El es una actividad apasionante en la que primero se trabaja con uno mismo para mejorar nuestras habilidades de comunicación y liderazgo y si así se decide, para ayudar en este proceso a otras personas interesadas.

Es un proceso transformador en el que se trabaja a través del diálogo entre el coach (entrenador) y el coachee (entrenado). No es un proceso tradicional de enseñanza, el coach hará preguntas para que sea el mismo coachee quien vaya dando las respuestas. Algunos autores lo definen como “gestión del cambio personal”.

Se crean las condiciones para hacernos conscientes de que es lo que queremos, definir o redefinir nuestras metas; identificar nuestras emociones; identificar hábitos y creencias que necesitamos modificar para lograr nuestros objetivos e iniciar un proceso para desaprender y reaprender que nos lleve a crecer en lo personal y profesional.

Al hacer el trabajo personal podemos apoyar a otros que quieren salir de su zona de confort y desarrollar su potencial generando un gran impacto en sus vidas al adquirir mayor confianza en sí mismos, en sus capacidades y en sus fortalezas.

Puedes formarte como coach solo por desarrollo personal, como apoyo a tu actividad actual -docente, empresario, ejecutivo, comerciante- o bien como una nueva opción profesional que te permita incrementar tus ingresos.

¿Te atrae la idea de convertirte en coach, vivir mejor y ganar más?

Puedes formarte como coach internacional en línea, más información aquí

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUna hoja al viento
Artículo siguientePeriodistas sauditas animan a la judoca local Al-Qahtani a que se presente y enfrente a su oponente israelí