Diario Judío México - El Seguro Popular es una política de Estado que funciona legalmente desde 2004. A través de un aseguramiento público y voluntario, financia servicios de salud en a personas que carecen de empleo, trabajan por cuenta propia y no son derechohabientes de ninguna institución de seguridad social. Las personas afiliadas al Seguro Popular pueden recibir servicios médico-quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios para satisfacer de manera integral sus necesidades de salud.

Actualmente, el Seguro Popular ofrece una cobertura de 275 intervenciones médicas en el primer y segundo nivel de atención, de las que derivan mil 400 enfermedades. Es decir, el Seguro Popular financia la cobertura del 100 por ciento de los padecimientos por los que se acude a centros de salud, 95 por ciento de aquellos que requieren hospitalización y 56 intervenciones -de 110- de alta especialidad, como son:

  • Todos los tipos de cáncer en menores de 18 años
  • Cáncer cérvico-uterino
  • Cáncer de mama
  • Trasplante de médula ósea
  • Linfoma no Hodgkin o cáncer ganglionar
  • Tumor testicular
  • Cataratas (congénita o en adultos)
  • Trastornos quirúrgicos congénitos y adquiridos,
  • Cuidados intensivos neonatales
  • VIH SIDA
  • Infarto agudo al miocardio en menores de 60 años
  • Trasplante de córnea
  • Hemofilia en menores de 10 años
  • Enfermedades lisosomales (impiden procesar el azúcar y las proteínas), también en menores de 10 años, y
  • Cáncer de próstata

En términos de frecuencia este listado de padecimientos representa más del 80 por ciento de las 50 enfermedades de alta especialidad que faltan por cubrir, y sólo representan el 20 por ciento en términos de frecuencia.

Los beneficios que el Seguro Popular otorga a sus afiliados se amplían gradualmente conforme a un

análisis de costo-efectividad, la disponibilidad de recursos sobre todo y la aceptación social. La incorporación de nuevas enfermedades y servicios médicos se establece de acuerdo a los cambios epidemiológicos y al desarrollo tecnológico y se va actualizando periódicamente, previa aprobación y autorización del Consejo de Salubridad General de la Secretaría de Salud, el cual determina y emite las disposiciones en esta materia.

El Seguro Popular aminora los gastos en el renglón de salud de las familias mexicanas afiliadas y da cabal cumplimiento al artículo 4° de la Constitución –la garantía de protección a la salud. De ahí, su importancia.

Afiliación

Las personas interesadas en incorporarse al Seguro Popular deben acudir a alguno de los Módulos de Afiliación y Orientación (MAO’s), ubicados en centros de salud y hospitales. Para conocer la dirección del módulo más cercano al domicilio que le convenga, llame al 01 800 717 25 83 o consulte el Directorio de Módulos de Afiliación y Orientación en la página www.seguro-popular.gob.mx

Incorporarse al Seguro Popular es muy sencillo; sólo hay que residir en territorio nacional, no ser derecho-habiente de ninguna institución de seguridad social como el IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, Semar, SNDIF u otro. De ser el caso, cubrir la cuota familiar. De acuerdo a su condición socio-económica, algunas familias y/o personas pagan una cuota de afiliación anual, la cual puede diferirse en tres pagos. En los Módulos de Afiliación y Orientación se realiza la evaluación correspondiente a cada familia que solicita su admisión y se determina si por su condición socioeconómica ingresa al régimen no contributivo, o al de cuota familiar que debe cubrir.

Las cuotas familiares del Sistema de Protección Social en Salud (SPSS), cuyo brazo operativo es el Seguro Popular, publicadas el 15 de febrero de 2011 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y que se mantienen vigentes para el presente ejercicio fiscal son:

CUOTAS VIGENTES

Decil de Ingreso

Cuota anual familiar (en pesos)

I

0.00

II

0.00

III

0.00

IV

0.00

V

2 mil 75

VI

2 mil 834

VII

3 mil 648

VIII

5 mil 650

IX

7 mil 519

X

11 mil 379

Dentro del régimen no contributivo se considera a las familias o personas de más bajos de ingresos. Por ejemplo, a las familias beneficiarias de algunos de los programas de combate a la pobreza extrema del Gobierno Federal como el Programa Oportunidades. Las personas mayores de 18 años que se afilien de manera individual, aportan el equivalente al 50 por ciento del monto de la cuota familiar que corresponda al decil de ingresos en que sea ubicado.

La documentación que es necesario presentar, en original y copia, al momento de afiliarse es:

  • Comprobante de domicilio reciente, de no más de 2 meses.
  • CURP o acta de nacimiento de cada integrante de la familia. En el caso de los recién nacidos se puede entregar el certificado de nacimiento, y
  • Una identificación oficial con fotografía del titular de la familia.
  • Estudiantes de 18 y 25 años de edad, deben proporcionar, además de lo anterior, constancia de estudios.
  • Las embarazadas tendrán que mostrar su diagnóstico de embarazo para que se les pueda incorporar a la estrategia Embarazo Saludable.
  • Las familias que ya sean beneficiarias de algún programa de combate a la pobreza extrema del Gobierno Federal, deberán presentar el documento que contenga el número de folio del beneficiario.

De no contar con uno o varios de los documentos antes mencionados, el interesado podrá afiliarse temporalmente hasta por 90 días, periodo durante el cual deberá acreditar el o los documentos faltante(s); en caso contrario, su solicitud de ingreso será cancelada.

Las personas afiliadas al Seguro Popular recibe atención médica; consultas y medicamentos en el centro de salud que les corresponda u hospitales de la región donde vivan, o bien, en las unidades médicas de la Red de Servicios del Seguro Popular, sin pagar al momento de recibir los servicios. Durante el período de vigencia de su póliza, ésta indica el ciclo de validez, así como el nombre del titular de la familia, los beneficiarios y el decil o nivel de ingresos. Cuando el médico lo indica, también tienen acceso a consultas de especialidad, cirugía(s), internamiento, estudios de laboratorio y gabinete.

Los afiliados pueden acudir al gestor(a) de Servicios de Salud, quien les orientará sobre la atención médica a la que tienen derecho y disipará sus dudas al respecto. Pregunte por él en el hospital al que acuda.

Las familias afiliadas al Seguro Popular se integran por:

  • El titular, que puede ser: El o la cónyuge, la concubina o concubinario, el padre y/o madre unidos en vínculo matrimonial o concubinato.
  • Los hijos menores de edad.
  • Los menores de edad que formen parte del hogar y tengan parentesco de consanguinidad.
  • Los hijos solteros de hasta 25 años que prueben ser estudiantes.
  • Los hijos discapacitados dependientes.
  • Los ascendientes directos mayores de 64 años, dependientes económicos y que vivan en el mismo hogar.
  • Toda persona que aun no teniendo parentesco de consanguinidad con el titular, habite en la misma vivienda, sea dependiente económico, menor de 18 años o discapacitado de cualquier edad; o bien, dependiente económico soltero, de hasta 25 años, que pruebe ser estudiante.

Contacto

Si requiere mayor información, desea presentar alguna queja por inconformidad en el servicio, así como sugerencias, agradecimientos o cualquier orientación adicional que requiera, el Seguro Popular pone a su servicio el 01 800 71 725 83, [email protected] o la página: www.seguro-popular.gob.mx

Convenio de portabilidad 32 por 32

En octubre de 2009 se firmó el convenio de portabilidad 32 por 32 con los Servicios Estatales de Salud (SESA) denominado: “Convenio de colaboración y coordinación en materia de prestación de servicios médicos y compensación económica, entre las 32 entidades federativas, para la atención de los beneficiarios del Seguro Popular”.

Gracias a este convenio, las personas afiliadas al Seguro Popular pueden recibir servicios médicos en entidades federativas diferentes a la de su residencia, sea porque éstos no se proporcionan en el estado donde residen, por razones de distancia o tiempo de traslado, si es que se encuentran en tránsito, o por urgencia médica.

La portabilidad en materia de servicios de salud del Seguro Popular representa un paso importante hacia la cobertura universal de salud y garantiza, a los afiliados del Seguro Popular, atención oportuna a través de la prestación de servicios médicos dentro del territorio nacional.

Derechos de los afiliados al Seguro Popular

1. Recibir, bajo ningún tipo de discriminación, los servicios de salud: medicamentos e insumos esenciales requeridos para el diagnóstico y tratamiento de los padecimientos cubiertos en la red de unidades médicas del Seguro Popular.

2. Recibir servicios integrales de salud.

3. Acceso igualitario a la atención.

4. Recibir trato digno, respetuoso y atención de calidad.

5. Recibir los medicamentos que sean necesarios y que correspondan a los servicios de salud.

6. Recibir información suficiente, clara, oportuna y veraz, así como la orientación necesaria respecto a la atención de su salud e igualmente sobre los riesgos y alternativas de los procedimientos diagnósticos, terapéuticos y quirúrgicos que les sean indicados o aplicados.

7. Conocer el informe anual de gestión del Sistema de Protección Social en Salud.

8. Contar con expediente clínico.

9. Decidir libremente sobre su atención.

10. Otorgar su consentimiento válidamente informado y rechazar, en su caso, tratamientos o procedimientos.

11. Ser tratado con confidencialidad.

12. Contar con las facilidades para obtener una segunda opinión.

13. Recibir atención médica en urgencias.

14. Recibir información sobre los procedimientos que rigen el funcionamiento de los establecimientos para el acceso y obtención de servicios de atención médica.

15. No cubrir cuotas de recuperación específicas por cada servicio que reciba.

16. Presentar quejas ante los Regímenes Estatales de Protección Social en Salud (REPSS), o ante los Servicios Estatales de Salud, por la falta o inadecuada prestación de servicios, así como recibir información acerca de los procedimientos, plazos y formas en que se atenderán las quejas y consultas.

17. Ser atendido cuando se inconforme por la atención médica recibida.

Obligaciones de los afiliados al Seguro Popular

1. Adoptar conductas de promoción de la salud y prevención de enfermedades.

2. Hacer uso de la póliza, documento de naturaleza personal e intransferible, para acreditarse como beneficiario y presentarla siempre que se requieran servicios de salud

3. Informarse sobre los procedimientos que rigen el funcionamiento de los establecimientos para el acceso y servicios de atención médica.

4. Colaborar con el equipo de salud, informando verazmente y con exactitud sobre sus antecedentes, necesidades y problemas de salud.

5. Cumplir las recomendaciones y prescripciones del tratamiento o procedimiento general al que haya aceptado someterse.

6. Informarse acerca de los riesgos y alternativas de los procedimientos terapéuticos y quirúrgicos que le sean indicados o aplicadod, así como los procedimientos de consultas y quejas.

7. Cubrir oportunamente las cuotas familiares y reguladoras que, en su caso, le sean fijadas.

8. Dar un trato respetuoso al personal médico, auxiliar y administrativo de los servicios de salud, así como a los otros usuarios y sus acompañantes.

9. Cuidar las instalaciones de los establecimientos de salud y colaborar en su mantenimiento.

10. Hacer uso responsable de los servicios de salud.

11. Proporcionar de manera fidedigna la información necesaria para documentar su incorporación al Sistema de Protección Social en Salud y para la definición del monto a pagar por concepto de cuota familiar.

12. Acudir al Módulo de Afiliación y Orientación en caso de necesitar alguna modificación y/o actualización en los datos de su póliza de afiliación, tales como cambio de domicilio, incorporación o baja de un integrante de la familia, cambio en la seguridad social de algún miembro, u otro.

El Seguro Popular y los migrantes

El Seguro Popular, preocupado por la salud de los migrantes mexicanos que trabajan en Estados Unidos y cuyas familias se quedan a vivir en , también promueve la afiliación de este grupo poblacional para que tengan acceso a servicios públicos de salud en nuestro país.

En virtud de que la salud es un derecho fundamental, todos los mexicanos que trabajan en Estados Unidos y sus familias radicadas en , pueden recibir atención médica a través del Seguro Popular, en cualquiera de las 32 entidades federativas de la República Mexicana.

Con el Seguro Popular la protección de la salud ya no es un problema para los migrantes que anteriormente no tenían garantizado este derecho. Ahora, cuando visiten o se regresen a , podrán atenderse en clínicas y hospitales públicos tanto federales como estatales y así estar protegidos.

El Seguro Popular extiende su financiamiento para que los familiares de quienes buscan trabajo en el país vecino, también puedan acceder a los servicios médicos dentro del territorio nacional. De esta manera, los migrantes tendrán la tranquilidad de que si algún integrante de su familia radicado todavía en enferma, contará con la atención médica necesaria que cubre el Seguro Popular.

En los consulados de México en Estados Unidos se han instalado Ventanillas de Salud en las que, además de solicitar información sobre cómo funciona el Seguro Popular, la cobertura de enfermedades y los servicios médicos, los migrantes puedan pre-afiliar a su familia residente en México. La familia queda obligada a concluir el trámite de afiliación en el estado de la República donde resida.

Los consulados mexicanos disponen de cómics, carteles informativos y videos para difundir, entre nuestros connacionales, esta política pública.

El Seguro Popular trabaja a favor de la salud, la economía y el bienestar de los mexicanos y gracias a ello, ahora también la salud de los migrantes mexicanos está protegida.

Consulta Segura

El Seguro Popular busca fomentar la prevención de la salud y cambiar de una cultura curativa a una preventiva, para lo cual implementó la Consulta Segura, enfocada a fortalecer la salud de los mexicanos.

A través de un chequeo básico se puede identificar el perfil epidemiológico y de riesgo de las personas afiliadas al Seguro Popular que acuden a la Consulta Segura, con la finalidad de atender las principales complicaciones que tengan en su salud.

El objetivo de esta estrategia, implementada en 2011 por el Seguro Popular, es fomentar cambios de hábitos en la población mexicana a favor del cuidado, conservación y mejoramiento de la salud para con ello reducir el número de muertes por enfermedades no transmisibles, como diabetes, cardiopatías, hipertensión, obesidad, cáncer u otros padecimientos.

El Seguro Popular tiene por meta lograr la transformación y demanda de los servicios de salud en el país, porque la inversión que se haga en materia de prevención de enfermedades será siempre mucho menor a los gastos que requiere un tratamiento, sobre todo en etapas avanzadas, de cualquier enfermedad.

El Seguro Popular recomienda a los mexicanos acudir al médico no sólo cuando se sientan mal, si no realizar visitas periódicas para el control de su peso, así como para conocer y equilibrar, en su caso, sus niveles de colesterol y glucosa.

Una dieta sana y la práctica de ejercicio pueden mejorar la calidad de vida y los años productivos de muchos mexicanos y el Seguro Popular promueve la prevención de enfermedades y el derecho a la salud entre sus afiliados.

Consulta Segura

Modelo de Desarrollo de Habilidades para la Vida

El Seguro Popular expande su Modelo de Desarrollo de Habilidades para la Vida entre los diferentes estados de la República por la trascendencia que éste tiene al fomentar la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Asimismo, capacita para prevenir la muerte de cuna y promueve el desarrollo cognitivo en los niños.

La lactancia materna favorece una adecuada nutrición en los recién nacidos y además los protege contra ciertas enfermedades: aminora el peligro de infecciones en los oídos, la diabetes infantil, las enfermedades diarreicas, los problemas alérgicos, entre otros. Adolescentes que en su momento fueron alimentados con la leche de su madre, reducen el riesgo de padecer obesidad hasta en 40 por ciento. Además, el beneficio para las madres que amamantan también es importante porque reduce también en 40 por ciento el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Por otra parte, los niños que duermen boca abajo tienen de 1.7 a 12.9 veces más riesgo de fallecer por el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, mejor conocido como muerte de cuna, comparados con los niños que duermen boca arriba. Bebés que duermen de lado tienen el doble de riesgo para presentar la muerte de cuna y mayor posibilidad de girar hacia la posición boca abajo, que los que duermen boca arriba. Cuando el pequeño gira de la posición de costado a la posición boca abajo, el riesgo de muerte de cuna puede incrementarse hasta 45 veces.

En los últimos 20 años, más de 40 países alrededor del mundo han implementado campañas que promueven la posición boca arriba para dormir y han logrado disminuir hasta en 50 por ciento la incidencia de la muerte de cuna. De ahí la importancia de que el Seguro Popular inculque esta práctica a través de su Modelo de Desarrollo de Habilidades para la Vida, porque dormir a los bebés boca arriba puede evitar hasta mil 500 decesos por muerte de cuna al año.

La estimulación temprana en niños menores de dos años les genera un óptimo desarrollo físico y mental.

Este modelo, que también se denomina “Yo quiero, yo puedo darte pecho, dormirte boca arriba y jugar contigo”, consiste en capacitar al personal de salud de todas las entidades federativas a través de talleres grupales con técnicas vivenciales y participativas que les proporcionen herramientas para generar un desarrollo integral saludable en los niños, desde que nacen hasta que alcanzan el año de vida.

Estrategia Embarazo Saludable del Seguro Popular

Las embarazadas carentes de seguridad social en salud pueden proteger su salud y la de su bebé afiliándose al Seguro Popular, sin considerar el tiempo de gestación que tengan.

Más del 99.8 por ciento de las embarazadas afiliadas al Seguro Popular no pagan nada por los servicios médicos que reciben.

A través del Seguro Popular las embarazadas reciben atención prenatal, de parto y puerperio fisiológico o cuarentena, así como atención de cesárea y puerperio quirúrgico.

En caso de alguna complicación, las embarazadas afiliadas al Seguro Popular tienen derecho a recibir diagnósticos y tratamientos por: amenaza de aborto, parto pre término, legrado uterino terapéutico por aborto incompleto (hemorragia e infección), pre-eclampsia y eclampsia (presión arterial alta y ataques convulsivos durante el embarazo), cirugía por embarazo ectópico (fuera de la matriz), placenta previa o desprendimiento prematuro de placenta. Enfermedad trofoblástica (complicación del embarazo debido a la mala anidación del embrión en la matriz), hemorragia obstétrica puerperal (sangrado vaginal días después del parto), reparación uterina (desgarre de la matriz), infección de episiorrafía o herida quirúrgica obstétrica (infecciones en heridas derivadas del parto) pelviperitonitis y endometritis puerperal (infecciones después del parto).

Porque la salud de los bebés comienza desde la gestación, el Seguro Popular los protege financiando el estado de salud de las futuras madres. Posteriormente, el recién nacido podrá acceder a los servicios del Programa Seguro Médico para una Nueva Generación.

Seguro Médico para una Nueva Generación

El Programa Seguro Médico para una Nueva Generación es parte del Sistema de Protección Social en Salud y su principal objetivo es proteger la salud de los niños mexicanos. Este seguro ofrece atención médica integral a los niños desde que nacen hasta que cumplen cinco años de edad y también garantiza la afiliación inmediata de toda la familia.

Con el Seguro Popular todos los niños nacidos a partir del 1º de diciembre del 2006, no derechohabientes de algún sistema de seguridad social, tienen cobertura total en salud (estudios de laboratorio y gabinete, medicamentos, atención médica y acciones preventivas). El Seguro Popular busca mejorar la salud y evitar la discapacidad y muerte en los niños desde el momento de su nacimiento.

Porque uno más de los objetivos del Seguro Popular es mejorar la salud de los niños mexicanos, evitando su discapacidad y reduciendo la tasa de mortalidad infantil a través del acceso a servicios de salud preventivos, curativos y de rehabilitación, los infantes están protegidos de las enfermedades que se presentan en los primeros cinco años de vida y más que nada durante el primer año.

Para el Seguro Popular la salud de los niños es uno de los factores más importantes en el desarrollo de toda sociedad. La buena salud de ellos influye de manera positiva en su rendimiento educativo, tiene un efecto significativo en su capacidad productiva durante la edad adulta y determina sus condiciones futuras. De ahí la importancia de su protección y aseguramiento en salud a través del Programa Seguro Médico para una Nueva Generación del Seguro Popular.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorMax Aub, Prosista, poeta y dramaturgo
Artículo siguienteDescanse en paz Nuestro Amigo el Ing. Mario Nudelstejer Toiber Z”L
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.