróleo para uso civil, para energía. Las sanciones han tenido su efecto.

“Si el mundo no se convierte en un mundo global y seguimos matándonos, será muy difícil subsistir. Hay una diferencia entre ir hacia la guerra o ir hacia el desarrollo. Cuando uno va a la guerra tiene la necesidad de ganar. ¿Y qué significa ganar? Matar al otro.

“Cuando un país se inclina hacia el desarrollo tiene que competir. ¿Qué quiere decir eso? Tener éxito, y tener éxito no significa matar, sino al contrario: responder a las necesidades, a los deseos de los demás. Tenemos que entender que estamos en una nueva era en que no basta subir escalones, hay que volar.

“Los jóvenes están evolucionando en todo el mundo. Les dicen a sus padres: ‘Muchas gracias por haber invertido en nosotros, pero dejen de contarnos sus historias del pasado, no son ustedes tan grandes como dicen, miren qué tipo de mundo nos han dejado, lleno de guerras, de odio, de destrucción. Nosotros queremos un mundo distinto’. Y tienen derecho a ello”. Son conceptos inéditos del presidente Peres.

En el “Bucareli” pasado se omitieron algunas frases de mi discurso en la ceremonia de la escuela primaria donde estudié. Estas son:

“Aquí, en este patio, aprendí el Himno Nacional. A fines de 1934, tomó posesión, en diciembre, un nuevo Presidente llamado Lázaro Cárdenas.

“Se instituyó la educación socialista. El Artículo 3 de la Constitución decía: “La educación que imparta el Estado será socialista y tenderá a dar una imagen real y exacta del universo”. Era la norma básica de nuestra educación.

“Tal vez por eso nos enseñaron a cantar la Internacional. Era la época. La letra en español: ‘Arriba víctimas sangrientas, arriba todos a luchar, que sea la raza humana Soviet Internacional’. Eso cantábamos aquí.

“Y nos enseñaron La Marsellesa. Lo que no alcanzo a comprender es por qué en español y francés. Apenas sabíamos español y ya estábamos diciendo: ‘Allons enfants de la Patrie, le jour de gloire est arrivé’.

“Tuve en estos seis años los ecos de acontecimientos que marcaron el destino del mundo y de .

“Cuando entré al salón de primer año, entró a gobernar Alemania con todos los poderes de un dictador absoluto, Adolfo Hitler y se instaló el nazismo en gran parte de Europa. En 1935, un año después, otro dictador con la demencia de convertir a Italia en imperio invadió Abisinia a pesar de su heroica defensa encabezada por Haile Selassie.

“En 1936 un grupo de militares se levanta contra la República legalmente establecida en España, en una guerra que duró tres años y que llevó al poder a Francisco Franco. En 1938 nos conmovimos los alumnos del quinto año convocados por el presidente Cárdenas cuando expropió las compañías petroleras.

“En 1939 estalla la Segunda Guerra Mundial.

Y en 1940, termina el sexenio, que fue el primero después de los periodos de cuatro del Poder Ejecutivo, de Lázaro Cárdenas.

“Aquí aprendimos a leer, a escribir, a sumar, a restar, a multiplicar a dividir, pero más que nada aprendimos el valor de la camaradería, del compañerismo por encima de los orígenes y aquí tuvimos la suerte de que nuestros maestros fueran un orgullo y dejaran su huella en generaciones de mexicanos.

“Quiero hacer un reconocimiento afectuoso y lleno de gratitud al magisterio nacional. Recuerdo a cada uno de los maestros con el mayor afecto”.

Zurcidos estos parches entro más tranquilo al año próximo.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorSiria: emblema de la pugna sunismo-chiismo
Artículo siguienteCada uno con su Mandela