Qatar: más allá del fútbol

Por:
- - Visto 269 veces
Qatar: más allá del fútbol

Hace unos años, pocos mexicanos sabían que existía un país llamado Qatar. Hoy ese apelativo que en nuestra lengua española resulta extraño escribir con una Q no seguida de una u, está en boca de multitudes expectantes por presenciar el gran duelo mundial de futbol que se celebra cada cuatro años. Ahora mucha más gente sabe que Qatar es un pequeño país árabe en la zona del Golfo Pérsico, con frontera terrestre con Arabia Saudita.

Este pequeño emirato árabe y musulmán ha sido gobernado desde hace más de un siglo y medio por la familia Al Thani, y desde 2013 su soberano es el emir Tamim bin Hamad al Thani. Con tan sólo 11,500 kilómetros cuadrados de superficie, posee ricos yacimientos petroleros, además de ser la tercera mayor reserva mundial de gas natural. Su población total es de dos millones de personas, de las que sólo una décima parte tiene la condición de ciudadano, mientras que el resto es población flotante que entra y sale del país en función de cuestiones laborales.

La diferencia económica y de bienestar entre unos y otros es abismal, ya que mientras los ciudadanos disfrutan de un ingreso per cápita de los más altos del mundo, los demás distan de tener esa vida privilegiada, siendo a menudo víctimas de una explotación brutal, como lo muestra la alta cantidad de trabajadores migrantes que murieron al ser la mano de obra barata y carente de protección que construyó muchas de los estadios e instalaciones necesarios para el desarrollo del torneo futbolístico que está a punto de empezar.


Minky Worden, directora de iniciativas globales de Human Rights Watch declaró recientemente al respecto: “La Copa del Mundo atrae una inmensa atención de los medios de comunicación internacionales y de los aficionados, pero hay un lado oscuro del torneo que está eclipsando el futbol… el legado del Mundial de 2022 dependerá de si Qatar remedia con la FIFA las muertes y otros abusos que sufrieron los trabajadores migrantes y de ahora en adelante aplica las recientes reformas laborales aprobadas y protege los derechos humanos para todos en Qatar, no sólo para los aficionados y futbolistas visitantes”.

Human Rights Watch considera igualmente responsables de los abusos contra los trabajadores al régimen catarí y a la FIFA. A esta última por haber concedido la sede a este país por meras consideraciones de lucro y sin exigir ni establecer condiciones para la protección de los trabajadores que construirían la gigantesca infraestructura indispensable para albergar al certamen. Tampoco contempló la FIFA las preocupaciones sobre los derechos humanos de los periodistas, las mujeres y los miembros de la comunidad LGBTQ+ ni intervino para impedir tarifas de contratación ilegales, robo de salarios, lesiones y muertes entre el nutridísimo personal encargado de la ampliación del aeropuerto, la construcción de ocho estadios, un nuevo metro, numerosos hoteles y otras infraestructuras clave, cuyo costo en conjunto se elevó a 220 mil millones de dólares.

El gobierno de Qatar se ha empeñado en convertirse en una potencia turística, como lo ha hecho Emiratos Árabes, donde el atractivo de Dubái está siendo un poderoso imán para el turismo occidental. Ciertamente el Mundial de futbol se enmarca en ese proyecto, pero la prueba de si eso será posible consistirá justamente en lo que ocurra ahí durante el mes que durará el torneo. Los incidentes que amenazan con manchar la hospitalidad catarí están a la vista, ya que, de entrada, las restricciones impuestas a los visitantes sobre vestimenta, bebidas alcohólicas, comportamiento en público de las parejas, exhibición de símbolos religiosos, filmaciones, contacto físico entre personas y manifestaciones de euforia futbolera, presagian problemas desconocidos en el curso de las copas mundiales del pasado.

Así pues, no sólo existe expectativa por los resultados de los partidos y el desempeño de las distintas escuadras que se medirán en la cancha. Este Mundial nos depara, tanto a quienes asistan personalmente como a quienes observaremos desde la distancia lo que pase, información que irá más allá de lo deportivo. Conoceremos también qué tan fácil o difícil puede ser la interacción de culturas tan disímbolas en un espacio –Qatar– en el que la tolerancia a la diversidad es muy limitada y los derechos humanos, tal como se conocen en gran parte del mundo, no parten ahí en modo alguno, de las mismas premisas.

Comparte en Redes Sociales

Acerca de Esther Shabot Askenazi

Licenciada en Sociología egresada de la UNAM (1980), con estudios de maestría en Sociología en la UNAM y con especialización en Estudios Judaicos en la Universidad Iberoamericana. (1982-1985) Fue docente en la ENEP Acatlán, UNAM durante 10 años (1984-1994). Actualmente es profesora en diversas instituciones educativas privadas, judías y no judías.De 1983 a 1986 fue colaboradora semanal del periódico "El Nacional" tratando asuntos del Oriente Medio.Desde 1986 hasta la fecha es editorialista semanal en el periódico Excélsior donde trata asuntos internacionales.Es comentarista sobre asuntos del Medio Oriente en medios de comunicación electrónica.Publicaciones:"Los orígenes del sindicalismo ferrocarrilero". Ediciones El Caballito S.A., México, 1982.En coautoría con Golde Cukier, "Panorama del Medio Oriente Contemporáneo". Editorial Nugali, México, 1988.Formó parte del equipo de investigación y redacción del libro documental "Imágenes de un encuentro. La presencia judía en México en la primera mitad del siglo XX" publicado por la UNAM, Tribuna Israelita y Multibanco Mercantil, México, 1992.Coautora de "Humanismo y cultura judía". Editado por UNAM y Tribuna Israelita. José Gordon, coordinador. México, 1999.Coordinadora editorial de El rostro de la verdad. Testimonios de sobrevivientes del Holocausto en México. Ed. Memoria y Tolerancia, México, 2002.Redactora de la entrada sobre "Antisemitismo en México" en Antisemitism: A Historical Encyclopedia of Prejudice and Persecution". Ed. ABC CLIO, Chicago University, 2005."Presencia judía en Iberoamérica", en El judaísmo en Iberoamérica. Edición de Reyes Mate y Ricardo Forster. EIR 06 Enciclopedia Iberoamericana de Religiones. Editorial Trotta. , Madrid, 2007.Artículos diversos en revistas de circulación nacional e internacional.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículos Relacionados: