A partir de febrero, los solicitantes de ciudadanía también deberán demostrar su afiliación con el estado.

Si no se define la naturaleza de la afiliación, cualquier funcionario de las autoridades podrá decidir si el caso es aceptable.

Según la nueva legislación aprobada en el Parlamento portugués que entrará en vigor en 90 días, los solicitantes que busquen la ciudadanía deberán acreditar además de los requisitos actuales, una afiliación con el estado.

El parlamento aún no ha decidido cuál será la naturaleza de la conexión para demostrar una afiliación con Portugal, de acuerdo con la nueva legislación aprobada.

Portugal, que pertenece a la Unión Europea, aprobó una ley en 2015 según la cual los judíos de ascendencia sefardí podían obtener la ciudadanía con criterios relativamente indulgentes. Hasta el momento, la ley ha permitido que los descendientes de judíos deportados de España obtengan la ciudadanía europea sin renunciar a otra ciudadanía en su poder y sin importar su lugar de residencia actual. Muchos judíos de ascendencia sefardí de todo el mundo aprovecharon esta oportunidad y trabajaron por la ciudadanía portuguesa.

Hasta la nueva legislación, un solicitante de ciudadanía portuguesa tenía que demostrar que era descendiente de judíos de ascendencia sefardí, sin antecedentes penales y mayor de 18 años. No tenía que venir a Portugal, aprobar una prueba de idioma ni acreditar ninguna afiliación con el estado.

Los descendientes de deportados de España suelen ser aquellos cuya familia procedía de alguno de estos países: de Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Siria, Líbano, Turquía, Grecia, Bulgaria, Yugoslavia, Italia, Francia, Holanda, Inglaterra y más.

En cuanto al procedimiento, primero se requiere que el solicitante de la ciudadanía presente su solicitud a un comité de la comunidad judía en Portugal y demuestre su judaísmo y origen sefardí. Si el comité responsable de esto en la comunidad judía en Portugal llega a la conclusión de que su judaísmo y origen han sido efectivamente probados, emitirá al solicitante un certificado aceptable para las autoridades portuguesas. Este certificado debe presentarse junto con los documentos adicionales a las autoridades portuguesas para obtener un pasaporte europeo.

Ahora, a la luz de la nueva legislación, la solicitud de ciudadanía deberá demostrar además una afiliación con Portugal. También existe la posibilidad de que no se defina la naturaleza de la afiliación, y en esta situación cada funcionario de las autoridades podrá decidir si la prueba de la supuesta afiliación es aceptable o no.

Es importante tener en cuenta que el requisito de afiliación no se aplicará a cualquier persona que tenga tiempo de presentar una solicitud a las autoridades con anticipación. Por tanto, si estás indeciso o tienes familiares o amigos que estén interesados ​​en obtener la ciudadanía portuguesa, es recomendable iniciar pronto un trámite.

  • Adv. Etty Almagor representa y acompaña los trámites de ciudadanía en Portugal y España.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorNiñas y niños en riesgo
Artículo siguienteGoogle planea desplegar una red de fibra óptica entre Arabia Saudita e Israel